El poder de los memes en internet

El poder de los memes en internet

435
0
COMPARTIR
Cuando la revista estadounidense TIME publicó en su portada al presidente de mexicano Enrique Peña Nieto (izq.) —presentándolo como el salvador de México— los creadores de memes de internet presentaron su propia versión de la portada con una ironía rayando en lo genial.
Cuando la revista estadounidense TIME publicó en su portada al presidente de mexicano Enrique Peña Nieto (izq.) —presentándolo como el salvador de México— los creadores de memes de internet presentaron su propia versión de la portada con una ironía rayando en lo genial.

Los populares memes que todos hemos visto circulando en internet pueden parecer una cosa sin sentido, o por lo menos una completa pérdida de tiempo. Usualmente pensamos que son algo para gente que no tiene nada que hacer más que navegar por la red durante todo el día. Pero en realidad, estos memes son un gran negocio. Dan forma a la cultura popular, cambian la forma en que vivimos nuestras vidas, y evolucionan continuamente con la sociedad moderna de hoy.

Un meme, en general, se puede definir como una idea, comportamiento o estilo que se transmite de persona a persona dentro de una cultura determinada. Los memes comunican ideas culturales, símbolos o prácticas que puede transferir de una mente a otra a través de la medios como la escritura, el habla, los gestos, los rituales, u otros fenómenos imitables con un tema mimetizado

¿Qué son los memes de internet y por qué nos deberían importar?
Un meme de internet es un fenómeno cultural que se propaga como un virus, viajando de un usuario a otro con rapidez hasta que adquiere vida propia. El meme es un término que fue acuñado por el etólogo y biólogo evolutivo inglés Richard Dawkins en su libro El gen egoísta en 1976.

Los memes se tratan generalmente de chistes, leyendas urbanas, vídeos virales, divertidas imágenes o música contagiosa. Hoy en día, los memes influyen enormemente en nuestro lenguaje y la cultura moderna. Dan forma a cómo los jóvenes, y en realidad todos los usuarios de internet, viven sus vidas.

La comercialización, la publicidad y las promociones profesionales reciben con brazos abiertos a los memes, ya que estos son baratos de producir y gozan de una enorme popularidad; además, su característica única es precisamente propagarse en la red como un virus, lo cual los puede hacer llegar a millones de personas.

A medida que aumenta el número de usuarios que se conectan a internet, la popularidad de los memes aumenta aún más. Los memes se traducen en dinero. Muchos de ellos han ayudado obtener fama y fortuna muchas personas al transformarlos de individuos totalmente desconocidos en celebridades de la noche a la mañana y en un abrir y cerrar de ojos. Esta poderosa forma de comunicación parece siempre estar presente en nuestros hogares, escuelas y centros de trabajo, a todas horas, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

¿Quién y qué están detrás de los memes?
¿Cuál es la ciencia detrás del poder de los memes en línea? Desde el año 2000 se previó el fenómeno del meme, que sutilmente representa las modalidades de la etiqueta social y la cultura actuales. Los memes nos demuestran que la cultura y el humor de hoy síguen evolucionando día a día. El impacto cultural de estas divertidas formas visuales de comunicación no puede ignorarse. De hecho, incluso pueden ser una herramienta para la auto-promoción, la fijación de marcas y la comercialización que podría traeré a ti tu propia fama y éxito.

¿No lo crees? Consideremos este caso. Unos de los memes más populares de todos los tiempos son la gran cantidad de fotos de un gato con divertidos mensajes escritos que ignoran casi todas las reglas de la gramática. Los memes de ese popular gato son creadas por un blogger de Hawái llamado Eric Nakagawa junto con su novia Kari Unebasami. ¿Sabes cuánto valen estas imágenes del gato?

La página web de Nakagawa dedicada a “lolcats” (una macro imagen de uno o más gatos con textos idiosincrásicos y gramaticalmente incorrectos) tienen ahora un valor de dos millones de dólares. Es el sitio web de internet más popular para ver las imágenes de gatos, con cerca de 1.5 millones de visitas diarias. En un año, la página recibe más de 500 millones, sí oíste bien, 500 millones, de visitas, lo que la lleva a estar a la altura de otros sitios importantes, por ejemplo, de noticias, como los portales del Huffington Post o The New York Times. El sitio es muy rentable, simplemente mediante la creación de memes. El sitio web de Nakagawa genera imágenes de estos adorables gatitos con textos humorísticos. Bastante impresionante para tratarse de gatos.

Estos memes son tremendamente divertidos, y no necesitan una gran cantidad de tiempo para disfrutarse. Toman unos pocos minutos de nuestro tiempo, y en el caso de los “lolcats” (conocidos en español como miáucoles), toman sólo unos segundos de tiempo. Pero no creas que crear un meme es fácil. Los científicos e investigadores han tratado de estudiar y comprender los memes. Cada detalle se toma en cuenta para saber por qué un meme tuvo éxito y por qué otro meme fracasó.

Por tanto, los investigadores tienen dificultades para estudiar los memes, porque a diferencia de otros fenómenos culturales anteriores, el fenómeno del meme de internet no tiene el problema de carecer de artefactos culturales, sino más bien de su rápido crecimiento. Los memes se extienden como pólvora en sitios de redes sociales, como Twitter, Facebook o Pinterest.

Los memes son altamente impredecibles e indetectables: no hay ciencia sólida sobre qué imagen, vídeo o broma se propagará ampliamente. De hecho, un meme puede ser ignorado durante mucho tiempo antes de propagarse en la red.

¿Qué podremos aprender de todo esto? La lección es: no se puede obligar a un meme a convertirse en un éxito de rápida propagación. Tú tienes que confiar en la suerte un poco. De hecho, los memes te pueden traer resultados diferentes de los que esperabas. En realidad, los memes son más una forma popular de arte que una ciencia.

© 2016, Eduardo Barraza. All rights reserved.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta