Encuentran cráneo en sitio arqueológico de Tlatelolco en México

Encuentran cráneo en sitio arqueológico de Tlatelolco en México

12
0
COMPARTIR
Este es el cráneo que fue encontrado por accidente en el sitio arqueológico de Tlatelolco. Es posible que este hallazgo lleve a un descubrimiento de mayor proporción. Foto: Melitón Tapia | INAH-CONACULTA
Este es el cráneo que fue encontrado por accidente en el sitio arqueológico de Tlatelolco. Es posible que este hallazgo lleve a un descubrimiento de mayor proporción. Foto: Melitón Tapia | INAH-CONACULTA

Ciudad de México – Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraron un cráneo de 500-años de antigüedad -aparentemente de una persona decapitada- en la zona arqueológica de Tlatelolco. El cráneo es parte de una pequeña ofrenda junto al Gran Templo de este sitio precolombino.

En un comunicado, el arqueólogo Salvador Guilliem, quien dirige el Proyecto de Tlatelolco, dijo que el cráneo se encontraba dentro de una vasija y probablemente perteneció a un adulto joven. Ambas piezas se encuentran en un nivel de estructura relacionada con la construcción de la etapa VII-A del Templo, que se cree fue construida entre 1500 y 1515 AD.

Guilliem explicó que el hallazgo se produjo durante la primera fase de un trabajo de exploración arqueológica, por lo que no se ha podido determinar aún la proporción de la ofrenda. Dijo que no saben si hay más restos humanos asociados con el cráneo. Los trabajos continúan en este sitio, al norte del centro de la Ciudad de México.

Tlatelolco es un sitio de excavación arqueológica en la ciudad de México. Ahí hay restos de la ciudad-estado pre-colombina del mismo nombre que han sido excavados. Nonoalco-Tlatelolco, un proyecto masivo de vivienda, fue construido alrededor de las ruinas en la década de 1960. En 1968, la brutal masacre de estudiantes tuvo lugar en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, justo antes de los Juegos Olímpicos. El terremoto de 1985 derrumbó y dañó muchas de las estructuras de viviendas modernas.

Un hallazgo más sorprendente ocurrió el 10 de febrero de 2009, cuando los arqueólogos anunciaron el descubrimiento de una fosa común con cuarenta y nueve esqueletos humanos. Estaban dispuestos en líneas bien ordenadas sobre la espalda, con los brazos cruzados y envueltos en hojas de maguey. Los arqueólogos encontraron los esqueletos en un cementerio de 13-por-32 pies.

El arqueólogo dijo que todavía tienen que realizar estudios de antropología física, pero en base a la dentadura del cráneo, su equipo ha establecido que es la de un adulto, probablemente un prisionero de guerra que fue decapitado. La ausencia de otros huesos en esta etapa puede haber dado lugar a la teoría de la decapitación.

El descubrimiento se produjo después de que un custodio a cargo de tareas de limpieza de conservación reportó haber encontrado lo que parecía ser una olla enterrada. Guilliem y la arqueóloga Paola Silva procedieron a inspeccionar, excavar y rescatar el hallazgo y se determinó que se trataba de una pequeña ofrenda que había sido cubierta con losas de piedra. Las fuertes y constantes lluvias en la Ciudad de México causaron un pequeño deslizamiento de tierra, lo que llevó al descubrimiento.


Video relacionado:

© 2013 – 2016, Eduardo Barraza. All rights reserved.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta