México

México

Monumento a la Revolución Mexicana, de vestigio del porfiriato a símbolo de lucha armada

0
Una maqueta del Palacio Legislativo Federal muestra el Proyecto de construcción original. El modelo está instalado en la primera sala del Museo de la Revolución Mexicana, ubicado en el sótano del Monumento a la Revolución. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2017
Una maqueta del Palacio Legislativo Federal muestra el Proyecto de construcción original. El modelo está instalado en la primera sala del Museo de la Revolución Mexicana, ubicado en el sótano del Monumento a la Revolución. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2017

Ciudad de México) –– El ambicioso y costoso proyecto para la construcción de un palacio legislativo federal en la Ciudad de México a principios del siglo XX no puede contrastar más con lo que en realidad llegó a convertirse.

El que sería el segundo más grande complejo legislativo del mundo nunca pasó de ser mucho más que una enorme cúpula metálica que albergaría el llamado “salón de los pasos perdidos”.

El fallido proyecto arquitectónico apuntaba a ser un emblema del período de la historia de México conocido como el porfiriato (1876-1911). Por el contrario, el estallido de la revolución en 1910, así como la prolongación de este conflicto, no sólo condenaron al extraordinario proyecto del arquitecto francés Émile Bénard a su fracaso, sino que eventualmente lo convirtieron en un símbolo de esa lucha armada.

En una imagen captada en junio de 1912 por el fotógrafo Guillermo Kahlo se aprecia el avance de las obras del que sería el palacio legislativo de la Ciudad de México.
En una imagen captada en junio de 1912 por el fotógrafo Guillermo Kahlo se aprecia el avance de las obras del que sería el palacio legislativo de la Ciudad de México.

La edificación del inmenso inmueble concebido por Bénard mostraba signos de avance en 1910. No obstante, el derrocamiento del presidente Porfirio Díaz en 1911 y la lucha revolucionaria impidieron la continuidad de las obras de construcción.

El presidente Francisco I. Madero decidió continuar con la construcción del recinto legislativo hasta 1912, cuando los fondos destinados para este proyecto se agotaron.

Habrían de pasar dos décadas y media de abandono para que la estructura incompleta de lo que se proyectaba sería el palacio legislativo ―la cúpula del edificio― tomara otro aspecto arquitectónico y adoptara un nuevo propósito en el paisaje de la Ciudad de México.

Le correspondería al arquitecto mexicano Carlos Obregón Santacilia reformar y transformar la armazón abandonada en un monumento dedicado a la Revolución Mexicana (1910-1920).

La renovación de la desatendida armazón se impulsó durante el periodo postrevolucionario, en una época en que el sentimiento mexicano buscaba afirmar las raíces de identidad nacional, en contraposición a las influencias europeas que caracterizaron el régimen de Díaz.

La readaptación para su uso bajo un propósito diferente se llevó a cabo durante la presidencia de Lázaro Cárdenas (1934-1940).

De esta manera, lo que se conoce hoy como Monumento a la Revolución encierra varios significados para la historia de México.

El Monumento a la Revolución Mexicana en la actualidad. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2017
El Monumento a la Revolución Mexicana en la actualidad. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2017

Uno de estos representa la interrupción y caída final del porfiriato, que buscaba hacer del malogrado palacio un distintivo internacional del gobierno de Díaz, así como de la paz y progreso que el dictador promovía ante el mundo como señal de avance en el país.

Asimismo, la adaptación de su uso original a uno nuevo a partir de la cúpula abandonada constituye un símbolo de la gran importancia que la Revolución Mexicana llegó a alcanzar vida nacional.

La naturaleza inconclusa del inmueble readaptado en monumento quizá represente el mayor simbolismo, ya que significa a la par el fin de una era y el comienzo de otra ―porfiriato y revolución―, las cuales marcaron profundamente la vida política y social de México.

Sitio web del Monumento a la Revolución Mexicana

México segundo país más letal del mundo: Encuesta de Conflictos Armados

0
Desde el sexenio del ex presidente mexicano Felipe Calderón, el Ejército Mexicano fue activado para combatir a los cárteles de las drogas. Foto: SEDENA
Desde el sexenio del ex presidente mexicano Felipe Calderón, el Ejército Mexicano fue activado para combatir a los cárteles de las drogas. Foto: SEDENA

México es el segundo país más letal del mundo después de Siria de acuerdo a un reporte anual publicado por el Instituto Internacional para Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés).

Las más de 20 mil muertes relacionadas a la guerra contra los cárteles de la droga posicionan a México sólo detrás de Siria. El país del Medio Oriente ocupó el primer lugar más letal del mundo por quinto año consecutivo.

“El número de muertos en el conflicto de México supera a los de Afganistán y Somalia,” declaró el John Chipman, Director Ejecutivo y Director General del IISS. “Esto es aún más sorprendente, considerando que las muertes por conflictos son casi todas atribuibles a las armas pequeñas. México es un conflicto marcado por la ausencia de artillería, tanques o aviación de combate”.

Esto indica que las cifras en México alcanzan proporciones de países en guerra, pero sin el armamento que se emplea en un conflicto armado de mayores proporciones.

De acuerdo la Encuesta de Conflictos Armados 2017, sólo diez conflictos representaron más del 80 por ciento de las muertes en todo el mundo.

Los diez conflictos más letales fueron: Siria, México, Irak, Afganistán, Yemen, Somalia, Sudán, Turquía, Sudán del Sur y Nigeria.

La encuesta incluye análisis detallados de 36 de los conflictos de intensidad alta, media y baja del mundo. También incluye ensayos temáticos de prominentes académicos de estudios sobre conflictos que examinan cuestiones clave para que los responsables políticos puedan salir de los conflictos actuales.

Spooked by Trump, Central American immigrants turn to Mexico

0
Migrants from Central America eat inside a migrant shelter, known as The 72, in Tenosique, Tabasco, Mexico, April 12, 2017. REUTERS/Carlos Jasso
Migrants from Central America eat inside a migrant shelter, known as The 72, in Tenosique, Tabasco, Mexico, April 12, 2017. REUTERS/Carlos Jasso

By Lizbeth Diaz

TENOSIQUE, Mexico (Reuters) – Cradling her newborn son in a steamy migrant shelter near the Guatemalan border, Concepcion Bautista says she still plans to reach the United States, but will linger in Mexico to see how U.S. President Donald Trump’s immigration policies play out.

Bautista fled Guatemala after gang members threatened to kill her and seized her home, demanding money to give it back.

Her ultimate goal is to reunite with her father and two sons up north, but for the time being, she believes applying for asylum in Mexico is smarter than trying to break into Trump’s United States.

“I’m not going back to Guatemala,” the 39-year-old said at the shelter in the southern Mexican city of Tenosique. “I have faith that we’ll be able to cross but for now, at least, I’m staying in Mexico.”

The Trump administration has pointed to a sharp decline in immigrant detentions in the first few months of this year as a vindication for the president’s tough immigration policies, which have sent shudders through immigrant communities across the continent.

Mexican asylum data and testimony from migrants in Tenosique suggest that although fewer Central Americans are trying to enter the United States, plenty are still fleeing their poor, violent home countries, with many deciding to stay longer in Mexico, which has traditionally been a transit country.

The number of people applying for asylum in Mexico has soared by more than 150 percent since Donald Trump was elected president, Reuters reported last month, while some Mexican immigrants would rather set up in Canada than the United States.

Between Trump’s election in November and March, 5421 people applied for asylum in Mexico, up from 2148 people in the same period a year earlier, Mexican government data shows.

Samuel, who used a pseudonym, was threatened with death after gangs kidnapped and murdered his 19-year-old son in El Salvador, prompting him to plan a move with his family to the United States. Trump’s election changed everything.

“I wanted to go to the United States with my family, but we’ve seen that the new government there has made things harder,” said Samuel,

“For the time being, we want to stay here in Mexico, and we’ve already applied for refugee status.”

Asylum applications in Mexico rose steadily in recent years as the flow of people leaving Central America increased. But in 2016, as Trump campaigned on a tough anti-immigration platform, applicants jumped to 8,781, up from just under 3,500 in 2015. Mexico’s refugee agency COMAR predicts it could receive more than 22,500 asylum applications in 2017.

Despite their concerns, some Central Americans are undeterred and have decided to try their luck at entering the United States.

In a remote, rocky tract of land near the Guatemalan border, Feliciano del Cid and two traveling companions were trying to sneak past Mexican immigration officers and avoid being assaulted by gang members on their long trek north.

The 60-year-old Guatemalan said the prices charged by people smugglers had risen sharply since Trump took office, now hovering around $10,000 dollars, up from about $6,000 a few years ago.

With Mexico’s immigration authorities controlling migration more assiduously, Central Americans were forced to take more isolated, dangerous routes where the chances of being mugged were higher.

“We’ve gone north (to the United States) several times, but every time it’s got harder,” said del Cid, who was deported from the United States in December. “(Now,) it’s better if we travel alone, along new routes.”

Irrespective of struggles in Mexico and the hard journey north, all of the migrants were certain they did not want to return home.

“Only death awaits me there,” said Samuel.

(Writing by Gabriel Stargardter; Editing by Frank Jack Daniel)

Mexico army fights surge in violence for control of poppy country

0

By Lizbeth Diaz and Michael O’Boyle

COYUCA DE CATALAN, Mexico (Reuters) – The Mexican army says its fight against surging opium production that feeds U.S demand is increasingly complicated by the rise of smaller gangs disputing wild, ungoverned lands planted with ever-stronger poppy strains.

The gangs have engulfed the state of Guerrero in a war to control poppy fields, turning inaccessible mountain valleys of endemic poverty and famous beach resorts into Mexico’s bloodiest spots.

Colonel Isaac Aaron Jesus Garcia, who runs a base in one of the state’s most unruly cities, Ciudad Altamirano, told Reuters on an operation to chop down poppies high in the Guerrero mountains that violence increased two years ago when a third gang, Los Viagra, began a grab for territory.

Bodies are discovered almost daily across the state, tossed by roads, some buried in mass graves. In Ciudad Altamirano, the mayor was killed last year and a journalist gunned down in March at a car wash.

“These fractures (in the gangs) started two years ago, and that caused this violence that is all about monopolizing the production of the drug,” Jesus Garcia said.

From this frontline of the fight against heroin, Jesus Garcia sees a direct link between a record U.S. heroin epidemic that killed nearly 13,000 people in 2015 and violence on his patch.

“The increase of consumers for this type of drug in the United States has been exponential and the collateral effect is seen here,” Jesus Garcia said.

Heroin use in the United States has risen five-fold in the past decade and addiction has more than tripled, with the biggest jumps among whites and men with low incomes.

Jesus Garcia said the task of seeking out poppy fields in one of Mexico’s poorest and least accessible regions, rising above the beach resorts of Acapulco and Ixtapa, was practically endless.

His 34th Battalion and others send platoons of troops on foot for month-long expeditions every season. They set up camps and fan through treacherous terrain, part of a campaign that destroys tens of thousands of fields a year.

One such field visited by Reuters was deep in a lawless region six hours from Ciudad Altamirano through winding dirt roads thick with dust that rose into the mountains.

It was irrigated by a lawn sprinkler mounted on a pole that spritzed water over less than a hectare of poppies and fertilizer bags were piled nearby, basic farming techniques the soldiers nevertheless said were a sign of growers’ new sophistication.

A dozen troops fanned out, chopping down the flowers with machetes.

HIGHER YIELDS

Army officials said gangs use poppy varieties that produce higher yields and more potent opium from smaller plots, and that its higher value is driving violent competition between gangs.

“Now we see more production of poppy in less terrain, and it has to do with the quantity of bulbs each plant has,” said Lieutenant Colonel Jose Urzua as he showed bulbs oozing valuable gum from slits. He explained opium is often harvested by families.

In these tiny mountain hamlets opium has grown for decades, officials said, but a coffee plague and the U.S. opiate epidemic has led farmers to plant much more.

The harvest has become central to Guerrero’s economy, also dependent on cash sent home by immigrants.

One army official said the field seen by Reuters could produce around 3 kilos (6.6 lb) of opium, fetching up to $950 per kilo from traffickers who sell it for up to $8,000.

“There aren’t many alternatives here,” said a woman selling soft drinks and snacks from a pine shack by a dirt road. Her husband grows poppies, and she said anyone who runs a business faces extortion by gangs.

(Editing by Frank Jack Daniel and Chris Reese)


https://youtu.be/LZ8W06HSPUA

Camisa que vestía Pancho Villa al ser acribillado a exhibirse en Chicago

0
La camisa que vestía Francisco “Pancho” Villa al momento de ser asesinado fue donada a un museo en México hace más de 50 años. La histórica prenda fue recientemente restaurada y se exhibirá en Estados Unidos. Foto: Mauricio Marat | INAH.
La camisa que vestía Francisco “Pancho” Villa al momento de ser asesinado fue donada a un museo en México hace más de 50 años. La histórica prenda fue recientemente restaurada y se exhibirá en Estados Unidos. Foto: Mauricio Marat | INAH.

La camisa que vestía el general revolucionario Francisco “Pancho” Villa al momento de ser acribillado hace casi 94 años será exhibida en la ciudad de Chicago, Illinois.

La prenda del famoso “Centauro del Norte” será parte de una exhibición auspiciada por el Instituto Estadounidense para la Conservación (American Institute for Conservation) el 30 y 31 de mayo.

Villa fue ultimado a balazos en Parral, Chihuahua el 20 de julio de 1923.

En 1965 la camisa del comandante de la División del Norte fue donada al Museo Nacional de Historia de México, ubicado en el Castillo de Chapultepec, en la Ciudad de México.

Austreberta Rentería, la segunda esposa reconocida de Villa, fue quien donó la prenda del asesinado líder revolucionario.

Rentería entregó al museo otros artículos personales de quien fuera su esposo, entre ellos un pantalón de cuero para montar con las iniciales “F V”, una pistola Colt calibre 44, un sombrero de paja, y las demás prendas de vestir que Villa llevaba consigo el día de su muerte.

El gobierno mexicano reconoce a Austreberta Rentería (fotografiada con Francisco Villa) como una de las esposas legítimas del revolucionario.
El gobierno mexicano reconoce a Austreberta Rentería (fotografiada con Francisco Villa) como una de las esposas legítimas del revolucionario.

Tras la muerte de Villa, Rentería lavó la camisa para eliminar las manchas de sangre, reemplazó los botones faltantes, y zurció los orificios causados por los numerosos impactos de bala.

Villa recibió 13 balazos en varias partes del cuerpo. El número 13 fue un tiro de gracia disparado en la nuca del caudillo.

Recientemente, la camisa fue objeto de una investigación histórica y un proceso de conservación preventiva con el objeto de preservarla.

Alumnos de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía de México estuvieron a cargo de dichos trabajos.

La prenda que se exhibirá durante un encuentro académico en la “Ciudad de los Vientos” fue hecha a mano con tela de algodón.

Según información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la camisa se sometió a exámenes para establecer la identificación de materiales constitutivos, colorantes y agregados.

La camisa muestra manchas de color marrón saturado, aparentemente de óxido, y otras pequeñas de color grisáceo a causa de un ataque de microorganismos, así como machas blancas, probablemente causadas por jabón, según el INAH.

José Doroteo Arango Arámbula (Durango, 1878 – Chihuahua, 1923), mejor conocido por como Francisco Villa, llegó a ser uno de los principales jefes de la Revolución Mexicana, cuyas acciones militares determinaron la derrota del régimen del presidente Victoriano Huerta, quien consumó la contrarrevolución en contra del Francisco I. Madero.

Villa fue víctima de una emboscada producto de una conspiración bien planeada la tarde del 20 de julio de 1923 mientras viajaba en su automóvil rumbo a su hacienda en Canutillo. Durango.

Siete años antes, en 1916, mientras Villa era objeto de una cacería humana ordenada por el gobierno de Estados Unidos tras el ataque del líder revolucionario en Columbus, Nuevo México un periódico norteamericano reportó en su primera plana la supuesta muerte de Villa a causa de una gangrena.


Los toltecas de Tula, enigma y maravilla arqueológica de México

0
Las cuatro columnas de basalto que representan a guerreros toltecas son el mayor distintivito en la zona arqueológica de Tula, Hidalgo. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2017
Las cuatro columnas de basalto que representan a guerreros toltecas son el mayor distintivito en la zona arqueológica de Tula, Hidalgo. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2017

(Tula, Hidalgo) –– La tolteca es una de las culturas antiguas que se desarrollaron en el centro de México más difícil de descifrar.

El historiador estadounidense George C. Vaillant, quien investigó y escribió sobre los toltecas en la década de los años 30, reconoció que sus costumbres y logros estaban envueltos en misterio, y que las referencias históricas acerca de estos resultaban tan confusas, ilógicas y contradictorias que algunos incluso llegaron a poner en duda su mera existencia.

Lo que en la actualidad identifica de manera emblemática a esta enigmática civilización de grandes constructores, son cuatro enormes columnas de piedra que se alzan sobre la cúspide de una pirámide en la zona arqueológica de Tula, en el estado de Hidalgo, al norte de la ciudad de México.

Comúnmente conocidas como atlantes de Tula, estas columnas de piedra labradas tienen forma de guerreros gigantes, y tanto su construcción como su imponente apariencia representan un poderoso imán arqueológico que atrae y fascina a miles de turistas al lugar en donde alguna vez se deduce sostuvieron un templo.

A través de siglos de investigación, historiadores antiguos y modernos han llegado a colocar juntas algunas piezas del rompecabezas cultural tolteca que asientan que esta cultura se extendió entre el siglo X y mediados del siglo XII.

Asimismo, se sabe que los toltecas fueron un eslabón en la historia mesoamericana que se forjó después del ocaso de los olmecas, teotihuacanos, mayas y otros pueblos antiguos, pero que florecieron previo al surgimiento de la cultura mexica en la gran Tenochtitlan.

Los mexicas o aztecas llegaron a considerar a los toltecas como una grande y próspera civilización. De hecho, los poderosos fundadores de la ciudad de México trazaban linaje a partir de los habitantes de la gran Tollan.

De hecho, parte de lo poco que se conoce de los toltecas se deduce de lo que los mexicas mismos escribieron acerca de ellos, pero una difusa línea entre el mito y la realidad resta a estos registros rigor histórico.

La geografía actual confirma que los toltecas establecieron su poderosa capital en lo que hoy es Tula. Vaillant propuso que los fundadores de esa ciudad habrían descendido de las tribus merodeadoras que se esparcieron en el Valle de México durante los siglos que siguieron a Teotihuacan, y que precedieron al establecimiento del imperio Tenochca.

Estas tribus, indica Valliant, habrían utilizado la palabra tollan para referirse a una gran metrópoli cuyos habitantes eran los toltecas, o personas civilizadas.

El investigador estableció que, no obstante la confusión entre los eruditos, desde 1941 se ha aceptado generalmente que los toltecas hablaban la lengua náhuatl, habían provenido de Colhuacan, y con la ayuda de pueblos más civilizados que ya habitaban en los alrededores lograron erigir su capital en Tula.

La presencia de los toltecas en Colhuacan es citada por fuentes mexicas y texcocanas, aunque Chimalpahin, el cronista indígena de la época de la Colonia, así como investigaciones arqueológicas posteriores, demuestran que los toltecas no fundaron ese señorío.

A pesar de los escasos vestigios de la civilización tolteca, la actual zona arqueológica representa una maravilla para quienes la visitan, principalmente debido a la presencia de los atlantes, cuyas dimensiones, admirable construcción e impenetrable expresión dominan el paisaje de este antiguo sitio.

Desde su pétrea expresión, los atlantes de Tula narran la grandeza arquitectónica de la civilización tolteca que los esculpió. Estos gigantes guerreros resguardan simbólicamente los misterios con los que le erosión del paso de los siglos recubrió a esta cultura de México, y desafían al mismo tiempo a la arqueología del siglo XXI a continuar descorriendo su hermético velo.


Citas sobre el trabajo de George C. Vaillant tomadas del libro “Aztecs of Mexico, Origin, rise and fall of the Aztec nation”

Atlantes de Tula – Guerreros toltecas de piedra en Tula, Hidalgo – México

0

Los atlantes de Tula son la mayor atracción turística de la ciudad de Tula de Allende, en el estado de Hidalgo, México.

Los atlantes son cuatro figuras con forma o apariencia humana que pertenecen a la cultura tolteca.

Los atlantes se levantan sobre la Pirámide B de la zona arqueológica de Tula.

Las imponentes figuras miden poco más de 4.5 metros de altura y están labradas en bloques de basalto ensamblados.

Estos guerreros toltecas de piedra son representaciones de Quetzalcóatl.

Cuentan con un pectoral de mariposa, un lanzadardos (átlatl), dardos, un cuchillo de pedernal y un arma curva, típica de las representaciones guerreras de los toltecas.

En esencia, estas figuras eran columnas que sostenían el techo de un templo desaparecido que estaba en la cima de la pirámide, de ahí que se les llame atlantes (columnas).

La zona arqueológica se encuentra en la Carretera Tula-Iturbe Km. 2, 16 de Enero (El Tesoro ), El Salitre, en Tula de Allende, Hidalgo, México, a unos 100 kilómetros de la Ciudad de México.

Cartel popular rinde homenaje a Isidro Baldenegro, activista ambiental asesinado

0
Esta imagen de 2005 muestra a Isidro Baldenegro López, el indígena rarámuri defensor del medio ambiente asesinado, durante la ceremonia en la que recibió el Premio Ambiental Goldman. Foto: Goldman Environmental Prize
Esta imagen de 2005 muestra a Isidro Baldenegro López, el indígena rarámuri defensor del medio ambiente asesinado, durante la ceremonia en la que recibió el Premio Ambiental Goldman. Foto: Goldman Environmental Prize

La memoria de un activista ambiental mexicano asesinado está siendo honrada a través de un magnífico cartel popular.

El cartel es parte de una serie denominada Proyecto “Propaganda y Conciencia”, y fue creado por los artistas Gran OM y El Dante.

Isidro Baldenegro López fue un agricultor y líder comunitario del pueblo tarahumara de la Sierra Madre, en el noroeste de México. El activista, quien luchó contra la tala de bosques no reglamentada en su región, fue asesinado 15 de enero de 2017.

Según sus familiares, su asesinato está vinculado a otros contra indígenas que se han opuesto a la tala en la región.

La muerte Baldenegro se perpetró meses después de que otra activista ambiental, la hondureña Berta Cáceres, fuera asesinada.

El trabajo de Baldenegro y Cáceres fue reconocido con el Premio Ambiental Goldman.

El cartel a la memoria del activista ambiental mexicano Isidro Baldenegro. creado por los artistas el Gran OM y El Dante.
El cartel a la memoria del activista ambiental mexicano Isidro Baldenegro. creado por los artistas el Gran OM y El Dante.

El indígena rarámuri trabajó su defensa del ecosistema en la Sierra Madre, donde su comunidad ha vivido durante siglos.

Baldenegro creó una organización no gubernamental en 1993 para luchar en contra de la deforestación. El activista también llevó a cabo marchas y bloqueos comunitarios que provocaron un cese temporal de la tala por parte del gobierno en 2002.

En 2003, organizó una manifestación en la que tomaron parte esposas de activistas asesinados que condujeron a la prohibición de la tala por decisión judicial.

Baldenegro fue arrestado en 2003, y tras 15 meses en prisión, fue puesto en libertad y absuelto de todos los cargos en su contra.

El indígena recibió el premio Goldman Environmental Prize en 2005 como reconocimiento de sus esfuerzos no violentos para defender bosques de la tala devastadora.

Según datos, más de 120 activistas ambientales murieron en América Latina en 2015, y 185 fueron asesinados en todo el mundo.

Los creadores del cartel se pronunciaron de la siguiente manera: “Repudiamos el cobarde asesinato del compañero ambientalista indígena Isidro Baldenegro, de la comunidad Rarámuri en Chihuahua, Exigimos justicia para la tierra y venganza para Isidro. Cada pino protegido, cada bosque defendido ¡será a tu nombre! ¡Vives con nosotros y vives en los bosques!”


Video relacionado

Protestan en México contra politicas de Donald Trump

0
Una mujer lleva una efigie del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante una marcha para protestar contra el muro fronterizo propuesto por Trump, y pedir la unidad en la Ciudad de México, el 12 de febrero12, 2017. FOTO: Jose Luis Gonzalez | REUTERS
Una mujer lleva una efigie del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante una marcha para protestar contra el muro fronterizo propuesto por Trump, y pedir la unidad en la Ciudad de México, el 12 de febrero12, 2017. FOTO: Jose Luis Gonzalez | REUTERS

Miles de mexicanos salieron este domingo a la calles portando banderas mexicanas y otros símbolos patrios para protestar en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las manifestaciones se llevaron a cabo en varios estados del país, con la mayor movilización teniendo lugar en la Ciudad de México, en denuncia a las agresivas políticas de la Trump en contra de México.

Las marchas contaron con la participación de una coalición de varias organizaciones e instituciones educativas.

Cartel de la marcha convocada por la coalición “Vibra México” en contra de Donald Trump.
Cartel de la marcha organizada por la coalicióm

Los manifestantes llevaron pancartas con letreros como “Respeto, México” y “Todos somos México”.

Los participantes mostraron su indignación por las políticas de Trump, quien desde su campaña lanzó ataques contra los mexicanos que viven en Estados Unidos, la que sería la primera de una serie amenazas en contra de México y sus ciudadanos, incluyendo la construcción de un muro fronterizo entre ambas naciones.

Aunque las marchas trató de promover la unidad entre mexicanos, muchos expresaron su negativa de participar por percibirlas como demasiado favorables a su propio presidente, Enrique Peña Nieto.

Peña Nieto ha sido ampliamente criticado recientemente por el aumento al precio de las gasolinas a comienzos de este año, lo que llevó a violentas protestas y saqueos.

El mandatario mexicano además es blanco continuo de ataques por la corrupción y la violencia prevalente en el país.

Peña Nieto ha pedido “unidad” de parte de todos los mexicanos en contra de los ataques de Trump en los últimos días, pero un amplio sector de la población mexicana opina que sólo se vale de la situación en torno al presidente estadounidense para desviar la atención de los verdaderos problemas internos que afronta el país.

Algunos manifestantes aprovecharon la marcha para protestar en contra de su presidente, generando un ambiente de división en un evento que buscaba la unidad en contra de las políticas de Trump.

Marchers across Mexico vent anger over Trump, and their own president

0
Demonstrators display messages against corruption and fascism during a protest against U.S. President Donald Trump's proposed border wall, and to call for unity, in Mexico City, Mexico, February 12, 2017. REUTERS/Ginnette Riquelme

By David Alire Garcia

MEXICO CITY (Reuters) – Thousands of protesters in more than a dozen Mexican cities took to the streets on Sunday to express their fierce opposition to U.S. President Donald Trump, portraying the new leader as a menace to both America and Mexico.

Waving Mexicans flags and hoisting anti-Trump signs in both Spanish and English, some vulgar, many protesters also heaped scorn on their own president, deriding Enrique Pena Nieto as a weak leader who has presided over rampant corruption and violence at home.

Trump and Pena Nieto have been locked in battle over their countries’ deep ties for months, even before Trump won the presidency with promises to get tougher on immigration and trade from Mexico.

Mexico fears Trump’s policies could send Latin America’s second biggest economy into crisis.

In a rare display of national unity, marchers and organizers came from across the country’s deeply polarized political factions, encouraged in part by a pro-march ad campaign by Televisa, the country’s dominant broadcaster.

In the Mexican capital, two separate marches were set to converge on the iconic Angel of Independence monument on the city’s leafy Paseo de la Reforma avenue.

“He’s such a bad man and he shouldn’t act the way he does,” said 62-year-old marcher Jorge Ruiz about Trump, who expressed particular anger at how the former reality TV star has insulted migrants.

One marcher carried a larger-than-life painted Trump mannequin, portraying him as an outlandish cartoon character, while others carried piñatas resembling the U.S. leader wearing floppy Mexican hats bearing pro-Mexico slogans.

“Mexicans demand respect, we want bridges not walls,” read one banner carried by nearby marchers. “Trump you diminish America,” read another.

Maria Paro Cassar, an organizer, said Trump has made Mexico and Mexicans in the United States “his favorite target.”

“His policies are a global threat that go against pluralism and diversity and they represent a particular threat to Mexico,” she added.

Three weeks into his administration, Trump has vowed to move ahead with construction of his signature border wall, which he has repeatedly said Mexico will pay for, as well as signaling a new push to deport millions of unauthorized immigrants from the country.

While organizers of the marches promoted them as non-partisan, many singled out Pena Nieto as a major obstacle.

“We’re also marching today to demand that our own rulers put an end to corruption and so much loss of life here and actually look out for the good of the country, not just themselves,” said 28-year-old office worker Victor Robledo.

Last month, a poll showed that Pena Nieto’s approval ratings had hit a record low at just 12 percent, the lowest level of support for any president in decades.

(Additional reporting by Roberto Ramirez and Lizbeth Diaz; Editing by Mary Milliken)

(Additional reporting by Roberto Ramirez and Lizbeth Diaz; Editing by Mary Milliken)

Mantente Conectado

666FansMe gusta
174SeguidoresSeguir
1,046SuscriptoresSuscribirte