México

México

Nuevo descubrimiento arqueológico en el Templo Mayor

0
Se han contabilizado 19 cabezas de serpiente hechas en toba y las de mayor tamaño —de entre 40 y 45 centímetros— en basalto. Foto: Héctor Montaño | INAH
Se han contabilizado 19 cabezas de serpiente hechas en toba y las de mayor tamaño —de entre 40 y 45 centímetros— en basalto. Foto: Héctor Montaño | INAH

(Ciudad de México) — El área del Templo Mayor continúa siendo excavada en una búsqueda constante de las ruinas del poderoso imperio. Bajo el Programa de Arqueología Urbana, especialistas mexicanos han encontrado una importante pieza de la cultura mexica, una plataforma circular localizada en donde estuvo el recinto sagrado, y donde se cree fueron depositados los restos de los tlatoanis aztecas.

Los aztecas continuamente expandieron su más importante estructura religiosa, y el nuevo hallazgo en el corazón de la Ciudad de México está en un área que fue desmantelada para dar lugar a dicha expansión. Mucho de lo que fue Tenochtitlán fue destruido por los conquistadores españoles, pero mucho yace ahí esperando ser excavado.

El hallazgo
Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dieron a conocer el hallazgo de una plataforma circular de grandes dimensiones que se estima tiene 500 años de antigüedad. La estructura mide 15 metros en diámetro y está decorada con esculturas en forma de cabeza de serpiente de piedra. Arqueólogos consideran que la plataforma encontrada pudiera ser parte de un cuauhxicalco o edificio ceremonial.

El hallazgo se ubica en el área contigua al Templo Mayor, en donde se encontraba el recinto sagrado, y en donde se cree algunos de los tlatoanis o gobernantes habrían sido sepultados.

La plataforma fue hallada en un predio justo enfrente de las ruinas del Templo Mayor, en un área en donde se ha estado excavando por un tiempo.

El predio es un espacio llamado Plaza Manuel Gamio, y está circundado por la Catedral Metropolitana, las ruinas del Templo Mayor y varios edificios de la época colonial.

De acuerdo al Director General del INAH, Alfonso María y Campos, las dimensiones de la estructura excavada son de 15 metros de diámetro y 1.5 de altura. La pieza se encontraba a cinco metros de profundidad.

La plataforma fue hecha en la etapa constructiva del Templo Mayor llamada IV B, que comprendió entre los años 1469 y 1481. Debido a las continuas obras de expansión del Templo Mayor, se cree que la estructura fue desmantelada posteriormente.

El hallazgo fue catalogado de gran relevancia, ya que según María y Campos, dará la oportunidad a los expertos de trazar lo que llamó una nueva “radiografía” más precisa de lo que fuera Tenochtitlan.

En base al trabajo de investigación de cronistas como fray Bernardino de Sahagún, se sostiene que 78 edificios formaban el recinto sagrado. Se cree que el nuevo descubrimiento proporcionaría nuevos datos en torno a aspectos históricos, arquitectónicos y ceremoniales de la antigua cultura mexica.

Raúl Barrera, quien está a cargo del Programa de Arqueología Urbana (PAU) del INAH, describió el hallazgo como una plataforma construida a base de piedras de tezontle, unidas con lodo, y con recubrimiento de estuco.

Alrededor de la plataforma se aprecian una serie de esculturas con la forma de cabezas de serpiente empotradas a manera de clavos arquitectónicos, de acuerdo a la descripción de los arqueólogos. Hasta la etapa en que se encuentra el hallazgo, indicó Barrera, se han contabilizado 19 cabezas de serpiente hechas en toba y las de mayor tamaño —de entre 40 y 45 centímetros— en basalto.

Por su parte, el prominente arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH y fundador del PAU, citó fuentes documentales que datan del siglo XVI, y fueron proporcionadas por cronistas como Diego Durán, Tomás de Torquemada, Hernando Alvarado Tezozómoc, y principalmente Bernardino de Sahagún, que establecen la existencia de cinco cuauhxicalco (lugar del recipiente de águila) o edificios ceremoniales en lo que era el recinto sagrado de Tenochtitlan.

Se supone que en ese lugar pudieran estar los restos de algunos tlatoanis o gobernantes mexicas. La estructura encontrada podría tratarse de uno de esos cinco cuauhxicalco, debido a su ubicación directa con el Templo Mayor, pues fue localizado justo frente a él.


Familias de migrantes desaparecidos luchan por encontrarlos

0
Delfina Santos Pos y Faustina López Pos buscan en México a Marcos Eliseo Cochajil Pos, migrante de Guatemala desaparecido el 15 de Junio de 2010. La última vez que se supo de él estaba en Altar, Sonora. Foto: Pedro Ultreras Barriozona Magazine © 2011
Delfina Santos Pos y Faustina López Pos buscan en México a Marcos Eliseo Cochajil Pos, migrante de Guatemala desaparecido el 15 de Junio de 2010. La última vez que se supo de él estaba en Altar, Sonora. Foto: Pedro Ultreras Barriozona Magazine © 2011

Sumidos en la agonía de no saber si sus seres queridos viven o mueren, los familiares de los migrantes centroamericanos desaparecidos luchan por dar con su paradero dentro del contexto de violencia, secuestros, y muerte que ha convulsionado a México recientemente.

Armados de unas modestas pancartas con la foto y el nombre de sus familiares perdidos, decenas de hombres y mujeres de Guatemala, El Salvador y Honduras se unieron a la caravana “Paso a paso hacia la paz” que recorre la llamada ruta del migrante en el sureste de México.

La súbita desaparición de sus seres queridos mientras buscaban llegar a Estados Unidos o después de haber sido deportados a México, presenta a los familiares de los migrantes desaparecidos un panorama incierto en donde los recursos para tratar de encontrarlos son limitados.

Cualquiera que sean la causas por las que migrantes centroamericanos dejaron de comunicarse con sus familiares en sus países de origen, existen fundamentadas sospechas para suponer que los hombres y mujeres perdidos hayan sido víctimas de algún crimen como el secuestro, el tráfico de humanos, o incluso el asesinato.

No obstante, el hecho de que sus familiares no tienen la certeza de lo anterior les da buenos motivos para mantener sus esperanzas de encontrarlos. Esto también los ha empujado a luchar dentro de sus limitadas posibilidades en un ambiente de lucha y organización de bases —si bien todavía adverso para el migrante— pero que se está forjando en un movimiento social en el sureste mexicano y la misma Centroamérica, y renovando la urgente expectativa de encontrar a los desaparecidos.

Organizaciones de derechos civiles y religiosas así como defensores del migrante se han levantado con resolución para responder a la escalada de violencia que se vive en México contra el migrante en tránsito hacia Estados Unidos, la cual ha sido atizada por la guerra contra el narcotráfico.

Estos esfuerzos para tratar de localizar a los migrantes perdidos y crear consciencia y cambio acerca de la peligrosa situación que se vive a lo largo de la ruta del migrante, representan una plataforma civil de lucha. Aunque todavía en sus inicios, está obligando a las autoridades de México y de los países centroamericanos a hacer cambios radicales para no solamente formular leyes en papel sino para hacerlas cumplir en la práctica.

La revista Barriozona presenta una lista de migrantes desaparecidos recolectada por el periodista Pedro Ultreras —colaborador de Barriozona— en el desempeño de su labor periodística. Tanto las fotografías de los desaparecidos así como los datos proporcionados de primera mano por los familiares fueron producidos por Ultreras en el marco y sobre la marcha de la caravana “Paso a paso por la paz” teniendo lugar en México.

A partir de la producción de su documental La bestia, que presenta de manera única la travesía en México de varios migrantes centroamericanos hasta que llegan a Estados Unidos, Ultreras pudo penetrar esa dimensión del periodismo. Esto gracias a que su trabajo fue hecho al nivel de los migrantes, sobre la ruta que ellos transitan, y al fragor de “la bestia”, los trenes cargueros así conocidos sobre los que los migrantes centroamericanos viajan tratando de llegar hasta Estados Unidos.

En este momento de clímax social en el tema migratorio en México, diseminar información de los desaparecidos a través de Barriozona —que está abierta para servir a las familias en su búsqueda— representa, aparte de un privilegio, asumir la responsabilidad del periodismo de base comunitaria sobre la cual está fundamentada esta revista y, en última instancia, un intento de ayudar a localizar a los migrantes perdidos, mientras sus familiares esperan su regreso a casa.

Caravana “Paso a paso hacia la paz” busca frenar secuestros de migrantes

0
paso por México. Foto: Pedro Ultreras | Barriozona Magazine © 2011
Específicamente, la caravana “Paso a paso hacia la paz” tiene como objetivo levantar consciencia y tratar de detener los secuestros de migrantes centroamericanos por su paso por México. Foto: Pedro Ultreras | Barriozona Magazine © 2011

Más que tratarse de un simple evento, la caravana “Paso a paso hacia la paz” es una acción conjunta por parte de una coalición civil que busca combatir los secuestros y otros crímenes en contra de migrantes centroamericanos en tránsito por México.

¿Qué es la caravana “Paso a paso hacia la paz”?
Lo que se ha denominado un movimiento social, surgió al comienzo de 2011 con el propósito de confrontar la constante amenaza de secuestros y otros crímenes de los que ciudadanos centroamericanos, y de otros países, son víctimas en territorio mexicano.

En concreto, los dirigentes del movimiento señalan los secuestros perpetrados en contra de inmigrantes en el estado de Oaxaca en 2010, así como lo que llaman “una larga historia de asaltos, extorsión, violación, e impunidad en la región sur” de México.

Dentro de ese contexto de lucha y organización se gestó no sólo el génesis del nuevo y creciente movimiento social pro-migrante, sino también la primera etapa de la caravana “Paso a paso hacia la paz”.

La coalición está formada por organizaciones de bases como el Movimiento Migrante Mesoamericano, la Red Migrante, y la Casa del Migrante “Hogar de la Misericordia”, por mencionar sólo algunos de los más de 20 organismos que coordinan el movimiento.

Primer recorrido
La primera etapa de la caravana partió el 7 de enero de 2011 desde el albergue para migrantes “Hogar de la Misericordia”, en la ciudad de Arriaga, en Chiapas, punto clave de partida para miles de migrantes que se adentran a México sin documentos. La caravana comenzó así a recorrer la misma ruta que los centroamericanos siguen en su búsqueda de llegar a la frontera norte de México para intentar de ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

La travesía de migrantes por el sureste mexicano consiste en largos recorridos a pie y sobre el techo de trenes cargueros, con breves escalas en albergues que proveen techo y alimentos de manera temporal. Documentales como La bestia del periodista y cineasta mexicano Pedro Ultreras, muestran de manera patente lo que se torna en una odisea cargada de penurias y tragedias latentes que aguardan al migrante en cada paraje de la geografía mexicana.

Desde Arriaga, como parte de la primera etapa de recorrido, la caravana caminó 40 kilómetros sobre la Carretera Arriaga-Salina Cruz 200 hasta la población de Chahuites (“tierra húmeda”), ubicada en la punta sureste del estado de Oaxaca y en proximidad con el límite del estado de Chiapas. Este recorrido es paralelo al litoral del Océano Pacifico en el sureste mexicano, y ruta casi natural para el migrante centroamericano procedente de Guatemala. La primera etapa concluyó en Ciudad Ixtepec, Oaxaca.

¿Cuáles son los objetivos de la caravana “Paso a paso hacia la paz”?
Específicamente, la caravana “Paso a paso hacia la paz” tiene como objetivo levantar consciencia y tratar de detener los secuestros de migrantes centroamericanos por su paso por México.

La coalición centra sus esfuerzos en los siguientes tres objetivos:

1- Incrementar la divulgación, tanto a nivel nacional como internacional, del fenómeno de los secuestros de las personas migrantes que transitan por el territorio mexicano.

2- Comenzar a coordinar esfuerzos con la población civil de las localidades del estado de Veracruz, en las que se originaron los secuestros, y desarrollar propuestas conjuntas para combatir la impunidad.

3- Desarrollar un documento de divulgación a partir de las acciones emprendidas por la Caravana.

Aparte de fomentar que haya más conciencia acerca de este fenómeno, el trabajo colaborativo, y la formulación de un documento de difusión, la coalición pro inmigrante ha hecho manifiestas las siguientes tres exigencias:

1- Que las autoridades de los tres niveles de gobierno investiguen y esclarezcan las agresiones y secuestros que han vivido las personas migrantes en el estado de Veracruz, y que se procese y castigue, de acuerdo a la ley, a los responsables de esos delitos contra los migrantes y sus cómplices.

2- Alto a las redadas nocturnas realizadas por el Instituto Nacional de Migración en conjunto con la policía federal y el ejército mexicano en condiciones riesgosas, ya que son contrarios a la Constitución y que han derivado en la sistemática y constante violación de los derechos humanos de las y los migrantes. Estos operativos no sólo ponen en riesgo la vida, también crean un ambiente de inseguridad y xenofobia en las comunidades de las localidades de tránsito del flujo migratorio, y merman las relaciones con los países de la región Mesoamericana.

3- Que se procese penalmente a las autoridades de los tres niveles de gobierno por actos de omisión y complicidad, dado que la destitución del cargo no exime a los funcionarios públicos de la responsabilidad de los más de 20 mil casos de secuestros al año, registrados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); por la masacre de los 72 migrantes ocurrida en San Fernando, Tamaulipas, aún sin explicación ni investigación; por las recientes fosas de migrantes mexicanos y extranjeros; por los secuestros perpetrados a finales del año 2010 en el estado de Oaxaca y por la violencia que continúa imperando en Veracruz.

Paso a paso, familias centroamericanas buscan la paz y a desaparecidos

0
Con tristeza una mujer sostiene una fotografía de su hija, una jovencita migrante desaparecida en su tránsito por México. Decenas de padres de familia procedentes de países de Centroamérica marchan como parte de la caravana
Con tristeza una mujer sostiene una fotografía de su hija, una jovencita migrante desaparecida en su tránsito por México. Decenas de padres de familia procedentes de países de Centroamérica marchan como parte de la caravana "Paso a paso hacia la paz". Foto: Pedro Ultreras| Barriozona Magazine © 2011

Decenas de padres de migrantes centroamericanos desaparecidos en México arribaron el miércoles 27 de julio por la tarde al poblado de Ixtepec, Oaxaca como parte de la caravana denominada “Paso a paso hacia la paz”.

Los más de 150 padres y familiares viajaron desde El Salvador, Honduras y Guatemala portando pancartas donde exigen justicia y respeto para los ciudadanos de esos países centroamericanos que cruzan por tierras mexicanas, aunque lo que más traían con ellos eran fotografías de sus seres queridos desaparecidos en ese país cuando intentaban llegar a los Estados Unidos montado en los trenes de carga conocidos como La Bestia.

La caravana, compuesta por seis autobuses repletos de participantes, salió el miércoles 27 de julio de Arriaga, Chiapas, lugar clave para los migrantes, porque es precisamente en ese poblado donde abordan por primera vez el tren que los llevará a la frontera norte.

Los autobuses con los participantes llegaron al albergue para migrantes “Hermanos en el Camino” alrededor de las 6 de la tarde, donde los esperaba el popular padre Alejandro Solalinde, director de dicho albergue, y conocido defensor de los migrantes en México.

Con él estaba Felipe González, Relator sobre derechos de los trabajadores migratorios y sus familias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los líderes de los grupos centroamericanos, así como representantes de la Comisión de Derechos Humanos, Alejandro Solalinde y el Relator Felipe González, estuvieron reunidos por varias horas tratando de encontrar soluciones al grave problema que enfrentan los migrantes de paso por México, y las cuales serán presentadas al gobierno federal mexicano.

Por la noche, los integrantes de la caravana, los defensores de los derechos humanos y residentes de Ixtepec, presenciaron el documental La bestia, que muestra el sufrimiento de los migrantes a lo largo de este recorrido México. La exhibición del documental se llevó a cabo en el auditorio municipal de Ixtepec a donde asistieron por lo menos 350 personas.

Después de la exhibición del documental La bestia, los espectadores se fueron a la orilla de las vías del tren a presenciar la llegada de por lo menos 500 migrantes centroamericanos que viajaban a bordo del tren carguero conocido como “la bestia”, y quienes habían salido esa mañana de Arriaga, Chiapas.

De este modo, el Relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fue testigo de cómo estos migrantes viajan colgados en los trenes exponiendo sus vidas y quedando a merced de depredadores humanos que los violan, los roban y con frecuencia los matan. Entre sus verdugos se encuentran autoridades mexicanas de todos los niveles.

Los participantes de esta caravana salieron el martes 26 de la ciudad de Tapachula, Chiapas frontera con Guatemala. Al mismo tiempo, otro grupo de manifestantes, también parte de la caravana “Paso a paso hacia la paz”, salían simultáneamente de Tenosique, Tabasco, otro de los importantes cruces de migrantes entre Guatemala y México. Ambos grupos se reunirán en Coatzacoalcos, Veracruz para juntos llegar a la capital mexicana, donde los recibirá el presidente Felipe Calderón el lunes primero de agosto.

Humberto Leal García ejecutado en Texas con la inyección letal

0
Humberto Leal García fue el séptimo reo en ser ejecutado en lo que va del 2011 en el estado de Texas. El mexicano criado en Estados Unidos fue encontrado culpable de la muerte una joven de 16 años en 1994 en la ciudad de San Antonio. Foto: Texas Department of Criminal Justice
Humberto Leal García fue el séptimo reo en ser ejecutado en lo que va del 2011 en el estado de Texas. El mexicano criado en Estados Unidos fue encontrado culpable de la muerte una joven de 16 años en 1994 en la ciudad de San Antonio. Foto: Texas Department of Criminal Justice

La brutalidad y el sadismo con que Humberto Leal García robó de su vida a una adolescente de 16 años el 21 de mayo de 1994, le costó su propia vida —si bien de una manera pacífica— al ser ejecutado por las autoridades estatales de Texas.

La pena de muerte a la que el ciudadano mexicano radicado en Texas fue sentenciado se consumó el 7 de julio de 2011 mediante la administración de la inyección letal.

La ejecución de Leal García —de 38 años de edad— se llevó a cabo conforme a los planes y en la fecha fijada, después de que la Corte Suprema de Estados Unidos se negara a emitir una orden que hubiera detenido el cumplimiento de la sentencia.

El expediente de Humberto Leal García (en inglés).
El expediente de Humberto Leal García (en inglés).

De acuerdo al expediente del Departamento de Justicia Criminal Leal García fue declarado culpable del rapto, violación sexual y la muerte a golpes de la joven Adria Sauceda. Leal García, quien fue el reo de muerte número 471 ejecutado por el estado de Texas, usó un pedazo de leña para violar a la adolescente así como un pedazo de asfalto de 15 kilos para aplastar su cabeza.

Leal García había secuestrado a su víctima después que ambos se fueron de una fiesta en la ciudad de San Antonio, Texas, y después de matarla arrojó su cuerpo desnudo cerca de un arroyo. Cuando las autoridades encontraron el cuerpo, la víctima aún tenía el pedazo de leña usado por Leal García para violarla incrustado en su parte íntima.

Aunque la ejecución de Leal García se trató de evitar o por lo menos retrasar por medios jurídicos y por activistas de derechos humanos binacionales, e inclusive una inusitada intervención de la Casa Blanca, la Corte Suprema hizo caso omiso de las apelaciones, dejando así el paso libre para la ejecución.

Los intentos para evitar que Leal García fuera ejecutado se basaron en las obligaciones de Tratado internacional de la convención de Viena. Después de su arresto la policía de Texas falló en informar a Leal, originario de Monterrey, México de ese derecho de contactar al consulado de México de San Antonio.

Las dosis letal intravenosa le fue inyectada a Leal García a las 6:11 p.m., de acuerdo a Michelle Lyons, vocera de la prisión de Huntsville y quien también diera lectura a la declaración completa de Leal García. El reo fue declarado muerto a las 6:21 p.m. La muerte de Humberto Leal García cierra así otro capítulo de la controversial pena capital en los Estados Unidos, pero atiza de nuevo el debate acerca de un tema que dedica más tiempo a tratar de salvar el victimario que a recordar a la víctima.

Últimas palabras de Leal García antes de morir
Momentos antes de ser sometido al procedimiento químico que le quitaría la vida, Leal García expresó las siguientes palabras: “Lamento todas las cosas que he hecho. Yo he lastimado a mucha gente. Durante años nunca he pensado que yo mereciera ningún tipo de perdón. El Señor Jesucristo en mi vida, yo se que Él me ha perdonado, he aceptado Su perdón. He aceptado todas las cosas. Que sea esto lo último y que sea hecho. Yo acepto toda la culpabilidad por esto. Lo lamento y perdónenme. Lo lamento de verdad. Pido perdón. La vida continúa y por seguro continúa. Me lamento por la familia de la victima por lo que yo hice. Puedan ellos perdonarme. No sé si ustedes lo crean, la vida continúa. Estoy seguro que continúa. Al hombre que está a mi derecha de mí, le pido perdón. La vida continúa y por seguro continúa. Pido perdón. En verdad lo siento. Eso es todo. Pongamos manos a la obra. Una cosa más. Viva México, Viva México”.


Video relacionado antes y después de la ejecución de Leal García (en inglés)

Guardería ABC: Marcha de luto y lucha marca aniversario de la tragedia

0
Para conmemorar el segundo aniversario del incendio en la Guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, una gigantesca manta de 100 metros de largo con los nombres de las víctimas fue sostenida por una cadena de personas a lo largo de la “Marcha de Luto y Lucha”. Foto: Pedro Ultreras | Barriozona Magazine © 2011
Para conmemorar el segundo aniversario del incendio en la Guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, una gigantesca manta de 100 metros de largo con los nombres de las víctimas fue sostenida por una cadena de personas a lo largo de la “Marcha de Luto y Lucha”. Foto: Pedro Ultreras | Barriozona Magazine © 2011

(Hermosillo, Sonora) –– Varios miles de manifestantes, aunque no tantos como en ninguna de las marchas anteriores, caminaron por casi dos horas y media desde el lugar donde se ubicaba la Guardería ABC hasta la Plaza Emiliana de Zubeldia, una distancia de aproximadamente 5 kilómetros.

La marcha conmemoró dos años desde aquel incendio en la estancia infantil en donde un total de 49 niños murieron y muchos otros sufrieron serias quemaduras.

Algo muy impactante que se observó durante la marcha fueron los hombres y mujeres caminando en zancos que simbolizaban la justicia ciega, y a las madres y los padres cargando bebés.

Un grupo de personas con tambores los golpeaban lentamente como símbolo de duelo. Muchas madres y padres llevaban porta-bebés y una manta de 100 metros de largo pintada con dibujos de angelitos en colores rosa y azul.

Un aspecto dramático de la marcha fue el de un payaso que había perdido su sonrisa y golpeaba solemnemente un tambor.

A lo largo de la marcha la gente gritaba consignas como “¡Justicia, justicia!”, “5 de junio nunca más”, “Un pueblo unido jamás será vencido; un pueblo callado jamás será escuchado”, entre otras más.

A la marcha se fue uniendo gente a lo largo del camino, la mayoría vestida de blanco.

El evento para conmemorar el segundo aniversario del incendio en la Guardería ABC terminó en las escalinatas del museo de la universidad, donde se interpretaron unos de los corridos compuestos sobre esta tragedia.

También se hicieron varios reclamos de justicia por parte de padres e integrantes del Movimiento por la Justicia 5 de Junio.

Guardería infantil ABC: La tragedia que no muere
Guarderia ABC: Incendio termina en minutos lucha por concebir de cinco años

Guarderia ABC: Incendio termina en minutos lucha por concebir de cinco años

0
Los padres del niño Germán Paul León Vázquez,
Los padres del niño Germán Paul León Vázquez, "Conejin" —quien muriera en el incendio de la guardería ABC en Hermosillo— lo concibieron tras cinco años de tratamientos de fertilización. Ellos conservan el cuarto intacto desde que su pequeño hijo murió. Foto: Pedro Ultreras | Barriozona Magazine © 2011

(Hermosillo, Sonora) –– Le llamaban “Conejin” de cariño y a él le gustaba su apodo, pero su nombre verdadero era Germán Paul; Germán como su padre y Paul por su abuela materna quien se llama Paula.

“Conejin” llegó a la vida de sus padres, Ofelia Vázquez y Germán León, como un milagro de la vida, después de cinco años de intentar varios tratamientos de fertilización, cuando ya se habían dado por vencidos. Ofelia había descontinuado los tratamientos, cansada de tantas falsas esperanzas. Culpaba en parte a sus 38 años de edad; se sentía vieja y creía que nunca llegaría a ser madre.

Cuando el doctor le dijo que estaba embarazada se rehusó a creerlo. Esa noche le platicó a su esposo y le mostró los análisis que así lo indicaban, sin embargo ninguno de los dos se quiso emocionar. Tenían miedo que fuera un resultado equivocado y decidieron esperar una segunda prueba.

Nada en la vida los había hecho tan felices que saber que iban a ser padres. El resultado de la segunda prueba de embarazo les confirmó el milagro que habían estado esperando. Así, Germán Paul se convirtió en la luz de su existencia. Vivían para adorarlo.

“Era un niño juguetón y cariñoso que quería parecerse en todo a su padre”, dice con voz entre cortada Ofelia y tratando de contener el llanto.

Germán Paul fue uno de los 49 niños que murieron en el incendio de la guardería infantil ABC ese fatídico 5 de junio del 2009. El pequeño perdió la vida dos días después de haber cumplido cuatro años. “Conejin” falleció por quemaduras en el ochenta por ciento de su cuerpo.

Desde la muerte de su hijo, la vida no tiene sentido para este matrimonio. Lo único que los impulsa es la lucha por la justicia. No quieren que la muerte de su bebé quede impune y dicen que llegarán hasta las últimas consecuencias para que se ponga tras las rejas a los verdaderos culpables, y evitar que en México vuelva a ocurrir otra tragedia similar.

La agonía del dolor que viven por la pérdida de su hijo y la desesperación por no tenerlo más, los ha llevado a intentar buscar otro embarazo. Ofelia se ha sometido a nuevos tratamientos de fertilización, pero sabe que no será fácil pues ya rebasa los 40 años, y los médicos le dan pocas esperanzas, aunque sigue creyendo en milagros, tal como le ocurrió la primera vez.

Por ahora ambos viven pegados a los recuerdos que su hijo les dejó. El cuarto de Germán Paul continúa intacto. Su mamá ha seguido comprándole carritos como a él le gustaban. Cuando están en casa, pasan el tiempo viendo sus fotografías —tienen cientos de ellas— sobre las paredes de la sala, en el cuarto de ellos y el del bebé, y varios álbumes que han decorado con su nombre y otros detalles que les permite mantener su memoria viva.

Germán Paul hubiera cumplido seis años de edad el 3 de junio, justo el día que platiqué con Ofelia y Germán, y a 48 horas de conmemorar el segundo aniversario de esta gran tragedia.

Guardería infantil ABC: La tragedia que no muere
Guardería ABC: Marcha de luto y lucha marca dos años de la tragedia

Guardería infantil ABC: La tragedia que no muere

0
En la ciudad de Hermosillo, Sonora, en la Plaza Emiliana de Zubeldía un hombre reza sobre sus rodillas ante las 49 cruces que representan a cada niño que pereció en el mortal siniestro en la Guardería ABC en 2009. Las cruces se instalaron para conmemorar el segundo aniversario de la tragedia. Foto: Pedro Ultreras | Barriozona Magazine © 2011
En la ciudad de Hermosillo, Sonora, en la Plaza Emiliana de Zubeldía un hombre reza sobre sus rodillas ante las 49 cruces que representan a cada niño que pereció en el mortal siniestro en la Guardería ABC en 2009. Las cruces se instalaron para conmemorar el segundo aniversario de la tragedia. Foto: Pedro Ultreras | Barriozona Magazine © 2011

(Hermosillo, Sonora) –– Dos años después de la tragedia en la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, las heridas siguen tan profundas como aquel fatídico viernes 5 de junio del 2009.

La gente y la ciudad no logran recuperarse de la pérdida de 49 niños que perecieron víctimas de un incendio en una guardería infantil, donde dormían tranquilamente más de doscientos bebés, todos menores de cuatro años de edad.

La tristeza se respira en el aire y se refleja en los rostros de los hermosillenses. Nadie escapa a este dolor que marcó a la ciudad y a cada uno de sus habitantes. No hay residente que platique del suceso sin que se le quiebre la voz; muchos rompen en llanto y ni siquiera llegaron a conocer a los niños.

Ayer por la tarde mientras caminaba por la Plaza Emiliana de Zubeldía, donde están las cruces en memoria de los menores, vi una escena que me dejó sin palabras. Un hombre indigente se aproximó a las 49 cruces, se paró a no más de un metro de distancia, se llevó las manos hacia atrás, agachó la cabeza y empezó a rezar.

Me llamó la atención porque, minutos antes, vi a este mismo hombre que casi caía al intentar levantarse de donde estaba acostado debajo de un árbol del parque.

Después de rezar de pie por unos minutos, el individuo que aparentaba tener unos 50 años de edad, se dejó caer sobre sus rodillas y mientras continuaba rezando, se echó a llorar. Su rostro reflejaba una profunda tristeza. Sus lágrimas le rodaban por las mejillas y su mirada parecía perdida. Sentí tan profundo su dolor que me hizo pensar que alguno de los niños era de su misma sangre, pero no tenía ninguna relación de parentesco con ellos.

“Aquí vive en el parque y con frecuencia les reza y llora”, me dijo otro señor que vende boletos de lotería justo en frente de donde están las cruces. “Pero no es el único”, prosiguió el voceador de boletos. “Aquí todos los día llega gente a rezarles y a llorar por ellos”.

Y en efecto, la gente en Hermosillo sigue llorando la tragedia como si hubiera ocurrido ayer, aunque están por cumplirse dos años. Y qué decir de los padres y familiares de los 49 niños, ellos aún están inconsolables y no sólo por la pérdida de sus bebés, sino por la frustración e impotencia de saber que los verdaderos responsables de este crimen aún están libres.

Las 49 muertes y el más de un centenar de niños menores de cuatro años que resultaron heridos en el incendio, son un vivo ejemplo de la corrupción, ineficiencia, nepotismo y tráfico de influencias que se vive en todos los niveles del gobierno mexicano. Los propietarios de la guardería, influyentes personajes de la sociedad sonorense y familiares de importantes políticos estatales y federales, continúan paseándose por la calles como si nada hubiera pasado.

Los padres de los menores, por su parte, aseguran que mientras tengan vida seguirán luchando por encontrar justicia, y recurrirán a todas las instituciones judiciales posibles, así como a organismos internacionales sobre derechos humanos para que les ayuden a esclarecer, lo que ellos consideran el crimen más atroz cometido contra niños en la historia de México.

Guarderia ABC: Incendio termina en minutos lucha por concebir de cinco años
Guardería ABC: Marcha de luto y lucha marca dos años de la tragedia

 

Mexico’s Southern Border is “The Beast”

0
The documentary “The Beast” exposes the tragic reality of thousands of Central American immigrants who desperately try to flee the ravaging conditions in their home countries.
The documentary “The Beast” exposes the tragic reality of thousands of Central American immigrants who desperately try to flee the ravaging conditions in their home countries.

(Phoenix, Arizona) — In the United States many people refer to them derogatorily as “illegals.” In the heart of Central America, these human beings represent some of the most disposed, desperate yet tenacious men and women leaving their impoverished countries in hopes to make it to the United States.

Unable to afford another form of transportation but also seeking to avoid Mexican immigration checkpoints, thousands of Central American nationals from countries like El Salvador, Guatemala, Honduras or Nicaragua, dangerously and boldly hop on top of moving freight trains going from southern Mexico to many northern destinations along the U.S.-Mexico border.

Prior to hopping on top of the treacherous train cars, Central Americans first have to defy the Suchiate River that serves as border between Guatemala and Mexico, go through its muddy banks, risk assaults, muggings and rapes. If they are able to overcome all these obstacles, the biggest of all challenges is still ahead: getting on the sordid, brutal moving train cars.

This scenario, along some of the most heartbreaking stories of human drama, is what Mexican journalist and filmmaker Pedro Ultreras (7 Soles, 2008) presents in a new documentary called “La Bestia” (Spanish for The Beast). “The Beast” is the name Central American migrants give to the freight trains– thus the name of Ultreras’ amazing work. “The Beast” also has the dark reputation of being “The train of death.”

Ultrera’s merit consists mostly in riding on top of the freight trains with the migrants, capturing the perilous journey just as these men and women riding “La Bestia” experience it. Nevertheless, the intrinsic value of this promising filmmaker’s documentary is to expose the tragic reality of thousands of people who desperately try to flee the ravaging conditions in their home countries.

La Bestia –the documentary– is an accurate visual testimony that undeniably communicates in a brutal language the travails migrants go through in their frantic attempt to escape their misery. Many in the U.S. see these migrants as a nuisance, invaders, criminals and so forth. La Bestia presents them in its most inherent perspective as some of the most deprived human beings willing to risk not just their safety but their very lives in hopes to arrive to a country where their idea of an American Dream often turns into another overwhelming experience.

In filming the testimonies of some Central American migrants, Pedro Ultreras exposes more than the dangers they face. If La Bestia shows the brutality of Mexico’s southern border, it also offers the compassion found in shelters for migrants and the bonds that develop among the men and women who share the same ride and misfortune.

Mexico catching up with immigration laws
Just a month ago, in February 2011, the Mexican Senate approved the first immigration law of the country. While it may be hard to believe, up until now, Mexico did not have a specific law to deal with immigration issues. The Mexican government approached immigration-related problems by using general population laws.

A new Immigration Act was unanimously passed by the Senate where for the first time recognizes the legal status of foreign migrants. This legislative move recognizes that foreigners have the right to education, emergency medical services, civil registration and the administration of justice regardless of their immigration status.

In terms of punishment for human smugglers or “coyotes”, the Act establishes eight to 16 years in prison, and increases the penalty by up to 50 percent when the accused is a public servant, and the victims are children or teenagers.

The law also sets minimum conditions for migrants. Among those are: avoiding confinement in prisons; preserve the family unit; and, separating men from women. This new legislation prohibits the verification visits to places of humanitarian assistance provided to migrants.

The Immigration Act comes as a response to the gruesome massacre of 72 immigrants in San Fernando, Tamaulipas, in eastern Mexico, on Aug. 24, 2010. Mexican government officials stated it appeared the migrants were slain for refusing to work for a drug cartel. Only one migrant survived.

The massacre also led to the resignation on Sep. 15 of Mexico’s top immigration official, Cecilia Romero, who came under fire and was summoned to testify before the Mexican Senate.

The victims of the massacre were nationals of El Salvador, Guatemala, Honduras, Ecuador and Brazil. They were making their way to the United States through Mexico’s territory, just like many of the migrants Pedro Ultreras presents in his documentary La Bestia.


Rockdrigo: Rock urbano y marginación social de la juventud en México

0
Rodrigo González capta y expresa la experiencia defeña como un observador a quien le impresionan las características de la gran ciudad que son naturales y normales para quien nace, crece y está habituado a ella. Ilustración: Barriozona Magazine © 2010
Rodrigo González capta y expresa la experiencia defeña como un observador a quien le impresionan las características de la gran ciudad que son naturales y normales para quien nace, crece y está habituado a ella. Ilustración: Barriozona Magazine © 2010

La aparente paradoja que pudiera representar el hecho de que un provinciano como Rodrigo González haya llegado a capturar la esencia de la experiencia urbana en el Distrito Federal a través de sus canciones, en realidad tiene mucho sentido y lógica.

Cuando Rodrigo emigra a la Ciudad de México en 1977 ya es un hombre de 27 años de edad. No experimenta la vida como hijo de provincianos nacido en el Distrito Federal, ni crece bajo las mismas circunstancias de millones de estos jóvenes que eventualmente llegan a ser atraídos por la letra y la música de sus canciones.

Aún así, Rodrigo sí experimenta el choque cultural que le plantea la ciudad de México, pero sus vivencias ocurren desde otra perspectiva. Muchas de las letras de sus canciones constatan esas impresiones y vivencias acerca de la vida en la capital.

Como músico y compositor talentoso, y precisamente por ser provinciano él mismo, Rodrigo capta y expresa la experiencia defeña como un observador a quien le impresionan las características de la ciudad que son naturales y normales para quien nace, crece y está habituado a ella.

Teniendo en cuenta lo anterior, se deduce que la inspiración nata de Rodrigo González, su evidente cualidad de observador social, su habilidad de saberse entremezclar con la gente del pueblo, así como su análisis desde una perspectiva de provincia, lo ayudan a desarrollar su visión musical y después a llegar a ser un legítimo exponente del rock urbano en México.

Migración y marginación en el Distrito Federal
La migración de provincia hacia la Ciudad de México está estrechamente ligada a la vida cotidiana y a los problemas sociales de la misma. Los millones de migrantes de los estados de la república contribuyeron en mucho a la explosión demográfica que la Ciudad de México experimenta durante varias décadas.

El fenómeno demográfico de los migrantes que provienen de regiones empobrecidas de la provincia y directamente de áreas rurales al Distrito Federal, crea toda una problemática social que se fusiona con los problemas propios de la vida citadina.

La migración desenfrenada a la ciudad crea enormes cinturones de pobreza, da lugar a las llamadas “ciudades perdidas” (como el Campamento 2 de Octubre, al oriente de la ciudad), las cuales carecen de la más mínima planeación urbana para viviendas y de los servicios públicos más básicos. Esto da lugar al surgimiento constante de una sub-economía informal y ambulante, y produce un ambiente de contrastante desventaja para el provinciano, posicionándolo en una terrible disparidad económica y social.

A partir de este fenómeno demográfico y social, los individuos migrantes forman miles de familias, por lo general numerosas, las cuales se ven precisadas a vivir en áreas de marginación extrema en donde las precarias condiciones apenas les alcanzan para sobrevivir.

Miles de jóvenes con las aspiraciones naturales de su edad comienzan paulatinamente a despertar a esta problemática, a darse cuenta de su entorno, a percatarse de sus condiciones en comparación con otras prevalentes en la gran ciudad, y a experimentar factores sicológicos producto de las disparidades que los separan de las mejores oportunidades en términos de educación, empleo y movilidad social, entre otras.

Aparte de los problemas característicos de la adolescencia y la juventud, estos jóvenes se ven forzados además a remar contra una corriente socioeconómica, a verse precisados a trabajar desde temprana edad, y a descuidar la escuela o a desertar definitivamente de ella. Asimismo, se enfrentan a las presiones que les impone una sociedad de consumo que crea expectaciones imposibles de lograr.

A su vez, estas circunstancias los llevan a ser objeto de estereotipos negativos y contraproducentes que terminan empeorándoles el paisaje social, a encasillarlos en funciones laborales desfavorables, y a ponerlos en un círculo vicioso que los atrapa, muchas veces para el resto de sus vidas, en callejones sin salida.

Imposibilitados de incorporarse a la corriente principal de la sociedad, estos jóvenes comienzan a expresarse a través de la rebeldía en contra de las estructuras sociales que en lugar de habilitarlos los restringen y los limitan. Al sentirse enajenada y excluida, esta juventud relegada y discriminada comienza a crear sus propios mecanismos de supervivencia, su propia expresión y dialecto, y a luchar por cualquier medio para demandar los derechos y privilegios de los que son privados por su condición marginada.

Las propuestas que estos jóvenes llevan a cabo para enfrentarse esa situación con regularidad los llevan a la violencia, al consumo de enervantes y a la delincuencia. Con el tiempo emergen de entre ellos mismos grupos comunes de lucha como las pandillas, y a crear subculturas que les permiten expresarse a través de su propia vestimenta, su propia música, y su propio lenguaje, entre otras expresiones que ellos mismos sustentan y propagan.

De esta manera, estos jóvenes inventan y descubren sus propias identidades, mismas que los habilitan dentro de su propio organigrama de lucha social a destacar y a abrirse paso en campos como las artes o algunas otras expresiones culturales.

En lugar de conformarse a querer encajar en moldes que les son ajenos, los jóvenes crean sus propios parámetros y afirman su condición de marginados como punto de orgullo e identidad. En vez de negar su condición, la afirman como ventaja para desarrollarse en una sociedad hostil y enajenante.

De esta manera se vengan de la sociedad que establece expectativas de triunfo solamente para quienes son guapos, adinerados, poderosos, educados, reafirmando exactamente características opuestas.

Esta expresión crea un acueducto social de desahogo y afirma esa identidad construida que les lleva a encontrar valor en quienes son. En vez de aceptar el rechazo encuentran una respuesta y una salida a su propia problemática y a los obstáculos que les presenta la sociedad.

A mediados de los años 70s, muchos de esos jóvenes comienzan a descubrir y a escuchar en sus tocadiscos canciones como Abuso de autoridad, Nuestros impuestos están trabajando, y Perro negro y callejero, interpretadas por Alejandro Lora y su grupo Three Souls in my Mind (ahora conocido como El Tri).

Fue a través de canciones como esas bajo el género del rock que los sentimientos reprimidos de los jóvenes comenzaron a tener una salida, a través de letras en las que se reconocían y con las que se identificaban, y a las que respondían y reaccionaban en contra del sistema y problemas como la desigualdad social.

Hacia finales de esa década y dentro de ese contexto, Rodrigo González arribaría a la Ciudad de México, y dentro de algunos años vendría a desarrollar ese lenguaje musical que llegaría a dar una expresión original y única al rock urbano mexicano, y que serviría como grito de batalla para miles de jóvenes y con el cual hoy todavía se identifican.

Regresar a la primera parte: Rockdrigo: Historias de concreto, rock urbano en México


Mantente Conectado

680FansMe gusta
174SeguidoresSeguir
1,105SuscriptoresSuscribirte