Redadas de inmigración preocupan a indocumentados sin antecedentes penales

Redadas de inmigración preocupan a indocumentados sin antecedentes penales

288
0
COMPARTIR
Oficiales del Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) realizan una operación de represión selectiva en Atlanta, Georgia, EE.UU., el 9 de febrero de 2017. Foto: Cortesía de Bryan Cox/ICE distribuida a través de REUTERS
Oficiales del Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) realizan una operación de represión selectiva en Atlanta, Georgia, EE.UU., el 9 de febrero de 2017. Foto: Cortesía de Bryan Cox/ICE distribuida a través de REUTERS

(Phoenix, Arizona) ––  Tras la ampliamente difundida noticia de la supuesta primera deportación de una mujer en Arizona ejecutada bajo los nuevos lineamientos en materia de inmigración en Estados Unidos, reportes de detenciones masivas de inmigrantes indocumentados fueron dados a conocer este viernes.

Autoridades de inmigración efectuaron cientos de arrestos de indocumentados en al menos seis estados del país. La serie de redadas de inmigración indicó lo que al parecer es la primera aplicación a gran escala de la orden ejecutiva de inmigración del presidente Donald Trump, firmada el 26 de enero, que busca deportar a personas sin estatus legal.

Las redadas, que según fuentes oficiales tuvieron como objetivo a criminales indocumentados, también resultaron en arrestos de algunos inmigrantes indocumentados sin antecedentes penales. Las redadas al parecer se distinguieron de aquellas efectuadas durante el gobierno de Obama, las cuales tuvieron como objetivo arrestar y deportar a indocumentados que habían cometido crímenes.

Trump ha amenazado con deportar hasta tres millones de inmigrantes indocumentados con antecedentes penales. En enero, el mandatario estadounidense también dio un giro a la política del gobierno de Obama de priorizar la deportación de criminales convictos, ampliando así sustancialmente el alcance de a quiénes podrá deportar el Departamento de Seguridad Nacional, incluyendo a aquellos indocumentados que han cometido delitos menores o sin haber cometido ninguno.

Tras los arrestos, funcionarios de inmigración confirmaron que esta semana agentes migratorios llevaron redadas en hogares y lugares de trabajo en Atlanta, Chicago, Nueva York, el área metropolitana de Los Ángeles, Carolina del Norte y Carolina del Sur, resultando en cientos de personas detenidas.

Dichas ciudades coinciden con un informe publicado esta semana acerca de las 20 áreas metropolitanas en donde se aglutina la mayoría de la población indocumentada de EE.UU.

Un alto funcionario federal, Gillian Christensen, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), dijo que las redadas formaban parte de acciones “rutinarias” de inmigración.

ICE no emplea el término “redadas”, pero afirma que el departamento está llevando a cabo “acciones de aplicación de la ley específicas”.

El funcionario afirmó que las redadas comenzaron el lunes y terminaron el viernes al mediodía, mismas que resultaron en la detención de inmigrantes indocumentados de una docena de países latinoamericanos.

“Estamos hablando de personas que son amenazas a la seguridad pública o una amenaza a la integridad del sistema de inmigración”, dijo Christensen, señalando que la mayoría de los detenidos eran criminales peligrosos, incluyendo algunos que habían sido condenados por asesinato y casos de violencia doméstica.

El hecho de que inmigrantes indocumentados sin antecedentes penales hayan sido detenidos y potencialmente sean sujetos a una deportación tuvo una fuerte repercusión en comunidades de inmigrantes en todo el país, causando preocupaciones de que el gobierno de EE.UU. haya comenzado a deportar a personas indocumentadas sin antecedentes penales.

Organizaciones para la defensa de los indocumentados como la Coalición para los Derechos Humanos de Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA por sus siglas en inglés), están demandabdo un alto a las redadas.

Mediante un comunicado de prensa, CHIRLA afirmó que las redadas de inmigración de esta semana están directamente relacionadas con las nuevas normativas de migración del presidente Trump, y exigió a ICE que explique qué crimen cometieron los indocumentados detenidos que al parecer no tenían antecedentes penales.

© 2017, Eduardo Barraza. All rights reserved.

SIN COMENTARIOS