México

México

Impresionantes hallazgos en Teotihuacan

0
Dos de las impresionantes esculturas halladas en Teotihuacan. Fotos: Héctor Montaño |INAH
Dos de las impresionantes esculturas halladas en Teotihuacan. Fotos: Héctor Montaño | INAH

El impresionante pasado de México sigue siendo revelado a las generaciones del siglo XXI, gracias al incesante trabajo de los arqueólogos. Uno de los descubrimientos arqueológicos más recientes es producto de un largo trabajo en un túnel de dos mil años antigüedad en Teotihuacán, México. Excavaciones recientes han traído a la luz miles de nuevas reliquias así como el hallazgo de tres cámaras que podrían contener hallazgos más sorprendentes.

Teotihuacan fue fundada alrededor del año 100 antes de Cristo. Teotihuacan dominaba el centro de México hasta el año 750 después de Cristo. En su apogeo, alrededor de la primera mitad del primer milenio de nuestra era, constituía la ciudad más grande de la América precolombina, con una población estimada en 125 mil habitantes, por lo que era la sexta ciudad más grande en el mundo en ese momento. Comenzó como un centro religioso y llegó convertirse en la ciudad más vibrante en el Nuevo Mundo. Es ampliamente conocida por sus pirámides mesoamericanas con una arquitectura de gran significado y sus compuestos complejos residenciales multifamiliares.

Teotihuacán es hoy en día uno de los más importantes sitios arqueológicos en las afueras de la ciudad de México, donde los investigadores no cesan de aprender acerca de esta extraordinaria ciudad antigua y sus pobladores.

Durante las más recientes exploraciones del llamado proyecto Tlalocan, se descubrieron las tres cámaras que se encuentran bajo el Templo de la Serpiente Emplumada, en Teotihuacan.

Un breve recuento de los trabajos que comenzaron hace 12 años con un hecho fortuito, explica que una mañana de octubre las intensas lluvias dejaron abierta una oquedad de 83 centímetros, frente al Edificio Adosado de La Ciudadela.

Información del Instituto Nacional de Antropología e Historia señala que se “trataba en realidad de un tiro de 15 metros de profundidad que conducía a un túnel de aproximadamente 120 m de longitud, hasta llegar bajo el Templo de la Serpiente Emplumada. Los arqueólogos del INAH se encuentran ahora en el metro 103, donde descubrieron la abundante ofrenda que abarca 4 m de ancho y 8 m de largo.

“Localizada a 18 metros de profundidad, esta ofrenda, la número 48, es el anuncio de que algo muy importante se encuentra dispuesto dentro de las grandes tres cámaras que le suceden (de 3-4 m de ancho y más de 4 m de altura), quizá los restos de personajes ligados a la estructura de poder de Teotihuacan, comentó el arqueólogo Sergio Gómez Chávez.

“La ofrenda estaba compuesta por cuatro esculturas antropomorfas de piedra verde, de 65 cm, decenas de grandes caracoles (algunos de 55 cm de longitud) procedentes del Golfo de México y el Mar Caribe, miles de cuentas de diversos materiales, jade importado de Guatemala, pelotas de hule, huesos y restos de pelo de grandes felinos, esqueletos de escarabajos, discos de pirita y una caja de madera que contenía decenas de conchas trabajadas.

“Conforme vamos avanzando en el trabajo de exploración, las ofrendas van siendo cada vez más numerosas, ricas y variadas”, expresó. Aparte del más reciente depósito, en los últimos tramos del túnel se han recuperado “más de 4 mil objetos de madera en perfecto estado de conservación, más de 15 mil semillas de diferentes plantas y restos de piel, posiblemente humana, que se someterá a análisis”.

“Cabe mencionar —anotó— que toda esta actividad ritual se realizó hacia 150- 200 d.C., en la fase Miccaotli, cuando se modificó en tres grados toda la traza de Teotihuacan, para lo cual se derrumbaron estructuras previas. En el caso de La Ciudadela se han encontrado vestigios de una pirámide previa al Templo de la Serpiente Emplumada, así como de una cancha de Juego de Pelota de 137 m de longitud, a 100 m de la entrada del túnel.

“Tenemos todas las evidencias que corroboran que la Ciudadela era utilizada como un santuario para recrear no sólo los mitos de la creación original, sino también con fines políticos. Seguramente las estructuras de poder utilizaban este espacio para justificar su ejercicio”.


Video relacionado

Porfirio Díaz: Poder, paz, y progreso

0
La capital de México se convirtió en un lugar para ser visto, un sólido y silencioso testimonio a la grandeza del líder mexicano que había logrado mucho. Un mundo enamorado con el orden, el progreso y la prosperidad estaba presto para alabar a Díaz y su obra.
La capital de México se convirtió en un lugar para ser visto, un sólido y silencioso testimonio a la grandeza del líder mexicano que había logrado mucho. Un mundo enamorado con el orden, el progreso y la prosperidad estaba presto para alabar a Díaz y su obra.

Del texto de Stanley R. Ross (traducido y adaptado por Eduardo Barraza)

Primera de tres partes

Comenzando en 1876, Porfirio Díaz gobernó a México por 31 años, 27 de ellos consecutivamente. Su régimen representa el trasfondo social inmediato de la Revolución Mexicana. Esto es verdadero no solamente en el sentido cronológico, sino también en términos de los orígenes del levantamiento armado. El régimen de Díaz sirvió como un escenario propicio para el agravamiento de los profundamente enraizados reclamos del pueblo y la introducción de nuevos malestares sociales. Y fue como un golpe fuerte en contra de un régimen político que la primera fase de la Revolución fue lanzada. Una vez que la fachada del viejo régimen fue quebrantada políticamente, el camino estuvo abierto para una reforma social y económica. La descripción del régimen de Díaz parte de una biografía de Francisco I. Madero, iniciador de la primera fase  de la Revolución Mexicana.

El régimen de Díaz marca un cambio sorprendente en el ritmo de la vida de la nación mexicana. La violenta irregularidad de los asuntos políticos dio paso al ritmo constante de lo que parecía una perpetua continuación de Díaz en el poder. Mientras que la política estaba controlada, el desarrollo económico de la nación era acelerado, con rapidez y por la fuerza. El gobierno de Porfirio Díaz fue el milagro económico del México del siglo XIX.

Desde el logro de su independencia, México había sufrido de caos. Los gobiernos previos a 1876 duraron menos de un año en promedio, y solamente dos administraciones completaron su periodo prescrito constitucionalmente. El gobierno, como una institución confiable y regular, había desaparecido, y el progreso económico había sido limitado. En contra de este trasfondo, el régimen de Díaz apareció milagrosamente. Díaz había llegado al poder, en conformidad con el patrón de la política mexicana desde la independencia, a través de la violencia y el poder militar. Como había sucedido antes con mucha frecuencia, la constitución había servido como justificación para una revolución enraizada en la ambición del poder y el estatus político.

Una vez en control, Díaz luchó para dar a México paz y estabilidad interna. Donde otros presidentes no habían podido mantenerse ellos mismos en el cargo político, Díaz procedió a gobernar por 31 años, los últimos 27 en forma consecutiva, como se apuntó anteriormente. Donde bandidaje, revolución y guerra habían sido previamente la constante, la nueva era fue perturbada solamente por brotes esporádicos, los cuales fueron rápidamente y eficientemente eliminados. El segundo objetivo de Díaz, después de la paz, fue su lema de “nada de política y mucho de administración”. Traducida a la práctica, la frase advertía que ninguna intromisión de oposición sería tolerada. A cambio se ofreció la promesa de un gobierno eficiente trayendo orden, progreso, y prosperidad de clase alta. En efecto, el logro del progreso material y prosperidad fue una característica notable del periodo de Díaz. Paz política y estabilidad fueron hechas las bases para el avance económico, para la rápida y forzada industrialización.

Los resultados de esa política pueden leerse en las estadísticas de las mejoradas finanzas gubernamentales, las enormes inversiones extranjeras, el desarrollo del ferrocarril, la expansión del comercio, la industria y la minería. Las mejoras internas no fueren relegadas. Los puertos fueron mejorados, mientras que las costas fueron delineadas y faros fueron construidos. La Ciudad de México fue convertida en una moderna metrópolis con amplias avenidas, tranvías eléctricos, e impresionantes, si bien extravagantes, edificios públicos. La capital se convirtió en un lugar para ser visto, un sólido y silencioso testimonio a la grandeza del líder mexicano que había logrado mucho. Un mundo enamorado con el orden, el progreso y la prosperidad estaba presto para alabar a Díaz y su obra.



Descubrimientos arqueológicos en obras de Línea 12 del Metro en México

0
Los cráneos formaron parte de un un altar donde se ensartaban las cabezas de cautivos sacrificados en la zona de la estación del tren urbano de Ermita. Foto: DSA-INAH
Los cráneos formaron parte de un un altar donde se ensartaban las cabezas de cautivos sacrificados en la zona de la estación del tren urbano de Ermita. Foto: DSA-INAH

(Ciudad de México) — La Ciudad de México es fuente frecuente e inagotable de impresionantes descubrimientos arqueológicos. El subsuelo de una de las metrópolis más pobladas del mundo es un ámbito poblado de vestigios del pasado mexicano, cuyos descubrimientos continúan armando, pieza por pieza, un rompecabezas de historia, cultura y religión antiguas.

Desde el inicio de la construcción del tren urbano en el corazón del Distrito Federal, en 1967, una gran cantidad de hallazgos arqueológicos han enriquecido el conocimiento del pasado de la gran Ciudad de México. El Sistema de Transporte Colectivo, Metro, fue inaugurado el 4 de septiembre de 1969. Desde entonces, la red del Metro se ha extendido prácticamente por toda la ciudad.

Al finalizar el 2013, el Instituto Nacional de Antropología e Historia informó el descubrimiento de cuatro cráneos durante las obras de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México.

El reporte fue hecho por María de Jesús Sánchez Vázquez y Georgina Tenango Salgado, arqueólogas de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) del (INAH). Los cuatro cráneos son parte de los descubrimientos hechos durante la obras de extensión del Metro que comprendieron un periodo desde octubre de 2008 a agosto de 2012, y a través de un tramo de 24.5 kilómetros (unas 15 millas) de la Línea 12 de transporte subterráneo.

Según el comunicado del INAH, los cráneos pertenecieron a dos hombres, una mujer y a un perro, que formaron parte de un “tzompantli” -un altar donde se ensartaban a la vista pública las cabezas de cautivos sacrificados- en la zona de transbordo de la estación del tren urbano de Ermita, que datan del periodo Posclásico Tardío (1350-1521 d.C.)

Las arqueólogas añadieron que los cráneos presentan una perforación a la altura de la sien, una indicación de que pudieron haber sido atravesados con una vara para colocarlos en el tzompantli.

Respecto al cráneo del cánido, la arqueóloga Sánchez señala que su es posible que presencia en el altar donde se encontró se deba a que los perros estaban relacionados con los ritos funerarios, y que esta es la primera vez que se tienen referencias del cráneo de uno de estos animales en un tzompantli.

En general, las obras de extensión de la Línea 12 del Metro sacaron a la luz evidencias de casas habitación, tlecuiles (hornos hechos de adobe), pisos, canales de piedra y lajas, esculturas, abundante material cerámico y lítico, y un centenar de entierros, en su mayoría de niños pequeños.

Emiliano Zapata y su reforma agraria, un ejemplo perdurable

0
Las ideas de Zapata concordaron en gran parte con la tradición anarquista mexicana y su principio básico de la propiedad comunal de la tierra, la cual se basa en las tradiciones indígenas. Ilustración: Barriozona Magazine © 2013
Las ideas de Zapata concordaron en gran parte con la tradición anarquista mexicana y su principio básico de la propiedad comunal de la tierra, la cual se basa en las tradiciones indígenas. Ilustración: Barriozona Magazine © 2013

Porfirio Díaz había tomado el poder en México en 1876. Su política reforzó las desigualdades en la estructura social de la población de México así como en la propiedad de la tierra.

El lema “Tierra y Libertad” -adoptado por Emiliano Zapata- había sido acuñado por un partido revolucionario en Rusia tres décadas antes del estallido de la Revolución Mexicana en 1910.

La lucha por la tierra y los derechos sociales se encontraba en el núcleo de la Revolución Mexicana entre 1910 y 1920. Emiliano Zapata, un campesino de nacimiento, fue una figura clave en el movimiento revolucionario, liderando fuerzas de campesinos en el sur de México. Su objetivo era resolver el conflicto a través de una combinación de derechos, garantías y lucha armada.

Las ideas de Zapata concordaron en gran parte con la tradición anarquista mexicana y su principio básico de la propiedad comunal de la tierra, la cual se basa en las tradiciones indígenas. Para garantizar el desarrollo político y económico de México, Zapata quería romper el monopolio de los hacendados o propietarios de las plantaciones, y unir al país –campesinos y empresarios por igual– detrás de una agenda de reforma del Estado. El aprovechamiento de los recursos nacionales de trabajo y producción también asegurarían su independencia en la escena internacional.

Emiliano Zapata

La visión de Zapata se cristalizó en su Plan de Ayala 1911. Este proyecto de reforma exigió elecciones libres, el fin de la dominación de los hacendados y la transferencia de los derechos de propiedad a los pueblos y los ciudadanos.

A grandes rasgos, el Plan de Ayala era un documento elaborado en el que Zapata denunció el presidente Francisco I. Madero por su supuesta traición de los ideales revolucionarios, consagrados en el Plan de San Luis de Madero, y en el que expuso su visión de la reforma agraria.  El plan fue proclamado por primera vez el 25 de noviembre de 1911 en la ciudad de Ayala, Morelos, y más tarde fue modificado el 19 de junio de 1914.

Como la mayoría de los líderes de la Revolución Mexicana, Zapata fue asesinado antes fin del conflicto armado. Su muerte ocurrió el 10 de abril de 1919 en Chinameca, estado de Morelos, México. Zapata tenía 39 años de edad al tiempo de su asesinato.

Aunque la reforma agraria fue promulgada en la década de 1920, las enormes desigualdades persistieron. Sin embargo, las ideas de Zapata dejaron un legado perdurable en México, e inspiraron los últimos movimientos campesinos indígenas zapatistas de Chiapas.

Encuentran cráneo en sitio arqueológico de Tlatelolco en México

0
Este es el cráneo que fue encontrado por accidente en el sitio arqueológico de Tlatelolco. Es posible que este hallazgo lleve a un descubrimiento de mayor proporción. Foto: Melitón Tapia | INAH-CONACULTA
Este es el cráneo que fue encontrado por accidente en el sitio arqueológico de Tlatelolco. Es posible que este hallazgo lleve a un descubrimiento de mayor proporción. Foto: Melitón Tapia | INAH-CONACULTA

Ciudad de México – Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraron un cráneo de 500-años de antigüedad -aparentemente de una persona decapitada- en la zona arqueológica de Tlatelolco. El cráneo es parte de una pequeña ofrenda junto al Gran Templo de este sitio precolombino.

En un comunicado, el arqueólogo Salvador Guilliem, quien dirige el Proyecto de Tlatelolco, dijo que el cráneo se encontraba dentro de una vasija y probablemente perteneció a un adulto joven. Ambas piezas se encuentran en un nivel de estructura relacionada con la construcción de la etapa VII-A del Templo, que se cree fue construida entre 1500 y 1515 AD.

Guilliem explicó que el hallazgo se produjo durante la primera fase de un trabajo de exploración arqueológica, por lo que no se ha podido determinar aún la proporción de la ofrenda. Dijo que no saben si hay más restos humanos asociados con el cráneo. Los trabajos continúan en este sitio, al norte del centro de la Ciudad de México.

Tlatelolco es un sitio de excavación arqueológica en la ciudad de México. Ahí hay restos de la ciudad-estado pre-colombina del mismo nombre que han sido excavados. Nonoalco-Tlatelolco, un proyecto masivo de vivienda, fue construido alrededor de las ruinas en la década de 1960. En 1968, la brutal masacre de estudiantes tuvo lugar en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, justo antes de los Juegos Olímpicos. El terremoto de 1985 derrumbó y dañó muchas de las estructuras de viviendas modernas.

Un hallazgo más sorprendente ocurrió el 10 de febrero de 2009, cuando los arqueólogos anunciaron el descubrimiento de una fosa común con cuarenta y nueve esqueletos humanos. Estaban dispuestos en líneas bien ordenadas sobre la espalda, con los brazos cruzados y envueltos en hojas de maguey. Los arqueólogos encontraron los esqueletos en un cementerio de 13-por-32 pies.

El arqueólogo dijo que todavía tienen que realizar estudios de antropología física, pero en base a la dentadura del cráneo, su equipo ha establecido que es la de un adulto, probablemente un prisionero de guerra que fue decapitado. La ausencia de otros huesos en esta etapa puede haber dado lugar a la teoría de la decapitación.

El descubrimiento se produjo después de que un custodio a cargo de tareas de limpieza de conservación reportó haber encontrado lo que parecía ser una olla enterrada. Guilliem y la arqueóloga Paola Silva procedieron a inspeccionar, excavar y rescatar el hallazgo y se determinó que se trataba de una pequeña ofrenda que había sido cubierta con losas de piedra. Las fuertes y constantes lluvias en la Ciudad de México causaron un pequeño deslizamiento de tierra, lo que llevó al descubrimiento.


Video relacionado:

María Sabina: La sacerdotisa de los hongos

0
Toda la vida de María Sabina transcurrió en su montaña de Huautla, Oaxaca donde ayudó a los suyos, a la gente sencilla de la región de la aldea y de otras pequeñas comunidades. Ilustración basada en imágenes de Adalberto Arroyo Ríos | Barriozona Magazine © 2016
Toda la vida de María Sabina transcurrió en su montaña de Huautla, Oaxaca donde ayudó a los suyos, a la gente sencilla de la región de la aldea y de otras pequeñas comunidades. Ilustración basada en imágenes de Adalberto Arroyo Ríos | Barriozona Magazine © 2016

En su mundo enigmático al que trataron de penetrar los ojos curiosos del mundo que se dice civilización, María Sabina, “La Sacerdotisa de los Hongos”, como se le conocía, abrió una brecha hacia un porvenir que no por iluso y fantástico, dejó de ser un oasis en la vida violenta, egoísta y destructora del hombre moderno.

Hasta su choza humilde, templo de una esperanza perdida en nuestros días, llegaron la curiosidad científica, la morbosidad viciosa, y el interés artístico de seres de todas partes del mundo. Sus elementos curativos, divinos, fueron sacrílegamente utilizados con fines distintos a los de su “hechicería” ingenua y bondadosa.

“Los hongos alucinógenos”, de Huautla de Jiménez, en Oaxaca, como se les conoce en la civilización, traspasaron fronteras en su prestigio, sobre todo en aquellos que en busca de una evasión malsana, abusaron de sus cualidades “espirituales” para vivir un mundo ficticio de imágenes incongruentes y pensamientos absurdos.

Sólo un grupo de cineastas pudo convencer a María Sabina, la anciana misteriosa de Oaxaca, de divulgar sus ritos ancestrales para dignificar la imagen que de sus “niños santos” – los hongos alucinógenos – se había regado por todo el mundo. Sus ritos quedaron plasmados en el documental fílmico “María Sabina, Mujer Espíritu”, que fue exhibido en premier benéfica en la Ciudad de México, hace ya casi 28 años.

La anciana accedió a la filmación y a estar presente en la premier, con la condición solidaria de que las recaudaciones se donaran íntegramente a los suyos, a los habitantes de Huautla, Oaxaca, en cuyas montanas habitan los espíritus invocados por Sabina.

Así, el miércoles 27 de junio de 1979, María Sabina se confundió con la civilización. Su primer encuentro fue el lunes 25, cuando descendió del avión que la condujo a la capital de los ejes viales, del smog, de la contaminación sonora y de tantas calamidades.

La anciana “Chaman” vio en la pantalla pasajes de su propia vida, en donde invocaba a Cristo y a Juárez a la vez; manejando el cabalístico número 13, para llamar en su auxilio a los tlacuaches y a los gavilanes y así curar a los enfermos, mientras fumaba un puro con la atmósfera llena de vapores de copal y de exóticos aromas de hongos semicachinados.

Toda la vida de Sabina transcurrió en su montaña de Huautla, donde ayudó a los suyos, a la gente sencilla de la región de la aldea y de otras pequeñas comunidades circunvecinas, alejada de toda la morbosidad de extraños que sabían de su existencia y de sus ritos.

Ella intuía que su misión estaba reñida con la publicidad y con el escándalo, que se engendra entre los que se dicen civilizados, pero los afrontó con el misticismo de su mundo como respuesta a su necedad.


Video relacionado

Cementerio prehispánico en Sonora con cráneos deformados intencionalmente

0
El descubrimiento de este cementerio en Onavas, Sonora pone por evidencia costumbres no antes registradas entre los antiguos grupos culturales de Sonora, como Foto INAH-CONACULTA
El descubrimiento de este cementerio en Onavas, Sonora pone por evidencia costumbres no antes registradas entre los antiguos grupos culturales de Sonora, como Foto INAH-CONACULTA

México — Onavas, en el estado de Sonora, es un pequeño municipio cuya población, de acuerdo al censo de 2010, consiste en 400 habitantes. Onavas colinda con poblados como Sahuaripa, Soyopa, Yécora, Suaqui Grande y San Javier.

De acuerdo al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ahí fue descubierto el primer cementerio prehispánico de Sonora, a unos 300 metros del pueblo de Onavas.

Expertos estiman que el cementerio tiene aproximadamente 1,000 años de antigüedad, el cual cuenta con entierros de 25 individuos.

De los 25 restos óseos encontrados, 17 corresponden a menores de edad —de entre cinco meses y 16 años— y ocho son de adultos.

Lo inédito de este hallazgo arqueológico consiste en que 13 de las osamentas descubiertas presentan una deformación intencional del cráneo, y cinco de ellas tienen una mutilación dentaria. Estas se identifican como prácticas culturales similares a las de grupos prehispánicos del sur de los estados de Sinaloa y norte de Nayarit, mismos que no se habían registrado en Sonora.

Algunos de los restos óseos tenían ornamentos hechos con conchas y caracoles de la región del Golfo de California, entre ellos brazaletes, una nariguera, aretes, pendientes y collares de cuentas de concha. Un esqueleto fue hallado con un caparazón de tortuga colocado a la altura del abdomen.

Cráneo encontrado en el cementerio en Onavas. Nótese la deformación. Foto: INAH
Cráneo encontrado en el cementerio en Onavas. Nótese la deformación. Foto: INAH

La relevancia del descubrimiento pone por evidencia costumbres no antes registradas entre los antiguos grupos culturales de Sonora, como son la deformación craneal (frontal occipital) que se aplicó a 13 individuos enterrados, así como la modificación mediante el desgaste de la parte lateral de las piezas, para darles la forma de la letra “V”.

La arqueóloga Cristina García Moreno, directora del proyecto de investigación, llamado simplemente “Cementerio”, dijo que el área donde se encontraron las osamentas incorpora características únicas, ya que fusionan expresiones de grupos del norte de México.

Entre dichas expresiones están ornamentos elaborados con conchas y caracoles del Mar de Cortés —situado en cercanía a esta región— con tradiciones del Occidente nunca antes encontradas en territorio sonorense.

“Con este descubrimiento se amplía el límite de influencia de los pueblos mesoamericanos mucho más al norte de lo que tenía registrado la arqueología”, declaró García Moreno.

El proyecto Cementerio es desarrollado por la Universidad Estatal de Arizona (ASU, por sus siglas en inglés), y cuenta con la aprobación del Consejo de Arqueología del INAH.

Según la arqueóloga, esta es la primera vez que se descubre un cementerio con dichas características en Sonora, ya que se trata de un terreno destinado específicamente para enterrar muertos.

Asimismo, el descubrimiento destaca porque, según García Moreno, en Sonora no hay otro sitio arqueológico en donde se hayan identificado modificaciones craneal y dentaria.

Trabajos de recuperación y limpieza en el sitio arqueológico de Onavas. Foto: INAH
Trabajos de recuperación y limpieza en el sitio arqueológico de Onavas. Foto: INAH

“El Cementerio de Onavas no pertenece a grupos mesoamericanos migratorios, sino a uno sedentario que tuvo un desarrollo local y que en algún momento de su historia entabló contacto con Mesoamérica e incorporó algunas ideas a su cultura. Estamos en proceso de investigación para confirmar si existe una relación con grupos de Sinaloa y Nayarit”, agregó la experta.

De acuerdo a García, al cotejar fuentes históricas, el sitio pudo haber habitado a antiguos indígenas pimas, una etnia de esta región. Los descendientes de los indios pimas se desplazaron hacia lo que hoy es el límite estatal Sonora-Chihuahua.

García también destacó que la deformación craneal en las culturas mesoamericanas se usó para diferenciar a un grupo social de otro o con fines rituales. La mutilación dentaria, en las culturas de Nayarit, en cambio, se practicó en niños como ritual de paso hacia la adolescencia, lo cual coincide con los hallazgos de Sonora, donde los cinco cuerpos que la presentan son mayores de 12 años.

Finalmente, se destacó que la cantidad de infantes y púberes identificados en el cementerio, puede ser un indicador de la mala práctica en la deformación craneal, lo cual habría podido ser la causa de la muerte por el exceso de fuerza al momento de apretar el cráneo. Esto se deduce ya que los resultados de los estudios hechos a las osamentas no proveyeron ningún rastro de enfermedad que pudiera haber causado su muerte.


Video relacionado

Descrubren cráneos humanos en ruinas contiguas al Templo Mayor

0
Dos de las 45 calaveras encontradas en el área aledaña a las ruinas del Templo Mayor, en la Ciudad de México. Foto: Héctor Montaño y Melitón Tapia | INAH
Dos de las 45 calaveras encontradas en el área aledaña a las ruinas del Templo Mayor, en la Ciudad de México. Foto: Héctor Montaño/Melitón Tapia | INAH

México – La inagotable fuente de descubrimientos arqueológicos que representa el área del Templo Mayor en la Ciudad de México volvió a emanar un sorprendente hallazgo, al darse a conocer el descubrimiento de un conjunto de 45 cráneos humanos y alrededor de 250 mandíbulas inferiores.

El descubrimiento, a cargo de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), se localizó en las cercanías de una estructura ceremonial que formaba parte del Recinto Sagrado de la antigua ciudad de los mexicas, Tenochtitlan.

Los expertos determinaron que los restos óseos tienen poco más de 500 años de antigüedad. Debido a la cantidad de calaveras encontradas, este hallazgo representa el depósito más numeroso hasta el momento ubicado en la Zona Arqueológica de Templo Mayor. Esta zona es parte del distrito conocido como Centro Histórico.

El experimentado arqueólogo Raúl Barrera Rodríguez, quien está a cargo del Programa de Arqueología Urbana (PAU) del INAH, explicó que los mexicas utilizaban cráneos humanos como piezas para la consagración o clausura de estructuras arquitectónicas. Los restos óseos también tenían una función de carácter ritual en torno al culto del dios mexica de la muerte, Mictlantecuhtli.

En base a esa asociación, se deduce que las calaveras habrían sido parte de una ofrenda para clausurar alguna estructura, lo cual pudiera reforzarse por el hecho de que los cráneos se hallaron en la parte de atrás de la estructura denominada cuauhxicalco, descubierta en octubre 2011.

Cuauhxicalco es una plataforma circular que se encontró en el sitio donde se erigió el recinto sagrado, y donde se cree que fueron depositados restos de tlatoanis mexicas. Debajo de esta plataforma circular también se encontró una piedra de sacrificios, la segunda que ha salido a la luz en este sitio en las últimas dos décadas.

Cráneos encontrados en sitio arqueológico del centro de la Ciudad de México. Foto: Héctor Montaño/ Melitón Tapia | INAH
Cráneos encontrados en sitio arqueológico del centro de la Ciudad de México. Foto: Héctor Montaño/ Melitón Tapia | INAH

Barrera Rodríguez considera la posibilidad de que algunos de los 45 cráneos que se encontraban por encima de la piedra de sacrificios, pudieran haber sido manipulados con el fin de hacer “máscaras- cráneo”, pero que no fueron terminadas.

Las máscaras-cráneo servían como caretas y se hacían con la parte de enfrente de calaveras humanas. A veces estas eran adornadas con fragmentos de piedra verde para semejar los ojos, o con collares de caracol, cascabeles y cuchillos de obsidiana.

El director del PAU informó que los 45 cráneos fueron localizados en agosto pasado, mientras se llevaban a cabo labores de infraestructura en el predio conocido como Plaza Manuel Gamio. Este espacio se situa entre las ruinas del Templo Mayor y la Catedral.

“Los restos óseos se encontraron directamente sobre un relleno de tierra, correspondiente a la etapa constructiva IV de Templo Mayor (1440-1469); estaban delimitados por un alineamiento de piedras que los concentraba en un espacio de 1.5 metros de este a oeste, y 1.2 de norte a sur; además corresponde al depósito de cráneos más numeroso hasta el momento descubierto en la zona arqueológica”, agregó el arqueólogo.

El especialista piensa que la mayoría de las calaveras, que posiblemente fueron exhumadas, corresponden tanto a mujeres como hombres cuya edad fluctuaría entre los 20 y 35 años al momento de su muerte, lo cual está sujeto a comprobarse con estudios posteriores a este hallazgo.


Video relacionado

“Caravana por la Paz”: Casos de familiares desaparecidos en México

0
Posters con los nombres y las fotografías de decenas de familares desaparecidos de los miembros de la Caravana por la Paz fueron traídos a Phoenix, Arizona el 15 de agosto de 2012. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2012
Posters con los nombres y las fotografías de decenas de familares desaparecidos de los miembros de la Caravana por la Paz fueron traídos a Phoenix, Arizona el 15 de agosto de 2012. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2012

(Phoenix, Arizona) –– La “Caravana por la Paz” hizo una parada en Phoenix, Arizona como parte de su ruta durante el recorrido que hace por varias ciudades de Estados Unidos. La caravana busca crear consciencia en este país acerca de la fallida guerra contra el narcotráfico que ha dejado a 70 mil personas muertas en México.

La caravana es encabezada por el poeta, novelista y periodista mexicano Javier Sicilia, cuyo hijo Juan Francisco Sicilia fue brutalmente asesinado junto con otros seis estudiantes en el estado de Morelos, en México el 28 de marzo de 2011. El crimen fue atribuido a miembros de cárteles de la droga. En respuesta, Javier Sicilia se movilizó para protestar y pedir un alto a la violencia dando así paso a la formación del Movimiento por la Paz.

Artículo relacionado: Caravana por la Paz trae testimonios de la violencia en Mexico a Estados Unidos

Los integrantes de la caravana compartieron sus testimonios durante un mitin de cuatro horas en el Civic Space Park, en el centro de Phoenix. A continuación están algunos de los casos de algunos de los familiares de personas desaparecidas.

María Guadalupe Aguilar Jáuregui – “¿Dónde está mi hijo?”, lee la pancarta de la señora Guadalupe Aguilar Jáuregui, cuyo hijo José Luis Arana Aguilar, de 34 años, desapareció en enero 2011 en el estado de Jalisco, en México. María Guadalupe, quien estuvo en Phoenix, Arizona como parte de la “Caravana por la Paz”, mantiene la creencia de que su hijo José Luis está vivo.

Margarita López Pérez – Llevando consigo una pancarta con una foto de su hija Yahaira Guadalupe Bahena López vestida de novia, la señora Margarita López Pérez recorre Estados Unidos como parte de la “Caravana por la Paz”. Yahaira, esposa de un agente federal en México, fue raptada por individuos armados en su casa en el estado de Oaxaca, en México. En su búsqueda, a Margarita le han dicho que su hija fue asesinada y decapitada, pero tampoco ha podido recuperar su cuerpo.

Araceli Magdalena Rodríguez – Luis Ángel León Rodríguez, un policía federal mexicano, desapareció en noviembre 2009. De acuerdo a su madre, la señora Araceli Magdalena Rodríguez, las autoridades le informaron que Luis Ángel fue ejecutado por miembros de un cártel de la droga.

María Trujillo Herrera – La señora María Trujillo Herrera, quien es parte de la Caravana por la Paz, quizás sea uno de los casos más difíciles ya que cuatro de sus hijos están desparecidos. María lleva con ella una pancarta con las fotos de Raúl Trujillo Herrera, Luis Trujillo Herrera, Jesús Trujillo Herrera y Gustavo Trujillo Herrera, quienes desaparecieron en 2008 y 2010. María es parte de la “Caravana por la Paz” que recorre cerca de 30 ciudades en Estados Unidos.

Arturo Malvido Conway – Vestido con un atuendo que busca representar “el árbol de la vida que ha sido deshojado por la violencia”, el señor Arturo Malvido Conway, quien es parte de la “Caravana por la Paz”, llegó a Phoenix para denunciar las muertes de su hermano Rafael Malvido Conway y de su sobrino David Romero, ambos asesinados en México. Ambas casos siguen sin ser aclarados.


“Caravana por la Paz” trae testimonios de la violencia en México a Estados Unidos

0
María Trujillo Herrera, también parte de la Caravana por la Paz, busca a cuatro de sus hijos desparecidos en México. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2012
María Trujillo Herrera, también parte de la Caravana por la Paz, busca a cuatro de sus hijos desparecidos en México. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2012

(Phoenix, Arizona) –– En su recorrido por Estados Unidos, la “Caravana por la Paz” encabezada por el escritor mexicano Javier Sicilia arribó a Phoenix la tarde de este día.

Dos autobuses y un vehículo SVU con grandes rótulos con el logotipo de la caravana se estacionaron sobre la Avenida Central junto al Civic Space Park, donde se llevó a cabo el mitin.

La caravana emana de una acción de protesta en contra del asesinato de Juan Francisco Sicilia ocurrido el 28 de marzo de 2011 en México, asesinado por miembros del crimen organizado.

La indignación de su padre, el poeta mexicano Javier Sicilia, impulsó a la creación de un movimiento de bases como respuesta a la violencia causada por la guerra del gobierno de México en contra del narcotráfico.

El clamor de Sicilia hizo eco en miles de personas cuyos seres queridos están desaparecidos o han sido asesinados en el contexto de violencia desmedida que se vive en México.

Las primeras acciones civiles consistieron en marchas, caminatas y manifestaciones que eventualmente recorrieron todo México para demandar el alto a la violencia.

En agosto de 2011 se anuncio que la caravana recorrería ciudades claves en Estados Unidos como Los Ángeles, Houston, Nueva York y Chicago entre otras más.

El movimiento ha forjado al menos tres lemas: “No más sangre”, “Ya estamos hasta la madre”, y “Paz con justicia y dignidad”.

La caravana en Phoenix
De los autobuses que llegaron a Phoenix descendieron decenas de hombres y mujeres integrantes de la caravana portando en sus manos posters con los nombres y las fotografías de sus familiares desaparecidos o muertos.

El evento no logró atraer a residentes mexicanos de Phoenix; solamente los organizadores que sirvieron de anfitriones en Phoenix y miembros de otros grupos comunitarios se dieron cita en el parque. Los participantes de la caravana representaron el grupo más numeroso.

Sicilia arribó ya en la penumbra de la noche en una limusina que se estacionó detrás de uno de los autobuses de la caravana. Ahí permaneció cerca de una hora, incognito y desapercibido para quienes participaban en el mitin en el parque. Más tarde su indumentaria característica –sombrero, chaleco y jeans– delataría su silueta caminando despacio hacia la plataforma de concreto donde se presentaban los participantes.

A rock star…” comentó un fotógrafo estadounidense acerca de Sicilia, en referencia a su llegada en limusina, como si se tratase de una estrella de la música rock.

El mensaje de la caravana en Phoenix hubiera podido tener mejores resultados si los testimonios de los familiares hubieran sido escuchados por un mayor número de personas, especialmente de ciudadanos mexicanos radicados en Phoenix.

Mantente Conectado

680FansMe gusta
174SeguidoresSeguir
1,105SuscriptoresSuscribirte