México

México

Cartel popular rinde homenaje a Isidro Baldenegro, activista ambiental asesinado

0
Esta imagen de 2005 muestra a Isidro Baldenegro López, el indígena rarámuri defensor del medio ambiente asesinado, durante la ceremonia en la que recibió el Premio Ambiental Goldman. Foto: Goldman Environmental Prize
Esta imagen de 2005 muestra a Isidro Baldenegro López, el indígena rarámuri defensor del medio ambiente asesinado, durante la ceremonia en la que recibió el Premio Ambiental Goldman. Foto: Goldman Environmental Prize

La memoria de un activista ambiental mexicano asesinado está siendo honrada a través de un magnífico cartel popular.

El cartel es parte de una serie denominada Proyecto “Propaganda y Conciencia”, y fue creado por los artistas Gran OM y El Dante.

Isidro Baldenegro López fue un agricultor y líder comunitario del pueblo tarahumara de la Sierra Madre, en el noroeste de México. El activista, quien luchó contra la tala de bosques no reglamentada en su región, fue asesinado 15 de enero de 2017.

Según sus familiares, su asesinato está vinculado a otros contra indígenas que se han opuesto a la tala en la región.

La muerte Baldenegro se perpetró meses después de que otra activista ambiental, la hondureña Berta Cáceres, fuera asesinada.

El trabajo de Baldenegro y Cáceres fue reconocido con el Premio Ambiental Goldman.

El cartel a la memoria del activista ambiental mexicano Isidro Baldenegro. creado por los artistas el Gran OM y El Dante.
El cartel a la memoria del activista ambiental mexicano Isidro Baldenegro. creado por los artistas el Gran OM y El Dante.

El indígena rarámuri trabajó su defensa del ecosistema en la Sierra Madre, donde su comunidad ha vivido durante siglos.

Baldenegro creó una organización no gubernamental en 1993 para luchar en contra de la deforestación. El activista también llevó a cabo marchas y bloqueos comunitarios que provocaron un cese temporal de la tala por parte del gobierno en 2002.

En 2003, organizó una manifestación en la que tomaron parte esposas de activistas asesinados que condujeron a la prohibición de la tala por decisión judicial.

Baldenegro fue arrestado en 2003, y tras 15 meses en prisión, fue puesto en libertad y absuelto de todos los cargos en su contra.

El indígena recibió el premio Goldman Environmental Prize en 2005 como reconocimiento de sus esfuerzos no violentos para defender bosques de la tala devastadora.

Según datos, más de 120 activistas ambientales murieron en América Latina en 2015, y 185 fueron asesinados en todo el mundo.

Los creadores del cartel se pronunciaron de la siguiente manera: “Repudiamos el cobarde asesinato del compañero ambientalista indígena Isidro Baldenegro, de la comunidad Rarámuri en Chihuahua, Exigimos justicia para la tierra y venganza para Isidro. Cada pino protegido, cada bosque defendido ¡será a tu nombre! ¡Vives con nosotros y vives en los bosques!”


Video relacionado

Protestan en México contra politicas de Donald Trump

0
Una mujer lleva una efigie del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante una marcha para protestar contra el muro fronterizo propuesto por Trump, y pedir la unidad en la Ciudad de México, el 12 de febrero12, 2017. FOTO: Jose Luis Gonzalez | REUTERS
Una mujer lleva una efigie del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante una marcha para protestar contra el muro fronterizo propuesto por Trump, y pedir la unidad en la Ciudad de México, el 12 de febrero12, 2017. FOTO: Jose Luis Gonzalez | REUTERS

Miles de mexicanos salieron este domingo a la calles portando banderas mexicanas y otros símbolos patrios para protestar en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las manifestaciones se llevaron a cabo en varios estados del país, con la mayor movilización teniendo lugar en la Ciudad de México, en denuncia a las agresivas políticas de la Trump en contra de México.

Las marchas contaron con la participación de una coalición de varias organizaciones e instituciones educativas.

Cartel de la marcha convocada por la coalición “Vibra México” en contra de Donald Trump.
Cartel de la marcha organizada por la coalicióm

Los manifestantes llevaron pancartas con letreros como “Respeto, México” y “Todos somos México”.

Los participantes mostraron su indignación por las políticas de Trump, quien desde su campaña lanzó ataques contra los mexicanos que viven en Estados Unidos, la que sería la primera de una serie amenazas en contra de México y sus ciudadanos, incluyendo la construcción de un muro fronterizo entre ambas naciones.

Aunque las marchas trató de promover la unidad entre mexicanos, muchos expresaron su negativa de participar por percibirlas como demasiado favorables a su propio presidente, Enrique Peña Nieto.

Peña Nieto ha sido ampliamente criticado recientemente por el aumento al precio de las gasolinas a comienzos de este año, lo que llevó a violentas protestas y saqueos.

El mandatario mexicano además es blanco continuo de ataques por la corrupción y la violencia prevalente en el país.

Peña Nieto ha pedido “unidad” de parte de todos los mexicanos en contra de los ataques de Trump en los últimos días, pero un amplio sector de la población mexicana opina que sólo se vale de la situación en torno al presidente estadounidense para desviar la atención de los verdaderos problemas internos que afronta el país.

Algunos manifestantes aprovecharon la marcha para protestar en contra de su presidente, generando un ambiente de división en un evento que buscaba la unidad en contra de las políticas de Trump.

Marchers across Mexico vent anger over Trump, and their own president

0
Demonstrators display messages against corruption and fascism during a protest against U.S. President Donald Trump's proposed border wall, and to call for unity, in Mexico City, Mexico, February 12, 2017. REUTERS/Ginnette Riquelme

By David Alire Garcia

MEXICO CITY (Reuters) – Thousands of protesters in more than a dozen Mexican cities took to the streets on Sunday to express their fierce opposition to U.S. President Donald Trump, portraying the new leader as a menace to both America and Mexico.

Waving Mexicans flags and hoisting anti-Trump signs in both Spanish and English, some vulgar, many protesters also heaped scorn on their own president, deriding Enrique Pena Nieto as a weak leader who has presided over rampant corruption and violence at home.

Trump and Pena Nieto have been locked in battle over their countries’ deep ties for months, even before Trump won the presidency with promises to get tougher on immigration and trade from Mexico.

Mexico fears Trump’s policies could send Latin America’s second biggest economy into crisis.

In a rare display of national unity, marchers and organizers came from across the country’s deeply polarized political factions, encouraged in part by a pro-march ad campaign by Televisa, the country’s dominant broadcaster.

In the Mexican capital, two separate marches were set to converge on the iconic Angel of Independence monument on the city’s leafy Paseo de la Reforma avenue.

“He’s such a bad man and he shouldn’t act the way he does,” said 62-year-old marcher Jorge Ruiz about Trump, who expressed particular anger at how the former reality TV star has insulted migrants.

One marcher carried a larger-than-life painted Trump mannequin, portraying him as an outlandish cartoon character, while others carried piñatas resembling the U.S. leader wearing floppy Mexican hats bearing pro-Mexico slogans.

“Mexicans demand respect, we want bridges not walls,” read one banner carried by nearby marchers. “Trump you diminish America,” read another.

Maria Paro Cassar, an organizer, said Trump has made Mexico and Mexicans in the United States “his favorite target.”

“His policies are a global threat that go against pluralism and diversity and they represent a particular threat to Mexico,” she added.

Three weeks into his administration, Trump has vowed to move ahead with construction of his signature border wall, which he has repeatedly said Mexico will pay for, as well as signaling a new push to deport millions of unauthorized immigrants from the country.

While organizers of the marches promoted them as non-partisan, many singled out Pena Nieto as a major obstacle.

“We’re also marching today to demand that our own rulers put an end to corruption and so much loss of life here and actually look out for the good of the country, not just themselves,” said 28-year-old office worker Victor Robledo.

Last month, a poll showed that Pena Nieto’s approval ratings had hit a record low at just 12 percent, the lowest level of support for any president in decades.

(Additional reporting by Roberto Ramirez and Lizbeth Diaz; Editing by Mary Milliken)

(Additional reporting by Roberto Ramirez and Lizbeth Diaz; Editing by Mary Milliken)

Mexico gas price hike spurs looting, blockades as unrest spreads

0
MEXICO CITY (Reuters) - Mexicans angry over a double-digit hike in gasoline prices looted stores and blockaded roads on Wednesday, prompting over 250 arrests amid escalating unrest over the rising cost of living in Latin America's second biggest economy. Twenty-three stores were sacked and 27 blockades put up in Mexico City, Mayor Miguel Angel Mancera said, days after the government raised gasoline costs by 14 to 20 percent, outraging Mexicans already battling rising inflation and a weak currency. Mexican retailers' association ANTAD urged federal and state authorities to intervene quickly, saying 79 stores had been sacked and 170 forcibly closed due to blockades. Deputy interior Minister Rene Juarez said over 250 people had been arrested for vandalism and that federal authorities were working with security officials in Mexico City and the nearby states of Mexico and Hidalgo to address the unrest.
Protesters block the entrance to Pemex gas station as they burn tires during a protest in San Miguel Totolcingo, Mexico. REUTERS/Edgard Garrido

MEXICO CITY (Reuters) – Mexicans angry over a double-digit hike in gasoline prices looted stores and blockaded roads on Wednesday, prompting over 250 arrests amid escalating unrest over the rising cost of living in Latin America’s second biggest economy.

Twenty-three stores were sacked and 27 blockades put up in Mexico City, Mayor Miguel Angel Mancera said, days after the government raised gasoline costs by 14 to 20 percent, outraging Mexicans already battling rising inflation and a weak currency.

Mexican retailers’ association ANTAD urged federal and state authorities to intervene quickly, saying 79 stores had been sacked and 170 forcibly closed due to blockades.

Deputy interior Minister Rene Juarez said over 250 people had been arrested for vandalism and that federal authorities were working with security officials in Mexico City and the nearby states of Mexico and Hidalgo to address the unrest.

“These acts are outside the law and have nothing to do with peaceful protest nor freedom of expression,” Juarez said in a press conference late on Wednesday.

Mexican President Enrique Pena Nieto said earlier on Wednesday that the price spike that took effect on Jan. 1 was a “responsible” measure that the government took in line with international oil prices.

The hike is part of a gradual, year-long price liberalization the Pena Nieto administration has promised to implement this year.

State oil company Pemex said on Tuesday that blockades of fuel storage terminals by protesters had led to a “critical situation” in at least three Mexican states.

(Reporting by Alexandra Alper and Lizbeth Diaz; Editing by Simon Cameron-Moore)

“Gasolinazo” creará competencia, aumentará precios de gasolinas en México

0
Una gasolinera del organismo paraestatal mexicano Pemex. Los cambios proyectados en los precios de las gasolinas abrirán el mercado a otros competidores, terminado así con el monopolio de Pemex. Foto: ismael villafranco via Visual hunt / CC BY-SA
Una gasolinera del organismo paraestatal mexicano Pemex. Los cambios proyectados en los precios de las gasolinas abrirán el mercado a otros competidores, terminado así con el monopolio de Pemex. Foto: ismael villafranco via Visual hunt / CC BY-SA

El 2017 traerá a los mexicanos un alza considerable en los precios de las gasolinas.

El incremento obedece a un cambio radical que traerá un nuevo esquema para la venta de gasolinas, lo que a su vez se deriva de la reforma energética del gobierno mexicano.

El nuevo esquema termina con el monopolio que la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) mantuvo durante casi ocho décadas, abriendo el mercado a otras empresas.

Pemex es la entidad mexicana a cargo de la extracción y procesado de petróleo y gas en México.

La estrategia incluirá varias empresas expendedoras de gasolina, así como diversas marcas de combustible. Este modelo eliminará el tradicional precio único establecido por el gobierno, que así trata de promover la competencia.

Los cambios vienen con un fuerte incremento en los precios de las gasolinas de hasta 20 por ciento.

Se pronostica aumento en la inflación
El llamado “gasolinazo” pronostica una reacción en cadena que afectará la economía de los consumidores mexicanos, quienes usen transporte privado o público por igual.

Quienes sean dueños de un vehículo verán afectado su presupuesto al llenar sus tanques de gasolina, y quienes utilicen servicios de transporte público pagarán más por las tarifas del mismo.

En consecuencia, los costos de un gran número de productos o servicios aumentarán para cubrir el alza en los gastos de las empresas para transportarlos.

Expertos en economía prevén un aumento en la inflación, pero funcionarios mexicanos creen que no se verá un aumento de precios exagerado.

Por cerca de 80 años, Pemex mantuvo el monopolio de la venta de gasolinas en México. Foto: <a href="https://www.flickr.com/photos/rutlo/5337912858/">rutlo</a> via <a href="https://visualhunt.com">VisualHunt</a> / <a href="http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/">CC BY</a>
Por cerca de 80 años, Pemex mantuvo el monopolio de la venta de gasolinas en México. Foto: rutlo via VisualHunt / CC BY

El aumento será gradual
México tiene tres tipos de gasolina: Magna, Premium y Diésel, y el costo de la misma se expende por litro, no por galón, como en Estados Unidos.

Los nuevos precios máximos promedio del combustible a partir de enero serán:

Magna: $15.99 pesos – un aumento del 14.2% del precio actual
Premium $17.79 pesos – un aumento del 20.1% del precio actual
Diésel $17.05 pesos – un aumento del 16.5% del precio actual

A pesar de que en enero entrarán en vigor los nuevos precios de las gasolinas, los precios máximos no variarán, sino hasta un mes después.

A partir de febrero habrá un ajuste semanal, pero solamente durante las dos primeras semanas.

Los ajustes diarios en los precios darán inicio a partir del 18 de febrero.

Los cambios diarios fluctuarán el precio de la gasolina, lo que significa que este podrá subir o bajar.

La variación en los precios dependerá de cada gasolinera, tanto de las independientes como las de Pemex, y creará un mercado de combustible más competitivo, pues los consumidores buscarán aquellos expendios que ofrezcan el menor precio por litro.

Este modelo se ha empleado en Estados Unidos durante décadas.

Los factores que harán variar los precios por región son los siguientes:

  1. El costo internacional del petróleo
  2. El costo del transporte y almacenamiento
  3. La tasa de impuesto a la gasolina
  4. Las políticas ambientales locales
Mapa: Etapas de la Estrategia de la Comisión Reguladora de Energía de México
Mapa: Etapas de la Estrategia de la Comisión Reguladora de Energía de México

¿Cuándo y donde se implementará el cambio?
El gobierno mexicano implementará los cambios de manera paulatina, valiéndose de una estrategia que divide el territorio mexicano en 90 regiones.

De las regiones, siete serán fronterizas y las demás abarcarán el resto del país.

Las etapas de la implementación abarcarán todo el 2017.

La Comisión Reguladora de Energía creó un calendario (ver infografia arriba) para mostrar la manera en que la estrategia se irá implementando en 2017.

Aprehensiones de migrantes en frontera EE.UU.-México aumentan considerablemente

0
Un centro de detención de la Patrulla Fronteriza en donde inmigrantes indocumentados son recluidos en espera de su deportación. Foto: U.S. Customs and Border Protection
Un centro de detención de la Patrulla Fronteriza en donde inmigrantes indocumentados son recluidos en espera de su deportación. Foto: U.S. Customs and Border Protection

Phoenix, Arizona) –– La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) está dando a conocer cifras que indican un aumento considerable en el número de personas detenidas en los puertos de entrada al país.

Las cifras incluyen principalmente a familias y niños sin un acompañante adulto procedentes de América Central.

Los números publicados por CBP revelan un impresionante aumento en el flujo migratorio a lo largo de la frontera con México en lo que va del año fiscal 2017, que dio inicio el primero de octubre.

Según la agencia federal, durante el mes de noviembre, un total de 47,214 personas fueron aprehendidas entre los puertos de entrada a lo largo de frontera con México, mil detenciones más que en octubre (46,191) y más de 7,000 que en septiembre (39,501).

La cifra total de detenciones entre octubre y noviembre de este año es de 93,405.

La cantidad más alarmante es el número récord de niños no acompañados que se registró en noviembre, con 7,406 detenciones. En octubre, la cifra de detenciones de niños migrantes que viajan a EE.UU. solos fue de 6,722.

Entre ambos meses, la cifra ascendió a 14,128 niños sin acompañante que fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

Según CBP, el aumento ha llevado a la apertura de dos instalaciones temporales de detención en las poblaciones de Tornillo y Donna, en el estado Texas.

El área entre Tornillo (cerca de El Paso) y Donna (cerca de McAllen) es un tramo de más de 750 millas (1,200 kilómetros) que abarca prácticamente toda la frontera de Texas con México.

Cada uno de esos centros de detención provisionales puede albergar hasta a 500 detenidos, según CBP. Además, la agencia agregó temporalmente a 150 agentes en el Valle del Río Grande, Texas.

Texas es el punto más cercano de EE.UU. para quienes emigran desde Centro América a través de México.

México representa para los centroamericanos un país de tránsito forzado, aunque según la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), muchos de ellos se quedan a vivir como asilados en el país.

La COMAR reportó recientemente un aumento en el número de centroamericanos que solicitan asilo en México, lo que puede coincidir con el alto número de detenciones de migrantes hechas por el gobierno de EE.UU., ya que muchos sólo buscan llegar a EE.UU.

Durante el año fiscal 2016 (Oct. 1, 2015 – Sep. 30, 2016) la Patrulla Fronteriza de EE.UU. aprehendió a 408,870 individuos a lo largo de la frontera con México.

En realidad, esa es una cifra menor que en el ejercicio fiscal de 2014, que alcanzó 479,371 cuando se registró la enorme oleada de migrantes provenientes de países de América Central.

Durante los últimos meses de 2016, las autoridades también reportan una cifra más alta de cubanos inadmisibles y haitianos que intentan entrar al país.

Más centroamericanos buscan asilo en México como escala a EE.UU.

0
Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en Texas procesan a inmigrantes indocumentados que trataron de ingresar a Estados Unidos. Foto: U.S. Customs and Border Protection
Agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en Texas procesan a inmigrantes indocumentados que trataron de ingresar a Estados Unidos. Foto: U.S. Customs and Border Protection

México y Estados Unidos continuarán viendo un amento en el flujo migratorio de personas provenientes de Centroamérica.

La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) reporta que cada mes recibe cerca del 10 por ciento más de solicitudes de asilo presentadas por ciudadanos de Guatemala, El Salvador y Honduras.

Según la agencia gubernamental, la cifra de centroamericanos que solicitan asilo en el país se duplicará al cierre de 2016, en comparación con el número de solicitudes registradas en 2015.

Esto proyecta, según la COMAR, un fuerte incremento en el número de personas que buscará asilo en México en 2017 provenientes de dichos países. En 2015, cerca de 3,500 centroamericanos solicitaron asilo, mientras que este año se estima que la cifra terminará en 8,000, aproximadamente.

De acuerdo a las proyecciones de COMAR, de mantenerse la tendencia de aumento del 9 por ciento en la cifra de solicitudes, México podría alcanzar más de 22,000 solicitantes de asilo al final de 2017.

Decenas de miles de guatemaltecos, salvadoreños y hondureños, muchos de ellos menores no acompañados por un familiar adulto, huyen de la violencia y la pobreza extremas en sus países, primero internándose en territorio mexicano, y posteriormente viajando a la frontera norte con EE.UU., país al que buscan ingresar ilegalmente o solicitando asilo.

La CONAR indica que el 72 por ciento de las solicitudes de asilo se han aceptado en 2016.

CONAR estima que muchos centroamericanos se quedan en México, pero que bajo el estatus de asilo que reciben muchos viajarán libremente a ciudades fronterizas con el fin de ingresar a EE.UU.

En octubre de este año, la Policía Federal de México localizó a 122 migrantes centroamericanos en el estado fronterizo de Tamaulipas. Según la CONAR, 69 migrantes procedentes de El Salvador, 50 de Guatemala y tres Honduras viajaban en vehículos en condiciones de hacinamiento y presentaban señales de asfixia. Todos intentaban cruzar la frontera hacia EE.UU.

Cifras del gobierno de EE.UU. indican que aproximadamente 410,000 centroamericanos fueron detenidos durante el año fiscal 2016. El año fiscal del gobierno federal de EE.UU. es el período de 12 meses que termina el 30 de septiembre de cada año, habiendo comenzado el 1 de octubre del año anterior.

La alta cifra de migrantes centroamericanos en tránsito por suelo mexicano ha derivado en un elevado número de desaparecidos, ya sea víctimas del tráfico humano y la violencia relacionada al narcotráfico, así como por accidentes en el trayecto, entre otras causas.

Recientemente, una caravana de madres centroamericanas recorrió varios estados de México y la capital buscando a sus familiares y llevaron sus casos a las autoridades locales en busca de ayuda para localizarlos.

En enero de 2016, EE.UU. dio inicio a redadas de inmigración de centroamericanos que habían evadido sus órdenes de deportación. Las detenciones obedecieron a una ofensiva en contra de personas que ingresaron ilegalmente al país durante la oleada de migrantes procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras, que suscitó a partir de 2014.

Durante su campaña, el presidente electo de Estados Unidos Donald Trump amenazó con llevar a cabo deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados que se encuentren en EE.UU. durante su gobierno.

Tras su elección, su política en materia migratoria fue resumida en 10 objetivos. Uno de sus propósitos en este plan contempla negar visas de asilo a personas de países en donde no se pueda hacer una evaluación adecuada del solicitante, pero los países de Centroamérica no se mencionan explícitamente en dicho apartado.

Porfirio Díaz: sus declaraciones más controvertidas en la entrevista Creelman

0
El dictador, el periodista y una reveladora y sorprendente entrevista en una revista alborotaron los ánimos de la sociedad mexicana, que percibió en las declaraciones de su presidente la oportunidad de elecciones democráticas que dieran fin al Porfiriato. Ilustración: Barriozona Magazine © 2016
El dictador, el periodista y una reveladora y sorprendente entrevista en una revista alborotaron los ánimos de la sociedad mexicana, que percibió en las declaraciones de su presidente la oportunidad de elecciones democráticas que dieran fin al Porfiriato. Ilustración: Barriozona Magazine © 2016

En su libro sobre la Revolución Mexicana, Jorge Vera Estañol sintetiza las declaraciones del presidente de México Porfirio Díaz durante su entrevista con el periodista James Creelman como el “origen psicológico de la revolución”, debido al efecto de las mismas sobre las clases intelectuales del país.

Vera Estañol, quien fuera el último secretario de Instrucción Pública del gobierno de Díaz y quien desempeñara el mismo cargo en la presidencia de Victoriano Huerta, describió asimismo el resultado de lo dicho por el dictador en esa entrevista publicada en marzo de 1908 en la revista Pearson’s como “una transformación fundamental en la conciencia pública”.

En efecto, las declaraciones de Díaz en esa sorprendente entrevista excitaron los ánimos de facciones políticas tanto porfiristas como opositoras. Quienes aspiraban con suceder al dictador asumieron erróneamente que las palabras de Díaz eran confiables.

Al final, dicha entrevista —la cual fue ampliamente difundida en inglés y español— contribuyó de manera eventual a que la sucesión presidencial en 1910 se convirtiera en el polvorín que causó el estallido social y subsecuentemente la revolución.

Las 10 declaraciones de Porfirio Díaz que causaron mayor controversia

1. “Es un error suponer que el futuro de la democracia en México ha sido puesto en peligro por la prolongada permanencia en el poder de un solo presidente”.

Con esta declaración, Díaz primeramente admite su larga continuidad como presidente de México. Lo más sorprendente, quizá, es que no considera dicha permanencia como una amenaza a “al futuro de la democracia”. Mientras Díaz permanece en el poder, en México no hay democracia.

2. “Puedo con toda sinceridad decir que el servicio no ha corrompido mis ideales políticos y que creo que la democracia es el único justo principio del gobierno, aun cuando llevarla al terreno de la práctica sea posible sólo en pueblos altamente desarrollados”.

De entrada, Díaz se justifica a sí mismo en cuanto a sus aspiraciones políticas. En teoría, cree en la democracia como un ideal, pero niega la existencia de la misma en “la práctica”. Además, da a entender que en México la democracia no es viable por el subdesarrollo del país.

3. “Puedo dejar la presidencia de México sin ningún remordimiento, pero lo que no puedo hacer, es dejar de servir a este país mientras viva”.

¿Trata Díaz en verdad de dejar la presidencia? Él declara su apoyo a José Ives Limantour, su secretario de Hacienda, para sucederlo como presidente al inicio de su sexto periodo de gobierno (1900-04). Sin embargo, también apoya a Bernardo Reyes, su secretario de Guerra. Al final Díaz se reelige para el sexenio 1904-1910. Es muy evidente la actitud autocrática del presidente Díaz. Su idea de servicio a México radica en su permanencia en el poder, por lo tanto considera que continuar reeligiéndose es lo mejor para el país.

4. “No veo realmente una buena razón por la cual el presidente [de EE.UU. Theodore] Roosevelt no deba ser reelegido si la mayoría del pueblo americano quiere que continúe en la presidencia”.

Esta declaración de Díaz es verdaderamente sorprendente al llegar incluso a sugerir que si un pueblo como el de Estados Unidos está satisfecho con su mandatario, debe seguir reeligiéndolo. Roosevelt busca su segunda reelección. Así, Díaz se revela como un verdadero partidario de la reelección. Esto delata aún más la actitud autocrática de Díaz. El pueblo mexicano no está satisfecho con la permanencia Díaz en la presidencia, más bien él se aferra al poder mediante la opresión y el fraude electoral.

5. “He tratado de dejar la presidencia en muchas y muy diversas ocasiones, pero pesa demasiado y he tenido que permanecer en ella por la propia salud del pueblo que ha confiado en mí”.

Díaz vuelve a afirmar ambivalentemente su deseo de ceder el poder. Esta declaración es una simple excusa. Díaz se ve a sí mismo como un rey benefactor y al pueblo mexicano como su súbdito. Cree que sin su permanencia en el poder, el pueblo enfermará. Es incapaz de reconocer que esa opinión proviene de él mismo, y que con esto niega el proceso democrático en México y el derecho de la ciudanía de elegir a sus gobernantes.

6. “Sin embargo, hemos también adoptado una política patriarcal en la actual administración de los asuntos de la nación, guiando y restringiendo las tendencias populares, con fe ciega en la idea de que una paz forzosa permitiría la educación, que la industria y el comercio se desarrollarían…”

En este punto de la entrevista con Creelman, Díaz no deja ningún lugar a la duda sobre su “política patriarcal”, y admite asimismo que su gobierno restringe —más bien reprime— las tendencias populares. De la misma forma, admite que una “paz forzada” era el camino para el avance de México.

En este grabado del muralista mexicano Alfredo Zalce, la insurgencia popular en contra del gobierno de Porfirio Díaz se alza sobre la estrategia de la dictadura para reprimir las sublevaciones en su contra.
En este grabado del muralista mexicano Alfredo Zalce, la insurgencia popular en contra del gobierno de Porfirio Díaz se alza sobre la estrategia de la dictadura para reprimir las sublevaciones.

7. “He esperado pacientemente porque llegue el día en que el pueblo de la República Mexicana esté preparado para escoger y cambiar sus gobernantes en cada elección, sin peligro de revoluciones armadas, sin lesionar el crédito nacional y sin interferir con el progreso del país. Creo que, finalmente, ese día ha llegado”.

Por un lado, con esta declaración ambivalente Díaz de nuevo admite que su permanencia al frente de la presidencia de México es voluntad propia, no la del pueblo mexicano, muestra clara de autocracia. Para él, México es un pueblo sin preparación para elegir a sus gobernantes, por lo tanto él elige por el pueblo reeligiéndose a sí mismo. Además, el viejo dictador confiesa a Creelman que dicha “espera” ha llegado a su fin, que el día en que México podía tener la capacidad de elegir había llegado. Esto causa un estado de ánimo social de gran excitación e intensidad en la colectividad mexicana con miras a la sucesión presidencial.

8. “Los indios, que son más de la mitad de nuestra población, se ocupan poco de la política. Están acostumbrados a guiarse por aquellos que poseen autoridad, en vez de pensar por sí mismos. Es esta una tendencia que heredaron de los españoles…”

Aquí Díaz crea un fundamento y justificación de su paternalismo y tutelaje a partir de su opinión sobre la población indígena de México. Los indios, según él, necesitan de un guía porque la conquista y la colonia los condicionaron a dejar que otros piensen por ellos en asuntos de política. Con este enunciado Díaz esgrime una defensa para su larga permanencia en el poder: él es el tutor de la población indígena, él sabe lo que es mejor para esta, y por eso se aferra al poder.

9. “Es verdad que no hay partido oposicionista… Me retiraré cuando termine el presente periodo y no volveré a gobernar otra vez. Para entonces tendré ya ochenta años… Doy la bienvenida a cualquier partido oposicionista en la República Mexicana. Si aparece, lo consideraré como una bendición, no como un mal”.

Tras su publicación en español en el diario “El Imparcial”, estas declaraciones de Díaz tienen un efecto detonador en la sociedad mexicana y causan una agitación en la arena política. El dictador está ni más ni menos anunciando que no buscará su reelección en 1910. En la práctica, Díaz no tiene intención de retirarse, y vuelve a lanzar su candidatura para las elecciones de 1910. En cuanto a la oposición de un partido, desde 1906 existía el Partido Liberal Mexicano, el cual llevó a cabo varias sublevaciones contra el régimen de Díaz, las cuales fueron reprimidas violentamente por el ejército.

10. “No tengo deseos de continuar en la presidencia, si ya esta nación está lista para una vida de libertad definitiva”.

De alguna manera, estas palabras al periodista Creelman incitan como ningunas otras el fuego de la sucesión presidencial y posteriormente la Revolución Mexicana. Tras la publicación de la entrevista aparece en la escena política Francisco I. Madero, quien publica su libro La sucesión presidencial de 1910, y el surge el Partido Nacional Antirreeleccionista (1909), de donde eventualmente se desprende el lema “Sufragio efectivo. No reelección”. México no vuelve a ser el mismo desde la entrevista Díaz-Creelman.

Después de tres décadas en el poder, el 25 de mayo de 1911 Porfirio Díaz presentaría su renuncia como presidente de México.

Victoriano Huerta, líder de la contrarrevolución de 1913 en México

0
Victoriano Huerta es uno de los personajes más despreciados en la historia de México. Su respaldo a la dictadura porfirista, su represión a los indígenas mexicanos y su conspiración para matar a Madero le aseguraron la ignominia histórica. Ilustración: Barriozona Magazine © 2016
Victoriano Huerta es uno de los personajes más despreciados en la historia de México. Su respaldo a la dictadura porfirista, su represión a los indígenas mexicanos y su conspiración para matar a Madero le aseguraron la ignominia histórica. Ilustración: Barriozona Magazine © 2016

 Continúa de la primera parte

Huerta refuerza al ejército
Huerta reorganizó el ejército federal creando diez divisiones por separado dirigidas cada una por un general de división, a fin de enfrentar las amenazas planteadas por los constitucionalistas. Añadió varias divisiones nuevas específicamente para el norte de México. Una de estas unidades fue la División Yaqui de Torín, Sonora, comandada por el General José María Mier.

La Revolución provocó una espiral descendente de colapso económico porque el costo de alimentar y suministrar a las tropas creció mientras que los ingresos de la industria, las exportaciones de petróleo, la minería, la agricultura y la producción ganadera disminuyeron. La lucha armada en el país destruyó la infraestructura, convirtió a los trabajadores en soldados, y donde la producción continuó los bienes no podían llegar a los mercados. Estados Unidos culpó a Huerta por la fallida economía, evidenciando que este era incapaz de llevar a México al progreso y la modernización.

Tras la renuncia de Porfirio Díaz, el presidente interino Francisco León de la Barra había utilizado todo lo que quedaba en las arcas de la nación para hacer que México volviera a una situación normal, mientras que el ex presidente Madero nunca llegó a implementar políticas para aumentar los ingresos del gobierno. Por tanto, cuando Huerta entró en funciones, las arcas estaban vacías.

Huerta había buscado revivir y expandir la infraestructura mexicana, pero estos proyectos tuvieron que aplazarse ya que el dinero se utilizó para reconstruir los ferrocarriles, necesarios para transportar a las tropas a los frentes de batalla.

Cuando las existencias de minería y petróleo, de las que dependía la economía del país, se desplomaron, los banqueros mexicanos entraron en una situación de pánico. Tomaron medidas drásticas que limitaron los préstamos, y elevaron las tasas de interés para evitar la quiebra. Asimismo, dejaron de pagar intereses sobre los depósitos y de cambiar los billetes del banco por dinero en efectivo. Huerta imprimió más dinero y el precio de las necesidades básicas se disparó. En respuesta, los rebeldes lanzaron su propio papel moneda, pero a principios de 1914, los más de 25 tipos de billetes que estaban en circulación fueron inútiles para reavivar la averiada economía.

En mayo de 1913, Huerta negoció préstamos con Francia e Inglaterra. El dictador necesitaba de dinero inmediatamente porque quería pagar el préstamo de 41 millones hecho por el presidente Madero a la empresa Speyer & Company de Nueva York el 10 de junio. El 8 de junio, diplomáticos franceses e ingleses acordaron prestar a Huerta 20 millones de libras esterlinas, casi 60 millones de pesos. Huerta pudo pagar la deuda de México a Estados Unidos y reforzar la economía nacional, pero la guerra civil continuó perjudicando la producción económica mexicana.

Francia e Inglaterra dejaron de prestar dinero a México, y en enero de 1914 Huerta incumplió sus pagos de intereses internacionales y perdió el apoyo de los gobiernos que habían simpatizado con su régimen. El presidente estadounidense Woodrow Wilson usó el incumplimiento para desacreditar al gobierno de Huerta y aislarlo de los partidarios internacionales, a quienes convenció de salirse de México. Los fabricantes de armas ahora exigían dinero en efectivo antes de enviar municiones a México cuando el peso cayó a un tipo de cambio de 20 centavos por dólar en marzo de 1914.

Huerta trató de revivir la dictadura porfirista primero mediante un golpe de Estado que se culminó con la muerte de Madero y Pino Suárez., así como fortaleciendo al ejército. Ilustración: Barriozona Magazine
Huerta trató de revivir la dictadura porfirista primero mediante un golpe de Estado que se culminó con la muerte de Madero y Pino Suárez., así como fortaleciendo al ejército. Ilustración: Barriozona Magazine

La última esperanza de Huerta para su presidencia murió con la victoria de Villa en la batalla de Torreón. Cuando los constitucionalistas marcharon desde el norte y hacia el interior desde el este, Zapata empujó hacia el norte desde Morelos, rodeando a Huerta en la ciudad de México. Huerta había hecho un trato con Estados Unidos en las Cataratas del Niágara para sacar a los soldados estadounidenses de Veracruz, con la condición de que él tenía que renunciar.

Así, el 8 de julio de 1914, el presidente decidió dejar el cargo, nombrando al Secretario de Relaciones Exteriores, Francisco S. Carvajal, como presidente interino de México, y se preparó para llevar a su familia a España.

Huerta comienza su descenso
El 15 de julio Huerta presentó su carta de renuncia al Congreso con un discurso idealista, pero amargo. Había prometido la paz de México a cualquier costo, dijo, incluso si ese costo era su propia renuncia. Proporcionó una transición pacífica de poder a Carbajal, y para entonces había creado el ejército más fuerte de la nación para que el Congreso pudiera seguir el camino hacia la paz. Huerta y su familia abandonaron silenciosamente el país y los constitucionalistas marcharon victoriosamente hacia la capital.

Poco después de la partida de Huerta, Francisco Cárdenas y Pascual Orozco se rebelaron contra el presidente interino Francisco S. Carvajal. Los constitucionalistas sofocaron la revuelta, pero Cárdenas y Orozco lograron escapar. Orozco huyó a San Antonio, Texas y se puso en contacto con Huerta, quien se encontraba en España. Orozco informó al ex dictador que un grupo de expatriados mexicanos en Texas —incluyendo a Enrique Creel, Félix Díaz, Francisco S. Carvajal, Jesús Flores Magón, José Refugio Velasco y Joaquín y Gustavo Maas— querían derrocar a los constitucionalistas en la Ciudad de México.

El plan era que Orozco lideraría la contrarrevolución, pero Huerta sería su cabeza política. Orozco también podía contar con el apoyo de un número sustancial de tejanos mexicano-americanos que escribieron su propio manifiesto apoyando a Huerta. Los miembros de esta conspiración pidieron a Huerta que retomara México, y que incluso buscara la restauración de tierras anexadas por Estados Unidos durante en la Guerra Mexicano-Americana.

Huerta aceptó la propuesta, enviando a Enrique Creel a Alemania en busca de ayuda financiera. Alemania aceptó de inmediato, esperando que el movimiento de Huerta mantuviera a Estados Unidos fuera de la Primera Guerra Mundial.

El 12 de abril de 1915, Huerta, patrocinado por la embajada alemana, se unió a Orozco y a sus partidarios en Texas. Alemania dio a Huerta y al movimiento de Orozco 895 mil dólares, 11 millones de municiones y diez mil rifles, lo cual sería entregado mediante submarinos tan pronto como Huerta estuviera listo.

Para entonces, Orozco ya tenía gente causando disturbios en Chihuahua. Huerta programó la invasión para el 28 de junio de 1915, pero decidió reunirse con Orozco en Newman, Nuevo México, el día anterior para cruzar la frontera juntos en Bosque Bonito. Sin embargo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos se enteró de los planes de Huerta y lo arrestó a él y Orozco en la estación de ferrocarril de Newman, y luego los encarceló en la base militar de Fort Bliss, a las afueras de El Paso.

Huerta y Orozco fueron posteriormente liberados bajo fianzas de $15,000 y $7,500 dólares respectivamente, pero fueron ordenados a permanecer bajo arresto domiciliario en El Paso, debido a la proximidad de la frontera mexicana.

El 3 de julio, Orozco escapó y regresó a México con un grupo de partidarios. El 30 de agosto, el revolucionario regresó a Big Bend, Texas para recoger suministros para su movimiento, pero se encontró con la décimo tercera unidad de caballería estadounidense, quien le dio muerte junto con todos sus seguidores.

Como resultado de la fuga de Orozco el 3 de julio, las autoridades cancelaron la fianza de Huerta y lo arrestaron nuevamente. Después de seis días en la cárcel de El Paso, su fianza se volvió a fijarse en $15,000 dólares, pero se negó a cumplirla y aceptó permanecer prisionero si era trasladado de vuelta a Fort Bliss. Su juicio se fijó para enero de 1916 en la corte federal del distrito en San Antonio.

Se dice que la noticia de la muerte de Orozco decepcionó moralmente a Huerta. Su conocido problema de consumo de alcohol aumentó, y su salud se deterioró. Se le permitió volver a su casa en El Paso el 5 de noviembre, en donde permaneció con su familia durante de un mes. Sin embargo, los rumores de la inminente revuelta volvieron, y el mariscal federal decidió trasladarlo de vuelta a Fort Bliss.

La solicitud de Huerta para que se le permitiera morir en casa se concedió un par de semanas más tarde. A finales de diciembre, el viejo militar desarrolló ictericia (coloración amarillenta de la piel y mucosas), y una operación para extirpar los cálculos biliares el 1 de enero reveló que padecía cirrosis del hígado. Fue sometido a una segunda operación el 3 de enero, pero no se hizo nada para atender la cirrosis.

Huerta murió el 13 de enero de 1916 a los 65 años de edad, y la versión de que su deceso fue por envenenamiento por parte del gobierno de Estados Unidos se sospechó ampliamente. Fue enterrado primeramente en el Cementerio Concordia y posteriormente reenterrado en el Cementerio Evergreen Alameda, en El Paso. Con su muerte, las esperanzas de los exiliados mexicanos de revelarse contra los constitucionalistas terminaron.

La tumba de Victoriano Huerta en un cementerio de la ciudad de El Paso, Texas. Foto: Especial
La tumba de Victoriano Huerta en un cementerio de la ciudad de El Paso, Texas. Foto: Especial

Huerta en la distancia
Aunque Victoriano Huerta fue un militar capaz, era ampliamente despreciado, incluso antes de la revolución, por su inclemente represión contra la población indígena de todo México. Siempre estuvo del lado equivocado de la historia al mostrar su lealtad a la dictadura de Porfirio Díaz y al conspirar para asesinar a Madero.

A través de la historia y en la actualidad, los mexicanos expresan su odio contra Huerta. Mientras que Zapata, Villa, Carranza adquirieron estatus de héroes de la Revolución, Huerta se considera un sociópata violento y adicto al alcohol. Su propia ambición desmedida de poder prolongó de manera trágica la Revolución, y se le acusa de ser el responsable de la muerte de miles de mexicanos durante esa etapa sangrienta de la historia de México.

Victoriano Huerta, general porfiriano y usurpador del poder en México

0
Después de la caída del dictador Porfirio Díaz, unos de sus generales, Victoriano Huerta, usurpa el poder presidencial tras mandar asesinar al presidente democráticamente electo, Francisco I. Madero. Ilustración: Barriozona Magazine © 2016
Después de la caída del dictador Porfirio Díaz, unos de sus generales, Victoriano Huerta, usurpa el poder presidencial tras mandar asesinar al presidente democráticamente electo, Francisco I. Madero. Ilustración: Barriozona Magazine © 2016

Primera de dos partes

José Victoriano Huerta Márquez nació el 23 de marzo de 1854 en el estado de Jalisco, México. Como cadete destacó en el Heroico Colegio Militar, y estando ahí fue elogiado por el presidente Benito Juárez por su ascendencia indígena. Su ascenso en el ejército se debió en parte debido a sus conexiones con el general Bernardo Reyes, la figura militar más influyente en el ejército porfiriano.

Tras la caída del dictador Porfirio Díaz, durante su mandato el presidente Francisco I. Madero consideró que Huerta no era completamente leal, pero necesitaba hacer uso sus habilidades militares. Madero ordenó a Huerta eliminar tres rebeliones importantes: la de Pascual Orozco en el norte del país, la de Emiliano Zapata en el sur, y la de Bernardo Reyes y Félix Díaz en la capital. Huerta derrotó a Orozco, fue incapaz de detener a Zapata y se unió al grupo de Reyes-Díaz después de la muerte de Reyes, quien fue asesinado durante el episodio conocido como la Decena Trágica (Febrero 9-19, 1913).

El 19 de febrero, los generales Huerta y Díaz (sobrino de Porfirio Díaz) se reunieron con el embajador estadounidense Henry Lane Wilson en la Embajada de Estados Unidos en México para diseñar el Pacto de la Embajada. Ambos lados coincidieron en reconocer a Huerta como presidente interino, pero acordaron que Díaz se postularía a la presidencia con el apoyo de Huerta en 1914. Huerta se convirtió así en presidente y todos los gobernadores, excepto Venustiano Carranza, de Coahuila, lo reconocieron como tal.

Para el 21 de febrero la Corte Suprema, e incluso Carranza, habían aceptado al nuevo presidente de México. Sin embargo, más tarde ese mismo día, el presidente Madero y el vicepresidente José María Pino Suárez fueron arteramente asesinados por órdenes de Huerta.

Huerta usurpa el poder
La noticia de los asesinatos inflamó los ánimos de la nación. Muchos revolucionarios, incluyendo a Pancho Villa, Zapata, Carranza y sonorenses como Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles se rebelaron contra Huerta, a quien apodaron “El Usurpador”. Debido a los asesinatos de Madero y Pino Suarez, y a la transparencia del encubrimiento, el mundo político y revolucionario comenzó a cuestionar la legitimidad de Huerta como presidente interino.

En este grabado de Alfredo Zalce, Victoriano Huerta usurpa el poder presidencial tras ordenar los asesinatos de Madero y Pino Suárez.
En este grabado de Alfredo Zalce, Victoriano Huerta usurpa el poder presidencial tras ordenar los asesinatos de Madero y Pino Suárez.

El 22 de febrero de 1913, la misma noche en que Madero y Pino Suárez fueron asesinados, el régimen de Huerta detuvo al gobernador de Chihuahua Abraham González. González había sido un partidario y asesor político del presidente Madero y mentor político de Pancho Villa, después de haberlo reclutado en el movimiento para derrocar a Porfirio Díaz.

El cónsul estadounidense en Chihuahua se puso en contacto con el jefe estatal de la zona militar, Antonio Rábago, quien negó que la vida de González estuviera en peligro y prometió transportarlo a la frontera de Estados Unidos. González pasó casi dos semanas en custodia federal y el 6 de marzo de 1913 fue subido a un tren militar rumbo al sur. Después de recorrer una distancia de 65 kilómetros el tren se detuvo y González se bajó con su escolta militar. Las tropas federales dispararon contra González, matándolo, y luego lo enterraron junto a las vías del ferrocarril.

Un año después, una vez que Villa lograra recuperar los restos de González, el pueblo de Chihuahua realizó un funeral para el gobernador asesinado. González se convirtió en un símbolo de la violencia del régimen Huerta. Años después del arresto de Huerta en Nuevo México, Estados Unidos por cargos de conspiración en junio de 1915, el gobernador de Chihuahua solicitó que el ex dictador fuera extraditado para que pudiera ser juzgado por el asesinato de González.

Huerta se prepara para competir por la presidencia
Huerta anunció que celebraría elecciones presidenciales abiertas en una fecha futura pero sin especificarla. El pueblo mexicano asumió que las elecciones se celebrarían dentro un breve periodo, ya que a principios de marzo de 1913, Félix Díaz había proclamado su candidatura junto con la de Francisco de la Barra como compañero de fórmula para la vicepresidencia. La plataforma política de Díaz estaba bien redactada, pero era imprecisa. Entre sus promesas de campaña, el sobrino del ex dictador prometía reformas en materia agraria, social y electoral, manejar con honestidad y transparencia el gobierno y una mayor libertad para los estados. Sin embargo, Díaz no ofreció propuestas concretas.

Un cartón político de 1913 hace mofa de Victoriano Huerta, en donde se muestra apoyado sobre un podio mientras los soldados sostienen armas apuntando a las cabezas de los congresistas mexicanos. Huerta se aseguró que los miembros del ejército mexicano votaran por él. Caricatura: Thomas E. Powers, 1913. Colección Swann de caricatura y dibujo. Biblioteca del Congreso, Washington, D.C. EE.UU.
Un cartón político de 1913 hace mofa de Victoriano Huerta, en donde se muestra apoyado sobre un podio mientras los soldados sostienen armas apuntando a las cabezas de los congresistas mexicanos. Huerta se aseguró que los miembros del ejército mexicano votaran por él. Caricatura: Thomas E. Powers, 1913. Colección Swann de caricatura y dibujo. Biblioteca del Congreso, Washington, D.C. EE.UU.

En abril de 1913, Huerta anunció que las elecciones presidenciales se efectuarían en dos meses, pero el Congreso pospuso por primera vez las elecciones indefinidamente y luego se fijaron para el 26 de octubre. Díaz comenzó a hacer campaña, pero Huerta lo sacó de la contienda nombrándolo como embajador en Japón. Muchos decidieron apoyar a un candidato alternativo, formando la Junta Unificadora Nacional. Sin embargo, antes de que el partido pudiera elegir a un candidato, Huerta la suprimió.

Muchos aspirantes a ocupar la silla presidencial declararon su candidatura, entre ellos Manuel Calero por el Partido Liberal Independiente; David de la Fuente por el Gran Partido Liberal Republicano; Federico Gamboa por el Partido Católico y Francisco Vásquez Gómez por el Partido Anti-reeleccionista, el cual se formó al inicio de la Revolución Mexicana.

Huerta permitió que Félix Díaz regresara a México pensando que una victoria electoral creíble contra Díaz reforzaría su posición.

Huerta ordenó al Ejército Mexicano que votara por él, mientras que a la población civil le aseguraba que no tenía planes de postularse a la presidencia. Varios de los contendientes se retiraron, afirmando que la elección sería fraudulenta sin importar el número de candidatos.

El 26 de octubre, día de las elecciones, las urnas estaban desiertas y el público se mostraba apático. Huerta ganó la gran mayoría de los votos porque sus seguidores, los militares, fueron los únicos que votaron. Ahora, él era el presidente legítimo de México. El Congreso Electoral Especial lo confirmó; Huerta había ganado la presidencia de México por unanimidad. Continúa en la segunda parte 

Mantente Conectado

662FansMe gusta
181SeguidoresSeguir
896SuscriptoresSuscribirte