Tumbas de gobernantes mexicas podrían ubicarse en 2016

Tumbas de gobernantes mexicas podrían ubicarse en 2016

335
0
COMPARTIR
Los continuos trabajos de excavación frente a las ruinas del Templo Mayor en la Ciudad de México han puesto a los arqueólogos en el umbral de lo que pudieran ser las tumbas de los tlatoanis mexicas. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2015
Los continuos trabajos de excavación frente a las ruinas del Templo Mayor en la Ciudad de México han puesto a los arqueólogos en el umbral de lo que pudieran ser las tumbas de los tlatoanis mexicas. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2015

(Ciudad de México) – Arqueólogos mexicanos pudieran estar en el umbral de descubrir las tumbas de algunos de los tlatoanis mexicas que gobernaron en la antigua Tenochtitlan –hoy Ciudad de México.

Un reciente anuncio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) revela el descubrimiento de un estrecho pasillo que conduce al centro de una plataforma circular.

El pasillo termina con dos cámaras laterales dentro de las cuales los arqueólogos suponen podrían estar los restos de algunos gobernantes mexicas.

La plataforma circular, conocida como Cuauhxicalco, el pasillo y las cámaras son parte del Recinto Sagrado de lo que fue la capital del imperio mexica. Las ruinas están contiguas a las del Templo Mayor.

Recientes hallazgos como este son resultado de casi cuatro décadas de trabajo arqueológico desde el descubrimiento de la piedra Coyolxauhqui en 1978, el cual dio paso a la excavación de las ruinas del Templo Mayor.

Cuauhxicalco fue descubierta en 2013 y durante las exploraciones en el lado norte de la estructura, miembros del Proyecto del Templo Mayor encontraron —como parte del piso de la plaza— una lápida de piedra andesita de tres toneladas.

Al remover la lápida se encontró una gran caja de ofrenda, rellenada con los sillares de un muro desmantelado.

El muro sur ocultaba tras de sí el pasillo que conduce a las cámaras que se cree son funerarias. Al fondo del pasillo se hallaron dos tapias de mampostería que parecen sellar dos viejos accesos.

Fuentes usadas por los arqueólogos indican que Cuauhxicalco era un edificio de carácter funerario. Los investigadores dicen que existe la posibilidad que tras esas tapias estén dos pequeños cuartos en lo que estén los restos incinerados de algunos gobernantes de Tenochtitlan.

Los arqueólogos piensan que quizás se trate de las tumbas de Moctezuma I y sus sucesores, Axáyacatl y Tízoc. La conjetura se basa en las etapas constructivas reflejadas en dicha estructura.

Los trabajos de exploración en el sitio arqueológico se retomarán en 2016, y los mismos pudieran, además de ubicar las tumbas de los gobernantes mexicas, seguramente darán lugar a otra ola de importantes hallazgos y a la recuperación de nuevas piezas del mosaico histórico de la gran Tenochtitlan.

© 2015 – 2016, Eduardo Barraza. All rights reserved.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta