Encuesta: Proceso a la ciudadanía y seguridad fronteriza prioridades sobre política migratoria...

Encuesta: Proceso a la ciudadanía y seguridad fronteriza prioridades sobre política migratoria de EE.UU.

153
0
COMPARTIR
Un vehículo de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos recorre un camino al lado de una sección del muro fronterizo con México, cerca de la ciudad de Nogales, Arizona. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2012
Un vehículo de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos recorre un camino al lado de una sección del muro fronterizo con México, cerca de la ciudad de Nogales, Arizona. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2012

En un año de elecciones presidenciales en Estados Unidos, el tema de la inmigración ilegal ha servido como combustible para estimular las campañas de los candidatos a la Casa Blanca.

Tanto el postulante republicano Donald Trump como la aspirante demócrata Hillary Clinton han emitido declaraciones acerca del polarizado tema, y ambos han delineado en sus campañas sus respectivas propuestas políticas acerca de la inmigración indocumentada.

La declaración más reciente sobre el tema emitida por el millonario hombre de negocios que busca la presidencia de este país como postulante del Partido Republicano, fue en el sentido de que, de ser elegido en noviembre, lucharía en contra de la inmigración ilegal tomando medidas enérgicas en contra de quienes permanecen en EE.UU. después de la expiración de su visa.

En su discurso de este sábado en el estado de Iowa, Trump dijo que trataría de establecer un sistema de seguimiento para asegurarse de que los extranjeros que no abandonen el país al término de sus visas sean deportados rápidamente.

Esta no es sino la más reciente de un buen número de polémicas declaraciones sobre la inmigración pronunciadas por Trump, quien en días recientes, al parecer, ha tratado de atenuar su postura respecto al tema.

Clinton, por su parte, asegura que, entre otras propuestas, de llegar a presidir el poder ejecutivo introduciría una reforma migratoria integral, así como daría fin a la detención de familias inmigrantes y a los centros de detención de inmigración privados bajo contrato del gobierno.

[Artículo relacionado: ¿Cuáles son las propuestas sobre migración de Hillary Clinton y Donald Trump?]

¿Qué opina la población estadounidense?
Si bien la agenda de ambos contrincantes busca complacer a su electorado, es importante analizar la opinión de los estadounidenses sobre la inmigración ilegal en el país.

Las posturas sobre inmigración de ambos aspirantes presidenciales reflejan las agendas de sus respectivos partidos, y aunque en materia de política migratoria las diferencias partidistas son evidentes, entre la población estadunidense parece haber puntos en los que coinciden.

Lo anterior se desprende de una reciente encuesta que señala que relativamente pocos habitantes de EE.UU. expresan opiniones negativas acerca de los inmigrantes sin documentos.

El sondeo, efectuado por el Centro de Investigaciones Pew, sostiene que existe una división entre el público estadounidense acerca de muchos aspectos de la política de inmigración de EE.UU., pero que al mismo tiempo están de acuerdo en algunos puntos.

El estudio planteó a los estadounidenses que participaron en dicha encuesta cuál consideran ser la principal prioridad de la política en torno a la inmigración ilegal: una mejor seguridad en la frontera o un proceso que conduzca a obtener la ciudadanía de este país.

Los encuestados respondieron que ambas medidas deben tener la misma prioridad, sin enfocarse solamente en una de ellas.

La reciente investigación a nivel nacional también estableció que una gran mayoría de personas —el 76 por ciento— opina que los inmigrantes indocumentados son tan trabajadores y honestos como los ciudadanos de este país.

El 67 por ciento de los encuestados también respondió que los inmigrantes sin estatus legal en EE.UU. no son más propensos que los ciudadanos a cometer delitos graves.

Asimismo, el estudio por el respetado centro de investigaciones reveló también una oposición pública continua a la construcción de un muro a lo largo de la frontera EE.UU.-México, algo que propone el candidato republicano. El 61 por ciento de estadounidenses se opone a esta propuesta, una tendencia que ha cambiado muy poco desde principios de 2016.

En general, el sondeo señala que el 29 por ciento de estadounidenses cree que crear un proceso para que los inmigrantes que ya viven en el país ilegalmente obtengan la ciudadanía si cumplen con ciertos requisitos debe ser una prioridad.

El 24 por ciento dice que el enfoque en materia de inmigración debe estar en fomentar una mejor seguridad en la frontera, así como un mayor respeto de las leyes de inmigración.

El punto sobresaliente de esta encuesta es que, cuando a los encuestados se les da la opción de escoger una de las dos políticas que consideran prioritarias, una pluralidad del 45 por ciento afirma que ambas deben tener igual prioridad.

Otros datos interesantes citados en la encuesta son los siguientes:

  • En 2014, aproximadamente 11.3 millones de inmigrantes indocumentados vivían en los Estados Unidos, según las primeras estimaciones del Centro de Investigaciones Pew sobre la base de datos del gobierno federal de EE.UU. Dicha población indocumentada se ha mantenido estable desde 2009 en gran medida.
  • Los inmigrantes indocumentados de México constituyen la mayor parte de esta población, aunque el número de inmigrantes mexicanos indocumentados en EE.UU. ha disminuido desde 2007.

Los resultados de esta nueva encuesta coinciden con los obtenidos en sondeos en la materia realizados durante últimos años. El estudio, titulado “Acerca de la inmigración, existen diferencias partidistas pero también un punto en común”, se llevó cabo entre el 9 y el 16 de agosto de 2016 con la participación de dos mil 10 adultos.

© 2016, Eduardo Barraza. All rights reserved.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta