Descubren ofrenda “originaria” en Pirámide del Sol de Teotihuacan, México

Descubren ofrenda “originaria” en Pirámide del Sol de Teotihuacan, México

4
0
COMPARTIR
Entre los objetos encontrados destaca esta máscara de piedra verde, que bien podría ser el retrato de un personaje. Foto: Mauricio Marat | INAH
Entre los objetos encontrados destaca esta máscara de piedra verde, que bien podría ser el retrato de un personaje. Foto: Mauricio Marat | INAH

iudad de México – El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) informó que arqueólogos del Proyecto Pirámide del Sol descubrieron lo que podría tratarse de una ofrenda colocada en los primeros 50 años de nuestra era para consagrar la pirámide teotihuacana.

La ofrenda es parte de una serie de depósitos en el interior de la Pirámide del Sol. De acuerdo al INAH, la ofrenda habría sido colocada para consagrar el comienzo de la construcción de esta obra prehispánica, la más grande de la antigua ciudad de Teotihuacan.

La ofrenda incluye piezas de obsidiana, vasijas, restos de animales y tres figuras humanas de piedra verde, de las que destaca una máscara que podría ser un retrato (foto de arriba).

El hallazgo se dio a conocer durante las exploraciones realizadas de 2008 a 2011 en el interior de dicho edificio piramidal, el cual se levanta 65 metros de altura.

El equipo de investigadores está formado por los arqueólogos Alejandro Sarabia, Saburo Sugiyama, Enrique Pérez Cortés y Nawa Sugiyama.

“Por nuestra experiencia, sabíamos que si los teotihuacanos hubiesen colocado algo al interior del monumento, muy posiblemente estaría a nivel del tepetate”, explicó el arqueólogo Enrique Pérez Cortés. “Para ello excavamos un pozo de sondeo en la parte final del túnel y un conducto corto para llegar al centro de la pirámide, ya que el hecho por [Eduardo] Noguera se había quedado aproximadamente seis metros al oeste del centro del monumento”.

Dicho túnel, que tiene 116 metros de longitud fue excavado por el arqueólogo Eduardo Noguera en los años 1930s. El túnel se extiende en el eje este-oeste de la pirámide y el mismo fue utilizado por el grupo del Proyecto Pirámide del Sol, dirigido por Alejandro Sarabia.

El grupo de arqueólogos informó que en total se excavaron un total de 59 pozos estratigráficos y tres túneles cortos, esto con el fin de llegar en todos los casos al nivel de la roca madre a fin de verificar la presencia de entierros, ofrendas, y otros.

A lo largo de la exploración se descubrieron a diferentes distancias respecto de la entrada del túnel, tres estructuras arquitectónicas que datan a la construcción de la Pirámide del Sol, y siete entierros humanos, algunos de ellos de infantes. Estos hallazgos se pueden fechar al periodo previo a la erección del monumento, o bien, al de su edificación; así como dos ofrendas, una de ellas que los arqueólogos llaman de una riqueza extraordinaria.

Debido a que esta última ofrenda fue descubierta en el metro 85 del túnel, al interior del relleno constructivo, los arqueólogos afirman que fue depositada como parte de una ceremonia de consagración a la construcción de la Pirámide del Sol, probablemente al inicio de su edificación, hace más de 1,900 años, informó Enrique Pérez Cortés, investigador del Centro INAH-Zacatecas.

Pérez Cortés destacó que entre los objetos encontrados destaca la máscara de piedra verde, que bien podría ser el retrato de un personaje.

El rico depósito descubierto estaba compuesto por varios niveles de objetos, colocados desde el nivel de tepetate; debido a que el área de los materiales arqueológicos se extendía hacia el sur de los límites del pozo estratigráfico, se decidió hacer una ampliación de la exploración.

© 2011 – 2016, Eduardo Barraza. All rights reserved.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta