Periódico informa sobre la supuesta muerte del General Francisco Villa en...

Periódico informa sobre la supuesta muerte del General Francisco Villa en 1916

506
0
COMPARTIR
La noticia de la supuesta muerte de Francisco Villa se ublicó en la primera plana de un diario de Estados Unidos en 1916.
La noticia de la supuesta muerte de Francisco Villa se ublicó en la primera plana de un diario de Estados Unidos en 1916.

El general revolucionario Francisco “Pancho” Villa habría muerto a días de que una expedición punitiva lanzada por el ejército de Estados Unidos comenzara en territorio mexicano, en 1916.

“VILLA ESTÁ MUERTO ES EL INFORME”. Así leía el titular en la primera plana del periódico estadounidense “The Democratic Banner” en su edición del 18 de abril de ese año.

La noticia, fechada un día antes en El Paso, Texas, no sólo daba cuenta de la muerte del hombre más buscado por Estados Unidos en esos días, sino de la presunta exhumación e identificación de su cadáver.

El “Centauro del Norte”, buscado por tropas estadounidenses al mando del General John J. Pershing, había muerto tras una supuesta herida de bala en su rodilla izquierda. El deceso del buscado revolucionario se había debido, según el reporte del diario, a una gangrena.

El periódico se basaba en un informe sobre el hallazgo de los restos de Villa desenterrados en un rancho de Chihuahua, que provenía de allegados a Venustiano Carranza —entonces Jefe del Ejército Constitucionalista mexicano— y otras fuentes aparentemente fidedignas.

Estados Unidos tras la pista de Villa
El gobierno de Estados Unidos había autorizado, tres días antes de la noticia de la supuesta muerte de Pancho Villa, una expedición militar con el propósito de capturarlo. La orden se había emitido el 14 de marzo de 1916, tras el ataque de Villa y sus soldados contra un destacamento estadounidense, perpetrado cinco días antes —el 9 de marzo— en el poblado de Columbus, Nuevo México.

El general Pershing (centro) fue asignado a una expedición dificil: encontrar al scurridizo Francisco Villa para castigarlo por el mortal ataque en Columbus, Nuevo México.
¿DÓNDE ESTÁ VILLA? El general Pershing (centro) fue asignado a una expedición dificil: encontrar al escurridizo Francisco Villa para castigarlo por el mortal ataque en Columbus, Nuevo México.

Tras el anuncio de la presunta muerte de Villa, en Washington, D.C., funcionarios del gobierno de EE.UU. afirmaron que las tropas estadounidenses se retirarían de México inmediatamente si se demostraba que Francisco Villa en realidad está muerto.

No es preciso si lo que no resultó ser más que un rumor haya sido de alguna manera propagado por quienes apoyaban a Villa con el fin de ayudarlo a eludir al ejército de EE.UU., o simplemente una confusión dentro de la paranoia estadounidense por localizar al jefe revolucionario. Es muy probable que la historia de un cadáver exhumado haya sido verdadera, y que en el contexto de la búsqueda por Villa se haya llegado a creer que los restos pertenecían en verdad a los del atacante de Columbus.

De haberse enterado sobre la noticia de su propia “muerte”, es posible que Villa habría esperado que el regimiento de Pershing que lo buscaba en tierras mexicanas creyera el informe y se retirara. Sin embargo, la expedición que buscaba “castigar” a Villa se prolongó hasta el año siguiente, concluyendo —sin encontrarlo— el 7 de febrero de 1917, 10 meses después de haber iniciado.

Villa, desde luego, no había muerto. Su muerte llegaría de una forma más violenta el 20 de julio de 1923, más de siete años después de la noticia de su otra “muerte”.

"Ya estoy cansado de esto". El ‘Tío Sam’ salta a través de la valla de la frontera con México para perseguir a Pancho Villa. Cartón político por Clifford K. Berryman (1916). Archivo Nacional de EE.UU. Colección Berryman
“Ya estoy cansado de esto”. El ‘Tío Sam’ salta a través de la valla de la frontera con México para perseguir a Pancho Villa. Cartón político por Clifford K. Berryman (1916). Archivo Nacional de EE.UU. Colección Berryman

© 2015 – 2016, Eduardo Barraza. All rights reserved.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta