Venustiano Carranza, promotor de la Constitución de 1917

Venustiano Carranza, promotor de la Constitución de 1917

86
0
COMPARTIR
Venustiano Carranza, fue el promotor de la Constitución de 1917.
Venustiano Carranza, fue el promotor de la Constitución de 1917.

A fines de 1916, Venustiano Carranza tenía control de todos los estados mexicanos excepto Chihuahua y Morelos.

Para el “Barón de Cuatro Ciénegas” ese era el momento ideal para legitimar la Revolución, promulgar una nueva constitución y ser elegido presidente.

Las fuerzas convencionistas habian sido derrotadas, por lo tanto Carranza creyó conveniente consolidar en reformas constitucionales su movimiento político.

Desde 1913, ya había hecho notar la necesidad de rehacer la Constitución de 1857.

Tras la salida del zapatismo de la Ciudad de México, Carranza obtuvo reconocimiento oficial del gobierno de Estados Unidos en octubre de 1915.

En noviembre de 1916, convocó a la nueva clase política de México —en su mayoría reformadores de clase media—a llevar a cabo una Convención Constituyente en el estado de Querétaro.

La mitad de quienes se congregaron alrededor de Carranza tenían estudios universitarios y títulos profesionales, y sólo el 30 por ciento había luchado en la Revolución. Se trataba de individuos jóvenes, ambiciosos y relativamente apolíticos.

Grabado de Venustiano Carranza con la Constitución de 1917. Grabado por Alfredo Zalce.
Grabado de Venustiano Carranza con la Constitución de 1917. Grabado por Alfredo Zalce.

Carranza había pensado que la nueva constitución sería como la de 1857, pero la mayoría de los delegados eran liberales del siglo XX, considerados radicales en México, como era el caso del general Francisco Múgica de Michoacán.

La Constitución de 1917, aún vigente 100 años y cuyo centenario de celebrará el 5 de febrero de 2017, se compone 137 artículos.

Dichos artículos definen la ciudadanía, organizan un gobierno, ordenan la reforma agraria y enumeran los derechos humanos básicos para todos los mexicanos.

La Constitución está dividida en diez títulos temáticos, y enumera los derechos humanos, define la ciudadanía nacional, esboza los derechos asociados, y especifica las libertades de los extranjeros que residen en el país.

Establece el gobierno, el servicio público y el bienestar social, y designa Ciudad de México como la capital, con el Distrito Federal una entidad separada, aparte de la jurisdicción estatal.

La Revolución Mexicana afectó profundamente a todos en la Convención, y el documento refleja sus experiencias.

Contiene tres artículos esenciales, números 3, 27 y 123.

El artículo 3 estableció la educación pública gratuita, obligatoria y secular, libre de la supervisión de los funcionarios, y secularizó al Estado mexicano.

El artículo 27 exigía que se devolvieran las tierras tomadas del campesinado durante el Porfiriato, aunque no tuvieran títulos de propiedad por escrito. El gobierno también podría tomar todas las tierras no utilizadas “apropiadamente”, y reutilizarlas para el bien público. También prohibió a los extranjeros poseer tierras dentro de los 100 kilómetros de una frontera nacional o 50 kilómetros del mar.

Por su parte, el artículo 123 establece una jornada de trabajo de 8 horas, una semana de trabajo de 6 días, un salario mínimo e igual salario por igual trabajo. Daba al trabajo y al capital el derecho de organizarse y los trabajadores podían negociar colectivamente y hacer huelga.

El documento fue ratificado el 5 de febrero de 1917.

El texto completo de la Constitución de 1917, que fue impreso íntegramente en la mayoría de los periódicos mexicanos una vez ratificado. Una copia fue publicada en el Diario Oficial el 5 de febrero de 1917.

© 2016, Barriozona Magazine. All rights reserved.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta