México

México

Antiguo mapa de México muestra fusión indígena y española – Códice Quetzalecatzin

0
Este mapa de 1593 revela la genealogía y la propiedad de la tierra para la familia náhuatl
Este mapa de 1593 revela la genealogía y la propiedad de la tierra para la familia náhuatl "de León" de 1480 a 1593.

Un mapa muy raro del México de hace cuatro siglos hecho por indígenas que corresponde a la era del primer contacto del pueblo náhuatl con los europeos, está disponible al público por primera vez como parte de la colección de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Conocido como Códice Quetzalecatzin, este manuscrito mesoamericano a color es extremadamente singular, así como uno de los manuscritos indígenas más importantes de la antigua historia de las Américas que se ha publicado en Internet en los últimos años.

La Biblioteca del Congreso informó que meses atrás adquirió lo que representa un “verdadero tesoro mundial” de manos de un coleccionista privado en Francia. Por más de un siglo, este mapa había estado en colecciones privadas, incluyendo la del magnate de periódicos estadounidense William Randolph Hearst. Ahora la biblioteca lo ha publicado en forma digital para su análisis y estudio.

Características
Como es típico en un códice azteca o náhuatl de aquel tiempo, este describe la extensión de la propiedad de la tierra y las propiedades de un familia de apellido “de León”, la mayoría de cuyos miembros están representados en el manuscrito. Con gráficos náhuatl estilizados y jeroglíficos, la representación geográfica ilustra la genealogía de esta familia y su linaje de linaje de Quetzalecatzin, quien en 1480 fue el principal líder político de la región. Es de él que el códice deriva uno de sus muchos nombres.

Raro ejemplar
El manuscrito data de entre los años 1570 y 1595, de ahí la enorme rareza de un códice indígena previo a 1600. Este fue creado en un momento en que se producían muchas historias cartográficas como parte de una investigación de la realeza española sobre los recursos humanos y comunitarios en las colonias españolas, y cuando las familias indígenas intentaban reafirmar sus reivindicaciones de sus antiguas tierras. Para tener una idea de lo raro que son estos manuscritos, debe notarse que solamente alrededor de 450 manuscritos pictóricos mesoamericanos sobreviven hasta nuestros días, y menos de 100 son anteriores a 1600.

Haz click para acceder el mapa

Autoría indígena
Este tipo de mapas fueron hechos en gran parte por pintores y escribas indígenas, algo que se refleja en la estructura y la composición del Códice Quetzalecatzin. Las características particulares que apuntan a la autoría indígena incluyen convenciones ilustrativas prehispánicas, como los símbolos para ríos, caminos y senderos, y por supuesto la escritura jeroglífica. Las glosas del manuscrito, que utilizan el alfabeto latino, son indicios de su composición de la época colonial, como lo son los nombres de algunos de los líderes indígenas como “don Alonso” y “don Matheo”. Las convenciones de nomenclatura como estas proporcionan evidencia que al menos algunas élites indígenas obtuvieron el título español de nobleza (“don”), y se bautizaron con nombres cristianos.

Símbolos nativos y españoles
Como sucede con muchos códices náhuatl y mapas manuscritos de la época, este representa a una comunidad local en un momento importante de su historia. Por un lado, el mapa es una historia cartográfica azteca tradicional con su composición y diseño que muestra jeroglíficos náhuatl e ilustraciones típicas. Por otro lado, también muestra iglesias, algunos topónimos españoles y otras imágenes que sugieren una comunidad que se adapta al dominio español. Los mapas y manuscritos de este tipo generalmente trazan el territorio de la comunidad utilizando topónimos jeroglíficos, con el propio nombre de la comunidad en el centro o cerca del mismo.

Región geográfica
El códice muestra a la familia de León presidiendo una gran región de territorio que se extiende desde un poco al norte de la actual Ciudad de México, hasta justo al sur del estado de Puebla. Códices como estos son importantes documentos de fuente primaria, y para los estudiosos que investigan la historia y la etnografía durante los primeros períodos de contacto entre Europa y los pueblos de las Américas, proporcionan importantes pistas sobre cómo estas culturas tan diferentes se integraron y se adaptaron a su presencia mutua.

Forma y colorido
La forma y el color del códice reflejan muchas de las profundas estilizaciones artísticas encontradas en los libros autóctonos de toda Mesoamérica, y utilizan pigmentos y tintes extraídos naturalmente, como el azul maya y el colorante rojo obtenido de insectos, para crear el colorido audaz que sorprende a cualquiera que mire el códice. El color fue un elemento importante en todos los libros náhuatl y maya, y muchas fuentes antiguas que aún existen narran cómo fueron preparados y utilizados, entre ellas Historia general de las cosas de Nueva España, compilada por el fraile franciscano Bernardino de Sahagún alrededor de 1575-1577.

Con información redactada por John Hessler, de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

Mexicas de Tenochtitlan, descubrimientos de la arqueología mexicana

0
Miles de turistas visitan las ruinas del Templo Mayor de Tenochtitlan en la Ciudad de México, el cual fuera antes de su destrucción el núcleo religioso de los mexicas. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2011
Miles de turistas visitan las ruinas del Templo Mayor de Tenochtitlan en la Ciudad de México, el cual fuera antes de su destrucción el núcleo religioso de los mexicas. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2011

Hace casi cuatro décadas, el descubrimiento fortuito de una misteriosa y antigua piedra labrada en la Ciudad de México abrió la compuerta a uno de los proyectos de excavación arqueológica más importantes y duraderos de la historia de esta disciplina.

Fue en 1978 cuando el monolito de Coyolxauhqui volvió a ser expuesto de forma casual a la luz después haber permanecido enterrado durante siglos, ante la mirada atónita de los especialistas que acudieron a las calles del centro de la ciudad a ver de qué se trataba aquel hallazgo accidental.

La ubicación de esa mítica piedra ―representante de la deidad de la luna en la mitología mexica― daría lugar a un proyecto de excavación masiva de las ruinas de lo que fuera el Templo Mayor de aquella antigua civilización, cuya edificación se desarrolló de 1325 a 1519, a través de varias etapas de ampliación.

Los trabajos de excavación de estos vestigios se convirtieron en un parteaguas de la arqueología mexicana, ya que a medida de que los expertos en diversas disciplinas desenterraban fabulosos artefactos y estructuras, y daban a conocer sus sorprendentes hallazgos, la sociedad mexicana y el mundo podían asomarse por fin a conocer muchos de los misterios asociados a la religión, la vida, la muerte y las costumbres de la cultura azteca.

Tras casi 40 años, el acervo de información resultado de los trabajos continuos en las ruinas del Templo Mayor y sus áreas aledañas han descifrado innumerables misterios, confirmado registros históricos y contradicho otros, trazando en el proceso una rica monografía de una de las sociedades antiguas más influyentes y temidas en Mesoamérica.

Sin lugar a dudas, la destrucción sistemática y masiva causada por los conquistadores españoles y sus aliados, así como las actuales barreras físicas y los largos lapsos que toma a los arqueólogos y otros expertos llegar al epicentro de un nuevo descubrimiento y descifrarlo, muchos de los detalles de los mexicas nunca lograrán conocerse, mientras que otros tardarán aún más en encontrarse.

No obstante, a casi 40 años de aquel 21 de febrero de 1978 del surgimiento de la piedra Coyolxauhqui, estos son algunos de los más notables datos que conocemos sobre los mexicas:

Aztlán
Los fundadores de Tenochtitlan creían que originalmente procedían de un lugar llamado Aztlán, de donde se deriva el nombre aztecas. Mítico o no, de aquel sitio habrían partido hacia donde fundaron su ciudad en 1325, en una serie de islotes rodeados por las aguas del gran lago de Texcoco.

Pueblo poderoso
La historia de México data a unos 20 mil años. Entre otras culturas influyentes previas al advenimiento de los aztecas destacaron las de Teotihuacán, Monte Albán, Palenque y Tajín. Los aztecas o mexicas aparecen en el siglo XIV tras terminar un periodo de servidumbre con la tribu de Azcapotzalco, y tras formar una alianza con los pobladores de Texcoco y Tacuba. Mediante la guerra lograron una enorme expansión en lo que hoy es México, en el área de la antigua Mesoamérica. Datos indican que a la llegada de los conquistadores españoles a principios del siglo XVI, los mexicas tenían bajo su yugo a más de 370 pequeñas ciudades-estado que eran forzadas a pagar tributos en diferentes clases y bienes a los amos de Tenochtitlan. Esto a la larga les traería consecuencias fatales.

Guerreros y agricultores
Los dos aspectos sobresalientes que hicieron prosperar a la civilización mexica fueron la guerra y la agricultura. Correspondientemente, sus dos deidades más importantes eran el dios de la guerra, Huitzilopochtli, y el dios de la lluvia, Tláloc. En esencia, los aztecas fueron conquistadores militares por derecho propio, motivo por lo cual lograron expandirse, así como establecer un sistema de tributos forzados a los habitantes de los pueblos conquistados. Por tanto, los aztecas eran fuertes debido a su poder militar, su religión y su sistema tributario.

Contribuciones y logros
Los mexicas desarrollaron su propio calendario, el cual consistía de 18 meses de 20 días cada uno. Asimismo construyeron grandes ciudades y enormes pirámides y templos. En el cultivo, desarrollaron un sistema de chinampas, basado en el cultivo en lechos poco profundos de los lagos. Cultivaron maíz, frijol, tomate, calabaza y chile, entre otros. Las contribuciones de los aztecas al mundo moderno son numerosas, desde productos agrícolas hasta técnicas agrícolas, arte y una arquitectura admirable.

Politeísmo y sacrificio humano
Los mexicas creían en diferentes dioses, esto es, eran politeístas. Sus muchas deidades eran veneradas con abundantes ofrendas. Tonatiuh era su dios del sol, a quien los aztecas ofrecían sacrificios humanos para complacerlo, a cambio de continuar recibiendo luz y vida. Su creencia era que el sol se detendría, con la consecuente muerte de todo, si no le ofrecían vidas humanas.

El Templo Mayor
La estructura de mayor relevancia para la cultura mexica era el Templo Mayor, el cual constituía el núcleo de su imperio, así como su lugar más sagrado. Los primeros indicios de las ruinas del templo se ubicaron en 1914, aunque transcurrirían otros 64 años antes de que se confirmara la ubicación exacta de las mismas. Las ruinas de Tenochtitlan yacen sobre el subsuelo de la actual Ciudad de México, por tanto para excavar las ruinas del Templo Mayor se procedió a un trabajo masivo de arqueología que dio inicio en 1978 bajo el nombre de Proyecto Templo Mayor. Este proyecto continúa vigente hoy en día. El Museo del Templo Mayor, ubicado en la zona de la ruinas del templo, ofrece una amplia panorámica de la cultura de los mexicas.

Factores de su caída y derrota
La civilización azteca llegó a su fin no solamente por la invasión de los conquistadores españoles, sino por las alianzas que pueblos subyugados por los mexicas formaron con estos. Entre los pueblos súbditos había un gran descontento por el sistema tributario al que estaban sujetos por Tenochtitlan. Entre estas tribus sometidas a ese yugo tributario estaban, por ejemplo, los totonacas, que en 1519 tras el desembarco en Veracruz del conquistador español Hernán Cortes y sus huestes, hicieron patente su inconformidad a los españoles en contra de Moctezuma II, el tlatoani azteca. Esto llevó a la formación de alianzas entre pueblos sometidos y conquistadores, creando un frente común contra los mexicas. De tal modo que no sólo fueron cientos de españoles los que derrotaron el gran poderío de Tenochtitlan, sino los muchos enemigos de los aztecas que habitaban en las regiones aledañas.

Pensamiento revolucionario de Pancho Villa

0
En el Museo Nacional de la Revolución, en la Ciudad de México, la figura histórica de Pancho Villa es una de las más populares entre las miles de personas que visitan el museo anualmente. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2016
En el Museo Nacional de la Revolución, en la Ciudad de México, la figura histórica de Pancho Villa es una de las más populares entre las miles de personas que visitan el museo anualmente. Foto: Eduardo Barraza | Barriozona Magazine © 2016

“…el epitafio de Villa fue un suspiro universal de lamento y alivio”.
Anita Brenner / Idols Behind Altars

En los ideales revolucionarios del proyecto democrático que se esbozaba para el México de principios del siglo XX, Pancho Villa encontró una amplia arteria para expresar su intensa inconformidad social. La teoría de la Revolución, enunciada por Francisco I. Madero, se convirtió en la causa para su rebeldía, y en la plataforma para su expresión violenta, la cual ahora percibía como justificada y como una actitud legítima de protesta en contra de las injusticias sociales que le habían empujado al bandolerismo.

Villa era un hombre académicamente inculto, pero poseía una increíble intuición de lucha social, la cual, en su estado más brutal, lo convirtió en un criminal de carrera, y en un elemento antisocial de un sistema desigual y opresor. Villa, el bandolero, comprendió que la naciente revolución era el lenguaje con el que podía expresarse, y así se incorporó con toda la fuerza de su carácter indomable a pelear, transformándose en un agente revolucionario acreditado por su propia condición de marginado.

Villa destacó por su astucia, su sagacidad y por su agresividad sorpresiva, pero este implacable guerrillero mexicano sobresalió más, substancialmente, porque él mismo era un producto nato de la discriminación, del abuso y de la pobreza de su contexto social. Villa evolucionó de ser víctima a vengador de su propia identidad de segregado, razón que explica por qué la clase pobre y explotada se identificaba con él; el caudillo era el pueblo mismo a caballo, voz y expresión colectiva de los desposeídos, quienes anhelaban una emancipación social.

A través de Villa, ya como elemento de la catártica revolución, el clamor por justicia encontraba un portavoz para promover el cambio social. Villa fue una temible descarga emotiva para el grito reprimido del desheredado social, del ciudadano doblegado por la vara desmedida del abuso.

Como fenómeno social, Pancho Villa fue la hoz que recogió la cosecha de las semillas de injusticia sembradas por la elite de ricos. Como manifestación sociológica y antropológica, Villa fue un monstruo social, concebido en el vientre de una sociedad ultrajada. De esa monstruosidad, de ese ente espantoso que era Villa, esa misma minoría selecta se escandalizaba, como el progenitor que se perturba con el producto de su propio incesto, y que tiene que vivir con la pesadilla que él mismo engendró.

En su irracionalidad bandolera, Pancho Villa fue el vómito de una nación hartada en su gula de despotismo, atropello, y dictadura; en su raciocinio revolucionario, en contraste, este ser, mitad hombre y mitad caballo, mitad realidad y mitad leyenda, fue un grito de parto para el nacimiento de un México con facciones de justicia social.

La dualidad de la naturaleza rebelde y revolucionaria del llamado Centauro del Norte, lo mismo le habilitó que le deshabilitó. Cuando cabalgó por la avenida de la causa sociopolítica, bajo la inspiración democrática de Madero, la agenda de Villa fue la reforma social, y su actitud, la de un líder igualitario.

Collage de Pancho Villa
Collage de Pancho Villa
Photo: -Chupacabras- via Visualhunt.com / CC BY-SA

Pero cuando los avatares de la Revolución lo despojaron de esa expresión justiciera, Villa volvió a transitar por sus conocidos atajos de bandolerismo, y a reagruparse en las montañas que atestiguaron su endurecimiento como bandido sanguinario. Villa volvía a comunicarse en el dialecto de la venganza y el odio violento. A causa de esa ambigüedad que caracterizó su vida y su muerte, no es posible encasillarle solamente como bandolero o revolucionario, o como héroe o villano, porque su carácter traspasó no sólo las estructuras sociales, pero también las dimensiones de su propio pensamiento guerrillero y militar, el cual le mitificó y le convirtió en un personaje de leyenda. Villa fue lo uno y lo otro a través de su vida.

Villa fue un hombre recio y de gran arrojo, pero también mostró ser vulnerable a sentimientos de marginalidad, derrota y traición. Tanto en su juventud como en su edad adulta, Villa reaccionó con un instinto que lo transformaba en una fiera social de ira destructora, cuya raíz era su condición de segregado. En los años posteriores a la muerte de Madero y a la dimisión de Victoriano Huerta, y luego de que Venustiano Carranza fuera reconocido oficialmente por el gobierno de Estados Unidos como presidente, Villa quedó al margen del gobierno mexicano y sin el apoyo armamentista que inicialmente había recibido de Estados Unidos.

En su intento de derrocar a Carranza, Villa sufrió humillantes derrotas por el genio militar que fue Álvaro Obregón. Su otrora poderosa División del Norte acabó diezmada y dispersada, y su prestigio como general, desvanecido. Su expresión ya no volvería a ser de justicia social, sino de resentimiento y venganza, actitudes que evocan a Doroteo Arango, el muchacho que se dice vengó el ultraje cometido a su hermana.

A pesar de su eminencia guerrera, la visión revolucionaria de Villa nunca llegó a ser desarrollada plenamente. Su naturaleza indómita y combativa al servicio de la causa lo encumbró como un soldado nato e ideal para la batalla, pero su interés por la reforma social fue esporádico, y su movimiento careció de una clara ideología política. Villa no tuvo la capacidad de establecer un aparato legal para implementar un programa de progreso social a gran escala, debido a que la suya era una conciencia de lucha armada, no de discernimiento político. Su protesta violenta fue un símbolo de redención, pero fue por igual un estigma de penitencia.

En la idiosincrasia del mexicano, sin embargo, Villa constituye no sólo el héroe institucionalizado de la Revolución, sino un ídolo popular que personifica las causas marginadas, un mito cohesivo que proporciona la oportunidad de desagravio simbólico para el alma del mexicano, especialmente en relación con el rencor por las incursiones norteamericanas en suelo mexicano, y en la percepción imperialista que se tiene de Estados Unidos hasta estos días.

En el folklore nacional de México, Villa es un adalid que se vengó impunemente de Estados Unidos, hecho que perpetúo su popularidad y su fama, y dio, asimismo, lugar a una ideología revanchista con la que el mexicano cree restituirse y reivindicarse de la injuria recibida. La astucia, sagacidad, y capacidad de Villa para eludir al poderoso enemigo, actúan así como una válvula sociocultural que canaliza el fluido de rencor y resentimiento de un pueblo despojado y subyugado.

El epílogo de la vida de Villa –el campesino convertido en bandolero, el bandolero transformado en revolucionario, y el revolucionario vuelto en héroe– fue tan violenta y sanguinaria como su misma vocación guerrillera. Su muerte cerró el ciclo de venganza que se abrió cuando Doroteo Arango –epítome del campesino oprimido– comprendió su desfavorable condición social.

Pancho Villa había nacido de esa inconformidad, de ese sentimiento de rechazo, y de la imposibilidad de obtener justicia por medios legales; fue el engendro de un gobierno déspota y dictatorial, un ser anómalo concebido en el sufrimiento y el dolor de una sociedad oprimida. En la postrimería de su convulsionada existencia, el monstruo sería aniquilado por la misma elite que le había parido. En su sepulcro, desprovisto de toda paz, el cadáver de Villa sería decapitado por alguien que quiso asegurarse, quizás, de que el monstruo no volviera a rebelarse.

Bibliografía
– Anita Brenner. Idols Behind Altars, The Story of the Mexican Spirit. 1970
(1929)
– Herbert Molloy Mason, Jr. The Great Pursuit, Pershing’s Expedition to
Destroy Pancho Villa. 1995.
– Jim Tuck. Pancho Villa and John Reed, Two Faces of Romantic Revolution.
First Edition, 1984.
– Judith Adler Hellman. Mexico in Crisis. Second Edition 1988.
– Steven O’Brien. Pancho Villa. Primera Edición, 1995

Reconocen hazaña del “Héroe de Nacozari” en Phoenix, Arizona

0
Jesús García fue reconocido por el gobierno de la Ciudad de Phoenix, declarando el 7 de noviembre como su día. Collage: Barriozona Magazine
Jesús García fue reconocido por el gobierno de la Ciudad de Phoenix, declarando el 7 de noviembre como su día. Collage: Barriozona Magazine

(Phoenix, Arizona) – Hoy se cumplen 110 años de una tragedia de serias proporciones ocurrida un poblado minero del estado de Sonora, México.

Lejos de disiparse con el transcurrir del tiempo, aquel suceso histórico que pudo haber causado la muerte a miles de residentes de Nacozari mantiene su vigencia después de que el gobierno de la Ciudad de Phoenix, capital de Arizona, promulgara una declaratoria que reconoce a un hombre que evitó una catástrofe de mayores proporciones.

La semana pasada, el alcalde de Phoenix, Greg Stanton, declaró el 7 de noviembre como el “Día de Jesús García”. La declaratoria del gobierno de Phoenix se promulgó como “homenaje póstumo por su acto sobresaliente de valentía y heroísmo”.

La historia de Jesús García Corona es ampliamente conocida en México, pero no es ajena en Estados Unidos ni en otras partes del mundo, donde el acto de valentía de este maquinista sonorense que forjara una de las acciones más heroicas en la historia del ferrocarril mundial también se reconoce.

La declaratoria emitida por el gobierno de Phoenix no es sino el más reciente homenaje al “Héroe de Nacozari” en una larga cadena de reconocimientos en México y alrededor del mundo realizados a través de las décadas.

García se inició en el ferrocarril a la edad de 17 años. Trabajó como controlador de frenos y posteriormente como bombero, para después llegar a ser ingeniero de máquinas.

Los hechos que cincelaron su nombre en la historia ocurrieron el 7 de noviembre de 1907, cuando un tren que viajaba de Nacozari, Sonora a Douglas, Arizona, fue alcanzado por el fuego.

La rápida acción de García revela que en su mente una fuerte explosión en las cercanías de la zona habitada de Nacozari era tanto inevitable como inminente. Conduciendo el tren en reversa, García buscó alejar del pueblo aquel tren antes que el fuego alcanzara la dinamita que se transportaba. La acción era demasiado riesgosa.

El estallido sucedió a seis kilómetros del poblado, lo que evitó la probable muerte de muchos de los cinco mil habitantes de Nacozari, pero causando la muerte de García, así como la de otras 12 personas.

Muchas tragedias se desvanecen con el paso del tiempo. Sin embargo, aquella explosión ocurrida en Nacozari hace más de un siglo se continúa recordando, como es el caso de ciudades como Phoenix, gracias a la reacción rápida y temeraria de un hombre que perdiendo su vida alcanzó la estatura de un héroe que no se acorta con los años.

Cronología de acontecimientos sociopolíticos en México ― 1968-1988

0
Los estudiantes mexicanos llevaron a cabo protestas en la ciudad de México en la que quemaron autobuses de pasajeros. Foto: Marcel·lí Perelló
Los estudiantes mexicanos llevaron a cabo protestas en la ciudad de México en la que quemaron autobuses de pasajeros. Foto: Marcel·lí Perelló

Algunos de los sucesos sociopolíticos que tuvieron mayor impacto y repercusión en la vida de México ocurrieron a partir de 1968 y durante las décadas de 1970 y 1980. En la siguiente lista se incluyen algunos de los más relevantes de 1968 a 1988.

1968 ― Movimiento Estudiantil
En agosto de 1968, 500 mil estudiantes organizan protestas contra el gobierno en la Ciudad de México. Su pliego petitorio encierra varias demandas, entre ellas la libertad de todos los presos políticos, la disolución del cuerpo policial antimotines (conocido como granaderos), y la derogación de las leyes que penalizan actos de subversión, traición y desorden.

Las protestas se llevan a durante los meses previos al inicio de los Juegos Olímpicos de México 1968. El 2 de octubre, el presidente Gustavo Díaz Ordaz decide reprimir el movimiento estudiantil enviando a soldados del ejército armados para disolver una protesta en la que participan unos cinco mil estudiantes reunidos en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, en la ciudad de México. Los soldados abren fuego contra la multitud, matando a cientos de civiles.

1971 ― Masacre de Corpus Christi
La masacre de Corpus Christi, también conocida como “El Halconazo”, fue una matanza de estudiantes que se manifestaban en contra del gobierno en la Ciudad de México el 10 de junio, 1971, día de Corpus Christi.

La represión comenzó tras una marcha rumbo al Zócalo, lo cual fue impedido por la policía y elementos antidisturbios (granaderos). Un grupo de choque entrenado por la Dirección Federal de Seguridad y la CIA, conocido como “los Halcones”, atacaron a estudiantes con palos de bambú y kendo para que los estudiantes los repelieran fácilmente. Los Halcones atacaron de nuevo a los estudiantes con rifles de alto calibre, durante un tiroteo que duró varios minutos. El número de muertos fue de cerca de 120 personas.

1976 ― Devaluación del peso
El presidente de México Luis Echeverría Álvarez (1970-1976) decide devaluar el peso en respuesta al mal estado de la economía nacional. México no veía una devaluación de su moneda desde 1954.

Echeverría es acusado de ser el causante de un gasto gubernamental irresponsable, lo que provoca un aumento de la inflación que lleva a la devaluación del peso de $12.50 pesos por dólar a $22.69 pesos por dólar a fines de 1976. Bajo el gobierno de Echeverría, la deuda externa de México se disparó de seis mil millones en 1970 a 20 mil millones en 1976.

1982 ―  Más devaluaciones del peso
Al final del sexenio del presidente José López Portillo (1976-1982), la alta inflación y la deuda externa del país, así como la disminución de las reservas internacionales, obligan a una triple devaluación del peso. En septiembre, durante su informe de gobierno, López Portillo anuncia la nacionalización del sistema bancario privado de México. Al final del sexenio de López Portillo, el peso alcanzaría $150.29 pesos por dólar.

1983 ― Victorias electorales del Partido Acción Nacional
Tras los gobiernos del Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo, ambos miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN), el principal partido opositor, logra importantes victorias en las elecciones legislativas municipales y estatales de julio.

1985 ― Asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena; terremoto y surgimiento del concepto de sociedad civil
El 5 de marzo de 1985, el cuerpo del agente encubierto de la DEA Enrique Camarena es encontrado en una zona rural en el estado de Michoacán. Camarena había sido secuestrado en plena luz del día el 7 de febrero bajo órdenes del narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo, líder del Cártel de Guadalajara. El agente mexicoamericano había sido asignado a México en 1981 para detectar y denunciar actividades de narcotraficantes mexicanos. Se cree que Camarena fue muerto el 9 de febrero después de haber sido sujeto a actos de tortura en represalia por su trabajo.

1987 ― Devaluación del peso
Hacia el final del sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988), el gobierno impone medidas drásticas de austeridad económica, las cuales incluyen una mayor devaluación del peso frente al dólar. Esto ocurre tras el desplome de la bolsa de México en octubre. Al final del sexenio de de la Madrid, un dólar equivalía a $2,289.58 pesos.

1988 ― Fraude electoral en elecciones presidenciales
Un miembro de una nueva generación de políticos mexicanos es elegido como presidente de México cuando el candidato del PRI, Carlos Salinas de Gortari, es declarado ganador de las elecciones de 1988. Salinas, un tecnócrata educado en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, propone amplias reformas los planos políticos y económicos. Salinas obtiene el 50.4 por ciento de los votos, cifra que representa el nivel más bajo para un candidato del PRI.

Los candidatos presidenciales opositores al partido oficial Cuauhtémoc Cárdenas, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Manuel Clouthier, del Partido Acción Nacional (PAN), y Rosario Ibarra de Piedra, del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), denuncian un fraude electoral. El Congreso refutaría más tarde, en septiembre, dichas acusaciones.

Años más tarde, en 2004, el ex presidente Miguel de la Madrid admite en su autobiografía titulada Cambio de rumbo, Testimonio de una Presidencia, 1982-1988, que las elecciones presidenciales en efecto fueron manipuladas de tal manera que el PRI resultara ganador, y que tres años después de las elecciones, todas las papeletas electorales fueron quemadas para destruir toda evidencia del fraude.

Cronología de acontecimientos sociopolíticos en México ― 1990-1999

0
La madrugada del día de Año Nuevo, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), lidera una revuelta en el estado de Chiapas, al sur de México, matando a decenas de personas.
La madrugada del día de Año Nuevo, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), lidera una revuelta en el estado de Chiapas, al sur de México, matando a decenas de personas.

Durante la última década del XX, México se prepara para jugar un papel comercial clave y mayor en Norteamérica, no obstante, en 1994, una serie de acontecimientos sacuden y dan un viro a la vida nacional. En la siguiente lista se incluyen algunos de los más sucesos más relevantes de la década de 1990.

Leer aquí la Cronología de acontecimientos sociopolíticos en México ― 1968-1988

1990 ― México busca convenio de libre comercio norteamericano
El presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari y su homólogo de Estados Unidos George H. W. Bush se reúnen en junio de 1990 para convenir un acuerdo de libre comercio norteamericano que busca la eliminación de los aranceles y otras barreras comerciales entre los dos países. El pacto se convertiría más tarde en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

1992 ― Se reanudan relaciones diplomáticas entre México y El Vaticano; firma del TLCAN
En 1991, el gobierno de Carlos Salinas de Gortari comienza la reconciliación entre México y la Iglesia Católica Romana. La Constitución Mexicana de 1917 había establecido negar a la iglesia el reconocimiento legal, así como la prohibición a la dirigencia católica de poseer propiedades, propagar la fe, votar o estar a cargo de escuelas. El 21 de septiembre de 1992, Salinas anuncia que la concesión de reconocimiento legal a la iglesia, dando por terminadas muchas de las restricciones gubernamentales a la iglesia. Algunos observadores sociales catalogan la medida de Salinas como un intento de mejorar a la impresión hacia él del pueblo de México, luego de su dudosa victoria electoral en las elecciones de 1988. La población de México es mayoritariamente católica.

En el plano económico, en agosto de 1992, México, Estados Unidos y Canadá acuerdan en finalizar el TLCAN, creando un bloque norteamericano de libre comercio. El convenio se firma el 17 de diciembre de 1992.

1993 – Captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán
El 9 de junio de 1993 se logra la captura de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, líder del Cártel de Sinaloa. La aprehensión ocurre en el puente internacional del Talismán, sobre el río Suchiate, en la frontera México-Guatemala. Guzmán es posteriormente sentenciado a más de 20 años de prisión por delitos de narcotráfico, asociación delictiva y soborno. El narcotraficante se fugaría en 2001.

1994 ― Inicia TLCAN; surgimiento del EZLN; asesinatos de Luis Donaldo Colosio y Francisco Ruíz Massieu; devaluación del peso
El Tratado de Libre Comercio de América del Norte entra en vigor el primero de enero de 1994.

La madrugada del día de Año Nuevo, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), lidera una revuelta en el estado de Chiapas, al sur de México, matando a decenas de personas.

Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para las elecciones de 1994, es asesinado el 23 de marzo en Tijuana tras concluir un discurso de campaña.

José Francisco Ruiz Massieu, secretario general del PRI, y excuñado del presidente Salinas, es asesinado en la Ciudad de México por un pistolero el 28 de septiembre.

Ernesto Zedillo Ponce de León, candidato del PRI, es declarado ganador de la elección presidencial de 1994. Tras tomar el poder, Zedillo devalúa el peso, generando con esta medida temor en los inversionistas, y provocando una recesión de la economía.

1995 ― Rescate económico de EE.UU.; arresto de Raúl Salinas; exilio de Carlos Salinas en Irlanda
Ante la grave situación económica a la que se enfrenta México, Estados Unidos promete un rescate de $20 mil millones de dólares para ayudar a estabilizar el peso. La ayuda financiera impulsa el compromiso global total a México a más de $49 mil millones. En respuesta, el Secretario de Hacienda de México, Guillermo Ortiz, anuncia medidas de austeridad económica en marzo.

Raúl Salinas de Gortari, hermano del ex presidente Carlos Salinas, es arrestado el primero de marzo por su posible papel como autor intelectual del asesinato de Ruiz Massieu, su excuñado y secretario general del PRI.

Días después, Carlos Salinas abandona México para iniciar un exilio voluntario en Irlanda.

El 3 de abril de 1995, se lleva a cabo la primera reunión entre los representantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y funcionarios del gobierno de Presidente Ernesto Zedillo. El proceso es llamado por el Subcomandante Marcos (Rafael Sebastián Guillén Vicente) “Pasos hacia la paz”.

1996 ― Reformas políticas propuestas por el presidente Zedillo
El Congreso de México convoca una sesión especial en julio de 1996 para discutir una importante revisión del sistema político y debatir las reformas políticas, uno de las propuestas más importantes de la campaña electoral del presidente Ernesto Zedillo. Más tarde, los miembros del PRI rechazan las reformas.

Los rebeldes zapatistas abandonan las conversaciones de paz con el gobierno en septiembre.

1997 ― PRI pierde control de Cámara de Senadores; Masacre de Acteal
Por primera vez en 68 años, el PRI pierde en las elecciones del 6 de julio de 1997 la mayoría absoluta de la Cámara de Diputados.

El 22 de diciembre de 1977, en el pequeño poblado de Acteal, en Chiapas, se perpetra la llamada Masacre de Acteal, una matanza de 45 personas que asistían a una reunión de oración de los pueblos indígenas tzotziles, entre ellos varios niños y mujeres embarazadas, miembros del grupo pacifista Las Abejas. La masacre fue cometida por el grupo paramilitar Máscara Roja.

1998 ― Gobierno da muerte a rebeldes del ERP; PRI pierde escaños en elecciones federales; gobierno y EZLN reinician conversaciones; informe de EE.UU. acusa a Citibank de canalizar dinero de Raúl Salinas
En junio, tropas mexicanas matan a 11 rebeldes izquierdistas del Ejército Revolucionario Popular (ERP), una organización guerrillera en México. El Partido Democrático Popular Revolucionario (PDPR), se considera el brazo político del ERP. La acción militar del gobierno representa su endurecimiento contra los guerrilleros y sus seguidores.

Durante las elecciones federales en México el de 6 julio, el PRI pierde algunos escaños claves, pero gana uno en Chihuahua. La elección incluye 13 estados.

El 20 de noviembre de 1998 el Congreso Mexicano y EZLN dieron inicio a nuevas negociaciones en San Cristóbal de las Casas mediante de la Comisión de Concordia y Pacificación (COCOPA). Las conversaciones fueron la primera reunión desde que ambas partes rompieron todas las relaciones en septiembre de 1996. La COCOPA se compuso de 18 delegados de los principales partidos políticos y 29 miembros del EZLN. Tres días más tarde, el 23 de noviembre, los zapatistas abandonan las conversaciones.

A principios de diciembre de 1998, se da a conocer en un informe del gobierno de Estados Unidos que la institución financiera Citibank, el segundo banco más grande de Estados Unidos, canalizó hasta 100 millones de dólares en presunto dinero de la droga y en cuentas bancarias suizas a Raúl Salinas de Gortari. El informe fue publicado el 4 de diciembre por la Oficina General de Contabilidad de EE.UU.

1999 ― Fin del subsidio a la tortilla 1999; Raúl Salinas declarado culpable; “Caso Cancún”; familia Hank acusada de narcotráfico; candidatos presidenciales para elección presidencial 2000

El primero de enero de 1999, tras 25 años de subsidio a las tortillas, el gobierno mexicano pone fin a la ayuda económica a este producto básico En términos financieros, la medida provoca que los precios de la tortilla se disparen, mientras que en la arena social representa un duro golpe a los más pobres de México, quienes dependen de este producto de harina de maíz para su dieta diaria.

El 21 de enero de 1999, Raúl Salinas de Gortari, hermano mayor del ex presidente Carlos Salinas, es declarado culpable de ordenar el asesinato en septiembre de 1994 de su excuñado José Francisco Ruiz Massieu, secretario general del PRI.

El 6 de abril de 1999, la Procuraduría General de la República de México ordena el arresto del ex gobernador de Quintana Roo y de más de 100 funcionarios públicos y otros acusados ​​de haber trabajado para uno delos cárteles más poderoso del país, el Cártel de Juárez. La operación fue conocida como “Caso Cancún” o “Maxiproceso”.

Un informe del Centro Nacional de Inteligencia Antidrogas de Estados Unidos revela que la familia Hank, una de las más acaudaladas y políticamente más poderosas de México está tan involucrada en el narcotráfico y el lavado de dinero que Carlos Hank González y sus hijos Carlos Hank Rhon y Jorge Hank Rhon representan una amenaza para los Estados Unidos. Hank González fue regente de la Ciudad de México, gobernador del Estado de México, Secretario de Agricultura y Secretario de Turismo. El informe, conocido como Operación Tigre Blanco, se basó en información de la Administración para el Control de Drogas (DEA), el FBI, el Servicio de Aduanas, la CIA, la Interpol y otras agencias, y concluye que la familia Hank coordinaba envíos de drogas, llevaba a cabo lavado de dinero a gran escala, y la corrupción pública.

En diciembre se definen los candidatos de los principales partidos políticos para la presidencia de México para la elección de 2000. Vicente Fox Quesada se postula por el PAN, Francisco Labastida Ochoa por el PRI, y Cuauhtémoc Cárdenas por el PRD.

Excavan plataforma que dio nombre al Zócalo de la Ciudad de México

0
La explanada de la Plaza de la Constitución en el corazón de la Ciudad de México es objeto obras de excavación, las cuales han sacado a la luz una plataforma construida hace tres siglos y medio. Foto: Melitón Tapia | INAH
La explanada de la Plaza de la Constitución en el corazón de la Ciudad de México es objeto obras de excavación, las cuales han sacado a la luz una plataforma construida hace tres siglos y medio. Foto: Melitón Tapia | INAH

(Ciudad de México) — Para los mexicanos y para el mundo, El Zócalo es la amplia plaza ubicada en el corazón de la Ciudad de México rodeada por el viejo Palacio Nacional, la Catedral Metropolitana y otros edificios coloniales.

Llamado oficialmente Plaza de la Constitución, la mayor parte del famoso Zócalo se encuentra actualmente cercado debido a obras de salvamento arqueológico que resultaron en el descubrimiento de una vieja plataforma circular que con el tiempo le dio nombre a este espacio.

La plataforma de ocho metros de diámetro y 28 centímetros de altura fue parte de lo que se proyectaba sería un monumento a la Independencia que nunca se concluyó. Sus orígenes datan del año 1843, durante uno de los varios mandatos presidenciales de Antonio López de Santa Anna.

La plataforma, según indican los arqueólogos, fue construida con un núcleo de mampostería y paramento de bloques de basalto. La mampostería es un sistema tradicional para erigir muros y paredes colocando los materiales manualmente.

A los arqueólogos mexicanos nunca les falta trabajo. Ahora excavaron en la Plaza de la Constitución, donde se sabía de la existencia de una importante estructura enterrada por casi dos siglos. Foto: Melitón Tapia | INAH
A los arqueólogos mexicanos nunca les falta trabajo. Ahora excavaron en la Plaza de la Constitución, donde se sabía de la existencia de una importante estructura enterrada por casi dos siglos. Foto: Melitón Tapia | INAH

A dicha plataforma fue a lo que originalmente se le llamó zócalo, esto es, una estructura inferior de un edificio puesta a fin de elevar los basamentos a un mismo nivel.

No obstante, en algún momento de la vida cotidiana de la ciudad, sus habitantes comenzaron a referirse a toda la plaza como el Zócalo, y en lugar de convertirse en un monumento a la Independencia, la plataforma vino a nombrar este gran espacio, escenario de un gran número de hechos históricos.

El zócalo original con el tiempo quedó en el olvido, enterrado tras sucesivas remodelaciones de la explanada que la mayoría de la gente conoce, y en donde una gran bandera de México ondea sostenida por una enorme y solitaria asta en el centro.

Alguna similitud podría trazarse a partir de este proyecto de construcción fallido con el del Palacio Legislativo, que inició su edificación justo antes del estallido de la Revolución Mexicana, durante el gobierno de Porfirio Díaz.

En este caso fue la guerra y no la falta de fondos lo que interrumpió que la construcción del palacio continuara, y que eventualmente fuera abandonada por completo.

Así, tanto el nombre Zócalo de la Ciudad de México como la estructura del Monumento de la Revolución son resultado de dos proyectos inconclusos que se tornaron en grandes iconos de la identidad, la historia y la fisonomía de esta metrópolis.

El hallazgo del zócalo original, es decir, de la plataforma circular excavada por arqueólogos bajo la Dirección de Salvamento Arqueológico del Instituto Nacional de Antropología e Historia, viene no solamente a corrobar el registro histórico, sino a redactar una página nueva en la extensa crónica de la Ciudad de México, y su antecesora Tenochtitlan.

Este descubrimiento arqueológico en la explanada de la Plaza de la Constitución se suma a los hallazgos ocurridos en 1790 del monolito de Coatlicue, la Piedra del Sol (también llamada Calendario Azteca) y la piedra de Tizoc.

Desde el inicio de las obras de construcción subterránea del Metro en 1967, la Ciudad de México ha visto una de las más prolíficas etapas de hallazgos arqueológicos.

Estos aumentaron considerablemente con el descubrimiento de la piedra Coyolxauhqui en 1978, lo que condujo a ubicación exacta y excavación masiva de las ruinas del Templo Mayor, y a otros sorprendentes encuentros como el del monolito Tlaltecuhtli en 2006.

Leer más artículos de Arqueología


Surgen vestigios de habitantes de barrio mexica que resistió a conquistadores españoles

0
Restos humanos como este fueron encontrados en un predio en el Centro de la Ciudad de México. En tiempos de los mexicas, la antigua casa de dos pisos bajo la que se encontraron está donde se ubicaba el barrio de Colhuacatonco. Foto: María de la Luz Escobedo | INAH
Restos humanos como este fueron encontrados en un predio en el Centro de la Ciudad de México. En tiempos de los mexicas, la antigua casa de dos pisos bajo la que se encontraron está donde se ubicaba el barrio de Colhuacatonco. Foto: María de la Luz Escobedo | INAH

(Ciudad de México) — La realidad de que las ruinas de una ciudad destruida yacen bajo un amplio perímetro de otra ciudad ―la Ciudad de México― no es motivo de sorpresa para nadie. No obstante, los descubrimientos arqueológicos a partir de lo que fuera Tenochtitlan no cesan de causar asombro cada que vez que estos resurgen desde sus sitios milenarios.

Desde el inicio de las obras de construcción del Metro de la Ciudad de México en 1967, los arqueólogos mexicanos concluyeron que donde se hicieran excavaciones, ahí se encontrarían vestigios de la antigua ciudad de los mexicas.

Los trabajos de construcción de este medio de transporte han devuelto de las entrañas de la tierra mexica más de 20 mil hallazgos de piezas y estructuras arqueológicas, así como hecho posible un gran número salvamentos arqueológicos.

Una década más tarde del inicio de las obras del Metro, el descubrimiento del monolito de Coyolxauhqui corroboró la deducción de los arqueólogos. El hallazgo de aquella piedra se convirtió en un hito histórico al revelar a los investigadores el sitio exacto en donde se encontraba el Templo Mayor de Tenochtitlan, lo que llevó a la excavación masiva de sus ruinas.

Los arqueólogos piensan que debido a la mejor calidad de la antigua vivienda donde se encontraron siete entierros humanos, se trata de nobles mexicas. Foto: María de la Luz Escobedo | INAH
Los arqueólogos piensan que debido a la mejor calidad de la antigua vivienda donde se encontraron siete entierros humanos, se trata de nobles mexicas. Foto: María de la Luz Escobedo | INAH

Nuevo hallazgo en antiguo barrio mexica
El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dio a conocer este lunes el descubrimiento de restos humanos en un recinto de lo que se considera fueron nobles mexicas que vivieron en el barrio de Colhuacatonco.

El hallazgo se hizo bajo una antigua vivienda en el Centro Histórico de la Ciudad de México, de las conocidas como vecindades. Estas son casas grandes con varias viviendas en donde habitan distintas familias, por lo general de bajos recursos económicos.

La vivienda de dos pisos que abrió las puertas a este hallazgo se ubica en la calle República del Perú. Especialistas de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH deducen que lo hallado se trata de construcciones de nobles mexicas, o de sus familias, que habitaban en Colhuacatonco.

Lo anterior se deriva de que solamente los nobles tenían habitaciones construidas con piedra, una característica que diferenciaba sus viviendas de las de los habitantes comunes.

Fachada de la dilapidada vivienda debajo de la cual se hizo el hallazgo. Está ubicada en el número 40 de la calle República del Perú, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Foto: Google Maps
Fachada de la dilapidada vivienda debajo de la cual se hizo el hallazgo. Está ubicada en el número 40 de la calle República del Perú, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Foto: Google Maps

Parte de lo encontrado es una plataforma mexica en el lado norte del terreno. Se trata de un pequeño recinto, posiblemente de uso ceremonial, con piso pulido en muy buenas condiciones, y similar en calidad a las superficies del Templo Mayor.

Con base a la descripción de la arqueóloga María de la Luz Escobedo, el recinto es un “lugar íntimo”. Un círculo con rayos que fue plasmado con pintura negra se ubica en el centro del piso, el cual pudiera representar un escudo. Asimismo se encontró un adoratorio que aún muestra la huella de un fogón o bien donde se ponía el brasero para iluminar aquel espacio.

Los trabajos arqueológicos revelaron siete entierros de tres adultos y cuatro niños. Se estima que los entierros son contemporáneos y datan de la época del contacto de los mexicas con los españoles, según Escobedo. Las sepulturas fueron dispuestas con ofrendas sencillas.

Debido a los objetos encontrados, para los investigadores este descubrimiento representa una verdadera “cápsula del tiempo”, con una continuidad a través de cinco siglos.

“Estamos sorprendidos de la continuidad de más de 500 años, reflejada en los materiales recolectados”, afirman los arqueólogos involucrados en este trabajo.

Esta figurilla mexica es uno de los sorprendentes objetos hallados en una antigua vecindad en el centro de la Ciudad de México. Foto: Melitón Tapia | INAH
Esta figurilla mexica es uno de los sorprendentes objetos hallados en una antigua vecindad en el centro de la Ciudad de México. Foto: Melitón Tapia | INAH

Algunos de los objetos encontrados son:
Molcajetes
Platos Azteca III
Figurillas mexicas
Pequeños silbatos en forma de aves
Personajes de rasgos occidentales y con sombrero
Representaciones de monjas
Candeleros y jarras con adornos

Una vez concluido el trabajo de excavación, estos vestigios de la cultura mexica contarán con la protección del proyecto de vivienda social al que se asignará este terreno.

Colhuacatonco: rebeldía indígena
Tras la invasión de los españoles y paulatina sumisión forzada de los nativos, se sabe que los habitantes del barrio de Colhuacatonco resistieron la conquista de forma “pasiva”.

Fray Bernardino de Sahagún relata que fue en Colhuacatonco donde los mexicas capturaron una bandera española. Esta rebeldía indígena continuó aún después de que los conquistadores impusieran su dominio, de acuerdo a lo revelado en el contexto arqueológico.

Evidencia encontrada por los arqueólogos indica que los habitantes de Colhuacatonco mantuvieron una resistencia “pasiva” tras caída la ciudad de México-Tenochtitlan en 1521.

Los vestigios de quienes habitaron este barrio sacan a la luz otro eslabón arqueológico de la interminable cadena de secretos que aguardan su descubrimiento. Estos confirman y acrecientan el acervo arqueológico de Tenochtitlan. De esta manera, en palabras de Escobedo, la historia sigue hablando por la Ciudad de México.


Mujer indígena mexicana buscará presidencia en elecciones de 2018

0
María de Jesús Patricio Martínez se dirige a la audiencia durante la conferencia de prensa de la Asamblea Constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno para México en mayo de 2017.
María de Jesús Patricio Martínez se dirige a la audiencia durante la conferencia de prensa de la Asamblea Constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno para México en mayo de 2017.

Las elecciones federales de México en 2018 podrían incluir la candidatura independiente de una mujer indígena aspirante a la presidencia de la república representando al Consejo Indígena de Gobierno (CIG).

María de Jesús Patricio Martínez fue designada como portavoz de la Asamblea Constitutiva del CIG del Congreso Nacional Indígena (CNI). El CNI es una organización que aglutina a decenas de comunidades, naciones, pueblos, barrios y tribus indígenas de México. La designación es respaldada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Mediante un comunicado, el grupo revolucionario izquierdista con sede en Chiapas anunció en octubre de 2016 que junto con el CNI buscaría participar en las elecciones de 2018 nombrado a una mujer indígena como candidata independiente.

Como portavoz, Patricio Martínez, conocida como Marichuy, también se convierte en postulante a la presidencia de México. Para oficializar su candidatura, el CNI deberá reunir la cantidad de firmas necesarias y, de conseguirlo, ella pasaría a ser la primera mujer indígena en buscar el poder ejecutivo del país.

Originaria de Túxpan, Jalisco, México, Patricio Martínez es una activista de Derechos Humanos, así como curandera tradicional al frente de un centro de salud comunitario, llamado La Casa de Salud Calli Tecolhuacateca Tochan. Como vocera del CIG representa a 60 pueblos indígenas de México.

Durante un discurso emitido tras el anuncio de su designación, expresó que su nominación “es con el fin, no tanto de trabajar en la cuestión de llevar votos, de ir a sentarnos allá en la silla maliciada; más bien nuestra participación es por la vida”.

Indicó que su trabajo buscará “la organización, la reconstitución de nuestros pueblos que han sido golpeados por años y años”. También lanzó un llamado a todos los sectores de la sociedad a unir esfuerzos para poder “destruir a este sistema que nos está acabando a todos en general”.


La imagen María de Jesús Patricio Martínez ya tiene presencia en la cultura popular mediante este cartel creado por los artistas Gran OM y El Dante. El cartel “Mary Chuy” es parte del Proyecto “Propaganda y Conciencia”.

La indígena nahua de 53 años ha manifestado que su trabajo es en defensa de la medicina tradicional, los territorios indígenas y el planeta desde una perspectiva anticapitalista.

Activistas indígenas del CIG reconocen que la postulación de Patricio Martínez se proyecta más como un movimiento social anti-sistema enraizado en una conciencia de los pueblos indígenas de México, que como una candidatura de los partidos políticos tradicionales.

“El CIG está parado sobre miles de años de historia que nos anteceden,” manifestó un indígena mixteco del estado de Puebla conocido como ‘Profe Filo’, durante la conferencia de prensa de la Asamblea Constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno para México. “Entonces no se confundan, este es un asunto de civilización, no es una vulgar lucha por el poder”.

Otras mujeres que han buscado la presidencia de México incluyen a la activista de derechos humanos Rosario Ibarra de Piedra, quien se postuló por el Partido Revolucionario de los Trabajadores en 1982 y 1988; Cecilia Soto Gutiérrez compitió en 1994 por el Partido del Trabajo; Dora Patricia Mercado Castro fue candidata del Partido Alternativa Socialdemócrata en 2006; y, Josefina Vázquez Mota, que contendió en las elecciones de 2012 como postulante del Partido Acción Nacional.

Margarita Zavala, esposa del expresidente mexicano Felipe Calderón, anunció el 14 de junio, que se postulará por el PAN a la presidencia en 2018.

Diversas críticas surgieron tras el anuncio del EZLN en octubre, una de ellas en el sentido de que la nominación de Patricio Martínez afectaría a la izquierda al restarle votos, beneficiando en cambio al PRI o al PAN.

El líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador mediante un mensaje en Twitter,  dio a entender que la decisión del EZLN era contradictoria a sus principios.

Los comicios federales de 2018 serán los primeros que permitan a individuos sin afiliación a un partido político lanzar una candidatura. Para ello deben conseguir cerca de un millón de firmas dentro de un lapso de 120 días.

Dicha cantidad de firmas corresponden al uno por ciento del padrón electoral nacional, y deben de recabarse en 17 entidades federativas por lo menos. Esto lo establece la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Por tanto, oficializar la candidatura independiente de Patricio Martínez dependerá del cumplimento de este reglamento.

Populismo de López Obrador chocaría con bloque político, burocrático y económico

0
Andrés Manuel López Obrador buscará la presidencia de México por tercera ocasión durante las elecciones de 2018. Foto: Eneas via VisualHunt / CC BY
Andrés Manuel López Obrador buscará la presidencia de México por tercera ocasión durante las elecciones de 2018. Foto: Eneas via VisualHunt / CC BY

Phoenix, Arizona) — México celebrará elecciones presidenciales en julio de 2018, y a un año de los comicios federales se desconoce la identidad de quienes se postularán para ocupar el poder ejecutivo de la nación, excepto la del candidato de un partido.

Andrés Manuel López Obrador, del recién formado partido político Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ha hecho claras sus intenciones como aspirante a la presidencia de la república. Esto es, por tercera ocasión consecutiva.

El político de 63 años buscó la silla presidencial en las contiendas electorales de 2006 y 2012 por el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Para la jornada del 1 de julio de 2018, López Obrador se perfila a ser el candidato a derrotar, según recientes encuestas que lo colocan al frente de la carrera presidencial.

En una de estas encuestas realizada el 6 de mayo por BGC Associates y el diario mexicano Excélsior, López Obrador lidera con un 26 por ciento de electores que afirman votarían por él, seguido por la candidata de centro derecha Margarita Zavala con un 21 por ciento, y el aspirante del partido gobernante Miguel Ángel Osorio Chong, con un 19 por ciento.

El ex jefe de gobierno de la Ciudad de México (llamada antes Distrito Federal) se postulará ahora bajo el estandarte de un nuevo partido político mexicano de izquierda que obtuvo su registro hace sólo tres años.

Fue el mismo López Obrador quien fundó Morena en 2011 como una asociación civil, la cual obtuvo su registro como partido político en 2014. Sondeos indican que esta nueva fuerza partidista está al nivel competitivo de viejos partidos como el Revolucionario Institucional (PRI) y el de Acción Nacional (PAN).

Analistas políticos concuerdan en que las aspiraciones presidenciales de López Obrador inquietan a funcionarios de los sectores público y privado en Estados Unidos, debido a la posibilidad de que México dé un giro brusco hacia la izquierda en sus políticas de seguridad y económicas, si el candidato de Regeneración Nacional ganara la elección.

Recientemente, líderes bancarios e inversionistas presionaron a López Obrador para que definiera públicamente sus políticas económicas, a fin de asegurar que su presidencia no refleje la del ex mandatario venezolano Hugo Chávez.

Estados Unidos busca asegurar que el próximo gobierno mexicano mantenga el curso de relación bilateral actual, ya que durante décadas México ha sido un socio comercial clave.

En este sentido, las principales preocupaciones se basan en la posibilidad de que López Obrador fuera adverso para el ambiente empresarial, agudizara las finanzas públicas aumentando los gastos y perjudicara gravemente la cooperación en materia de seguridad con el gobierno de Washington.

No obstante, algunos de los mismos analistas coinciden en apuntar que el impacto potencial de una presidencia de López Obrador sobre los intereses económicos y de seguridad de EE.UU. en México se ha exagerado.

Lo cierto es que de resultar electo, el líder de Morena se convertiría en el presidente más izquierdista de México en décadas. De ocupar el cargo, se espera que implemente al menos de forma parcial su agenda populista para instituir su base política de apoyo.

Un factor que no deja lugar a dudas es que de llegar a tomar las riendas del poder ejecutivo, López Obrador pasaría automáticamente a ser parte de la estructura burocrática de México, en donde un número de corrientes políticas disputan entre sí, lo cual históricamente ha frenado ambiciones presidenciales proyectadas al principio de cada sexenio.

Estas restricciones del sistema político de México tienden a mantener las cuestiones sociales y políticas en su situación existente, en particular en lo que se refiere al statu quo, y hacen que las facciones políticas que existen dentro de este sistema funcionen para moldear las políticas del presidente a fin de impulsar los intereses de los otros partidos. Si la agenda de un nuevo presidente entra en conflicto con el orden establecido, las fuerzas políticas y económicas intentarían bloquearlo.

Como presidente, el presidente de Morena tendría que someter al Congreso sus iniciativas para obtener los fondos necesarios para implementar incluso una agenda populista nominal.

Hay que tener en cuenta que en las próximas elecciones no solamente se estará eligiendo a un nuevo presidente, sino también a 128 senadores (miembros de la cámara alta del Congreso), y a 500 diputados federales (miembros de la cámara baja del Congreso).

Populismo enfrentaría obstáculos

El éxito de la agenda de López Obrador dependería de la composición del próximo Congreso de la Unión, y debido a las marcadas divisiones en la política interna, será difícil para Morena o los miembros de su coalición obtener una mayoría en cualquiera de las dos cámaras. Es de esperarse que una presidencia potencial de López Obrador se enfrentará a una fuerte resistencia de los otros partidos políticos.

De ocupar la silla presidencial, el hombre de Macuspana, Tabasco, también tendría que contar con apoyo del sector privado de México, el cual tiene fuertes nexos con el sistema político estadounidense. Las fuerzas que dan forma al sector privado valoran la inversión extranjera directa como un elemento decisivo e indispensable para la prosperidad económica de México. Los intereses de estas élites de poder económico dependen en gran grado de los vínculos económicos con Estados Unidos.

Las restricciones a las que se enfrentaría un gobierno de López Obrador del 1 de diciembre de 2018 hasta el 30 de septiembre de 2024, no implican que su presidencia mantendrá íntegro el statu quo. De hecho, las facultades del titular del poder ejecutivo lo habilitan a emitir decretos presidenciales para modificar la forma en que operan algunas de las secretarías de gobierno y agencias federales, en el caso de que el Congreso bloqueara sus iniciativas.

Es cierto que López Obrador pudiera hacer cambios importantes que den un giro radical a la vida del país sin la aprobación del Congreso. No obstante, cambios radicales requerirían la aprobación de ambas cámaras.

De entrar al panorama nacional de México, la agenda populista de López Obrador se enfrentaría al fuerte bloque que representa el sistema político dividido, las trabas burocráticas y a la poderosa élite empresarial.

Mantente Conectado

680FansMe gusta
174SeguidoresSeguir
1,105SuscriptoresSuscribirte